DAVOS 2019: REFLEXIONES Y EXPECTATIVAS

Ignacio Galán: "Las empresas están dispuestas a ayudar a los gobiernos a alcanzar un futuro mejor más rápido"

Iberdrola es miembro desde hace años del Foro Económico Mundial, e Ignacio Galán, su presidente, es una de las voces principales a la hora de fomentar, cada año, el plan de actuación sobre energía y cambio climático en la Reunión Anual de Davos.

Christine Lagarde, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) habla con Ignacio Galán, el presidente de Iberdrola, durante la apertura del World Economic Forum (WEF) en Davos, Suiza, el pasado 22 de enero de 2019.Christine Lagarde, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) habla con Ignacio Galán, el presidente de Iberdrola, durante la apertura del World Economic Forum (WEF) en Davos, Suiza, el pasado 22 de enero de 2019.

Galán es, además, miembro de la Alianza de Primeros Ejecutivos por el Clima del Foro, un innovador grupo que incluye a los máximos responsables de 50 empresas globales de referencia que superan los 1,5 billones de dólares en ingresos totales. La Alianza se estableció en 2015 para apremiar a los líderes mundiales a alcanzar un acuerdo climático ambicioso previo a la conferencia COP21 de París. Este año está prevista la celebración de una reunión del grupo en Davos, y Galán encabezará debates sobre cómo puede el grupo, de forma colectiva, alentar un grado mayor de ambición entre las empresas y los gobiernos.

Según declaraciones de Galán previas a su visita a la Reunión Anual de esta semana, "necesitamos, a nivel mundial, gobiernos que sigan llevando a cabo políticas que promuevan las muy cuantiosas inversiones necesarias para llegar a una economía descarbonizada. Las empresas están dispuestas a ayudar a los gobiernos a llegar antes a un mundo mejor. El fomento de la educación relacionada con el cambio climático representa también un reto principal para los líderes de Davos".

Ignacio Galán, presidente del grupo Iberdrola

La acción climática ha formado parte de la estrategia y de las decisiones comerciales de Iberdrola durante los últimos 20 años. Desde 2001 hemos invertido 100 000 millones de dólares en energía renovable, redes inteligentes y almacenamiento eficiente de agua por bombeo para reducir nuestras emisiones

¿CÓMO HA LUCHADO IBERDROLA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO?

La energía verde lleva formando parte de nuestra esencia durante más de 100 años, al ser la energía hidráulica un pilar para nuestro negocio desde el principio. Hace aproximadamente veinte años, tras del Protocolo de Kioto, Iberdrola pudo ver con claridad que el cambio climático era un auténtico desafío para la humanidad: un desafío que requería de actuación urgente. Al ser fundamental el sector eléctrico a la hora de aportar soluciones para combatir este problema global, Iberdrola ha venido trabajando duro para hacer posible la transición energética hacia un futuro sostenible. Hemos realizado inversiones cuantiosas en energía eólica, hasta tal punto que somos, en la actualidad, la compañía líder del mundo en energía eólica. Una inversión de 95 000 millones de euros significa que dos tercios del total de megavatios que manejamos están, actualmente, libres de emisiones, y nuestras emisiones son un 38 % inferiores a la media europea en el sector energético.

REFERENTE MUNDIAL EN ENERGÍA EÓLICA: LAS PIEZAS DEL PUZZLE

Nuestro parque eólico más antiguo: Carland Cross, Cornualles, UK

En realidad, este parque es antiguo y, a la vez, nuevo. Originalmente lo construyó ScottishPower en 1992, convirtiéndose en uno de los primeros parques eólicos comerciales en operar en Reino Unido. En principio contó con una capacidad de 6 megavatios (MW) procedentes de 15 turbinas; sin embargo, en 2013 llegó a ser, además, el primer parque eólico de Iberdrola en experimentar una "repotenciación": se eliminaron las turbinas originales y se instalaron 10 nuevas. Una vez reequipado el parque, su capacidad se incrementó hasta los 20 MW. Este fue el primero miembro de una "familia" de parques de 6 MW, al que, desde entonces, se han unido cientos de "hermanos pequeños" en todo el mundo. Actualmente contamos con más de 15 600 MW de energía eólica terrestre.

Nuestro parque eólico más arriesgado: Wikinger, mar Báltico, Alemania

Construir un parque eólico de referencia de 350 MW es una tarea enorme en cualquier circunstancia, pero el reto se multiplica por 10 cuando ese parque se encuentra a 45 kilómetros de la costa alemana, en el Báltico, en una zona en la que las aguas alcanzan más de 40 metros de profundidad. El parque eólico de Wikinger, compuesto por 70 gigantescas turbinas de 5 MW, es el mayor proyecto eólico marino de Iberdrola. Su inauguración oficial se produjo en 2018, y muchos otros parques eólicos marinos siguen de cerca sus pasos. El siguiente en la lista es East Anglia ONE, en Reino Unido, un inmenso proyecto de 714 MW. Hay más proyectos en fase de desarrollo en Reino Unido, Estados Unidos, Alemania y Francia, y no falta mucho para que nuestra «familia» marina adquiera un tamaño que haga sombra al de nuestros parques terrestres.