compromiso social

TeInteresa
  • Con motivo del Día Internacional de la Mujer —8 de marzo— reunimos a mujeres y hombres —empleadas y empleados del grupo Iberdrola, profesionales y grandes deportistas— para que nos cuenten cuál es el papel de la mujer en la sociedad hoy y qué referentes femeninos han marcado su vida.

    Iberdrola identifica la diversidad e inclusión como una prioridad estratégica para el crecimiento sostenible. Por eso, cuenta con una Política de igualdad, diversidad e inclusión que pone el foco en garantizar una plantilla diversa y una cultura corporativa inclusiva, trabaja para atender las diferentes necesidades de sus clientes y evalúa el desempeño de sus proveedores en materia de diversidad e inclusión. Asimismo, la compañía impulsa el deporte femenino como vía para promover la igualdad efectiva y desarrolla proyectos sociales dirigidos a la integración de colectivos vulnerables.

  • La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) es una prioridad para las empresas realmente comprometidas con las comunidades donde operan. En plena crisis climática, agravada por la pandemia de COVID-19, su contribución será fundamental para lograr una recuperación verde que impulse un crecimiento económico sostenible, acelerando la transición hacia sociedades descarbonizadas. En ese sentido, los criterios ESG, que cubren consideraciones relacionadas con el medio ambiente, la sociedad y el gobierno corporativo, son claves a la hora de realizar inversiones más responsables con el planeta.

    La pandemia y el confinamiento nos han recordado la importancia de mantener una rutina de ejercicios adecuada, incluso desde nuestro propio salón. Y parece que lo que empezó como una necesidad puede convertirse en tendencia ante el recelo a acudir a gimnasios, polideportivos o piscinas en pro de la salud. Además, gracias a la multitud de apps y plataformas digitales dedicadas al deporte, es más sencillo que nunca.

  • La pandemia de COVID-19 no solo ha modificado nuestro día a día en este annus horribilis que ha sido 2020, sino que también nos ha dejado sin el acontecimiento deportivo por antonomasia: los Juegos Olímpicos. En 2021, con un año de retraso, Tokio acogerá la cita y contará con nuevos deportes olímpicos, entre ellos el surf, la escalada deportiva, el skateboarding, el béisbol o el kárate.

    La bioética, que promueve una serie de principios para la correcta interacción del ser humano con la vida —tanto con sus semejantes como con otros seres vivos—, ha de vincularse, ahora más que nunca, a la protección del medio ambiente. Porque solo la cohesión de los valores morales y éticos de los ciudadanos con el respeto y el cuidado del entorno garantizarán la mitigación del cambio climático y la supervivencia de las futuras generaciones.