DISEÑO DE MERCADO ENERGÉTICO

Por una transformación del mercado energético actual

El nuevo diseño de mercado debe posibilitar la descarbonización global de la economía y generar un clima adecuado tanto para la inversión en energías renovables como en centrales con capacidad firme y flexible de bajas emisiones, necesarias para garantizar la seguridad de suministro.

 IBERDROLA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

  • El mercado de energía actual fue diseñado hace 20 años para abrir los mercados a la competencia, para reducir costes y, por tanto, mejorar la accesibilidad en términos económicos a los consumidores. El mercado único era una buena idea ya que optimiza la distribución, incentiva la mejora de eficiencia y crea un marco de igualdad de condiciones para los nuevos operadores.
  • La descarbonización de la economía es actualmente el nuevo reto. En el año 2050 el sistema será totalmente distinto, con una gran penetración de renovables y una muy baja utilización de las centrales térmicas, una tendencia que ya empieza a observarse. La clave para este futuro bajo en emisiones es la inversión, pero el diseño de mercado actual no es capaz de dar señales a largo plazo para que se produzca dicha inversión.
  • El grupo Iberdrola apoya una reforma del diseño de mercado en la cual:
    • El mercado actual se mejore mediante la rápida implementación del proceso continuo de integración del mercado europeo y se eliminen las distorsiones regulatorias, tales como los límites de precios o las barreras de salida.
    • Se introduzcan mecanismos de estabilización de ingresos para las energías renovables (cobertura a largo plazo antes de la inversión de capital).
    • Se introduzcan los mecanismos de capacidad para garantizar el nivel necesario de seguridad de suministro (el mercado de energía y el mercado de capacidad pueden y deben coexistir).

 SABER MÁS: Diseño de mercado energético [PDF]