ESGRIMA FEMENINA

Iberdrola se lanza a la pista para patrocinar la Federación Española de Esgrima

La esgrima es una de las disciplinas deportivas más antiguas del mundo. Estuvo presente en los primeros Juegos Olímpicos modernos (1896). Desde entonces, ha sido modalidad olímpica con sus variantes de florete, espada y sable. Hoy en día, cerca de 2.000 espadistas femeninas españolas se van a beneficiar del acuerdo entre la compañía y la federación para impulsar la práctica de este deporte.

Burgos acogió a las mejores espadistas junior en la XXI edición de la Copa del Mundo Ciudad de Burgos, celebrada a finales de 2018, y que batió todos los récords de participación: 203 tiradoras representaron a 31 países. Coincidiendo con la competición, Iberdrola y la Real Federación Española de Esgrima presentaron su acuerdo de colaboración, que tiene como objetivo el fomento y desarrollo del esgrima como instrumento de reconocimiento del importante papel de la mujer en el deporte, en particular, y en la sociedad, en general.

ESGRIMA FEMENINA, LA NUEVA APUESTA DE IBERDROLA

La apuesta de Iberdrola por el deporte practicado por mujeres se enmarca dentro de su compromiso con la igualdad de oportunidades y la promoción y empoderamiento de las mujeres, principios contemplados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, que la compañía ha integrado en su estrategia empresarial.

Iberdrola es el principal impulsor del deporte femenino en España y fue el primero en hacerlo de forma global. A día de hoy, apoya a 16 federaciones (gimnasia, triatlón, rugby, piragüismo, bádminton, fútbol, balonmano, voleibol, hockey, tenis de mesa, atletismo, kárate, boxeo, surf, deportes de hielo y esgrima) y respalda a más de 20.000 deportistas.