conocenos

TeInteresa
  • Un PPA (Power Purchase Agreement) es un acuerdo o contrato de compraventa de energía a largo plazo entre un desarrollador renovable y un consumidor. El grupo Iberdrola cuenta con una dilatada experiencia en este sector y gestiona dichos contratos en países como Estados Unidos, Reino Unido, España, México y Australia, habiendo suscrito ya acuerdos con Amazon, Apple, Facebook y Nike, entre otras compañías.

    Participar en la Junta General de Accionistas de Iberdrola no puede ser más sencillo. Te detallamos todo el proceso para votar a distancia o delegar la representación antes del evento, que se celebrará el próximo 18 de junio a las 11:00 a. m., en segunda convocatoria y de forma exclusivamente telemática.

  • Iberdrola desarrolla sus actividades con el objetivo de crear valor sostenible para todos sus Grupos de interés: es lo que denominamos nuestro dividendo social. Por eso, incorporamos en nuestra estrategia los tres ejes utilizados internacionalmente para medir el impacto y la sostenibilidad de las inversiones: los factores medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés), como contribución sustancial al desarrollo sostenible.

    Iberdrola ha presentado al programa Next Generation EU 175 proyectos que movilizarán inversiones de 30.000 millones de euros en España e involucrarán a 350 pequeñas y medianas empresas, instituciones, socios tecnológicos, start-ups y toda la cadena de valor. Estas actuaciones —relacionadas con hidrógeno verde, energías renovables innovadoras, movilidad sostenible, almacenamiento energético, redes eléctricas inteligentes, electrificación del calor y reciclaje de componentes de tecnologías limpias— contribuirán a la transformación industrial del país, poniendo el foco en la sostenibilidad, la energía verde y asequible y el empleo.

  • Los equipos legales internos de Iberdrola han logrado avanzar en la digitalización de sus procesos y obtener eficiencias operativas y económicas durante el primer año de funcionamiento del Proyecto Darwin. Esta iniciativa, puesta en marcha en 2019, les ha permitido investigar nuevas soluciones tecnológicas, reevaluar sus procesos y, en definitiva, evolucionar para brindar un soporte más eficiente y de mayor calidad a todos los negocios el grupo.

    Iberdrola ha adaptado su sistema normativo a los tres ejes principales que la comunidad inversora internacional utiliza para medir el impacto y la sostenibilidad de sus inversiones: los aspectos medioambientales, sociales y de gobernanza —ESG, por sus siglas en inglés—. De esta manera, la compañía consolida su posicionamiento a la vanguardia de las mejores prácticas internacionales en la materia, en un contexto en el que el impacto de la COVID-19 ha subrayado la necesidad de avanzar hacia modelos más sostenibles, resilientes, inclusivos y competitivos como vía para la recuperación tras la pandemia.