PROYECTOS DE RESTAURACIÓN

Proyectos de restauración

Iberdrola, a través de su fundación en España, brinda un apoyo continuo a proyectos de recuperación y conservación del patrimonio histórico-artístico, en colaboración con entidades e instituciones de prestigio. Entre los proyectos emprendidos destaca el Plan de Intervención Románico Atlántico, cuyo alcance supera la mera dimensión de restauración artística y se convierte en motor de dinamización social. También colaboramos con los talleres de restauración de museos tan emblemáticos como El Prado y el Bellas Artes de Bilbao, para la recuperación de auténticas obras maestras.

RETABLO DE SAN ANTONIO DE PADUA (CECLAVÍN, CÁCERES)

Iberdrola ha suscrito un acuerdo valorado en 44.700 euros para la restauración completa del Retablo de San Antonio de Padua, en la iglesia parroquial de Ceclavín (Cáceres). El proyecto mejorará la conservación y puesta en valor del Retablo de San Antonio de Padua, que actualmente se encuentra desmontado y recogido en las dependencias parroquiales, para situarlo nuevamente en la nave central. Los trabajos de restauración comprenderán también el tratamiento de las imágenes de la Santísima Trinidad, San Juan Bautista y la Virgen de los Remedios.

Este proyecto de restauración muestra el compromiso de Iberdrola con Extremadura.#RRSSEste proyecto de restauración muestra el compromiso de Iberdrola con Extremadura.

PLAN ROMÁNICO ATLÁNTICO

Iberdrola —a través de su fundación en España— prolongaba el Plan Románico Atlántico en febrero de 2020 para los próximos cuatro años (2020-2023). Se trata de un proyecto de cooperación transfronteriza promovido por la Junta de Castilla y León y Fundación Iberdrola para la conservación del patrimonio cultural. Desde su puesta en marcha en 2010, el Plan ha intervenido en una veintena de templos románicos de las provincias españolas de Zamora y Salamanca y de las regiones portuguesas de Porto, Vila-Real y Bragança.

Entre sus actuaciones, se encuentra la que se está realizando en la iglesia de San Martín de Tours de Salamanca para frenar los problemas estructurales que padece desde su origen y que se han ido agravando con el paso del tiempo. El templo, levantado en el siglo XII sobre una construcción anterior, cuenta con la declaración de Monumento Histórico-Artístico y es, junto con la Catedral Vieja, el edificio románico más significativo de la capital. Para su intervención, que ha supuesto una inversión de 356.000 euros, se ha apostado por monitorizar el espacio para disponer de datos reales sobre su estado. Los primeros sensores se colocaron en 2015 y desde entonces no se ha dejado de observar el comportamiento del inmueble. Con la ampliación del Plan Románico Atlántico, se decidió continuar con las actuaciones de mejora del edificio.

En septiembre de 2020 se concluyó la intervención en la cubierta, cuyo peso se ha redistribuido, modificando sus puntos de apoyo, para garantizar la seguridad y estabilidad del edificio. También se ha instalado un doble sistema de ventilación que permite regular su temperatura y minimizar los problemas de humedad que sufría el edificio. Para llevar a cabo esta actuación, que ha tenido una duración de ocho meses, se ha realizado una inversión que ronda los 400.000 euros.

Anteriormente se acometieron actuaciones urgentes para paliar los problemas de desprendimientos y pérdidas de estructura, se recuperó el acceso por la puerta norte del templo y se acondicionó un punto informativo y de recepción.

Además, se ha presentado un proyecto adicional para la restauración e iluminación del interior del templo, que se llevará a cabo en la siguiente fase.

El monasterio de san Martín de Castañeda está incluido en el sistema de monitorización del patrimonio (MHS), desarrollado por la Fundación Santa María la Real. Los datos aportados por los sensores que hay distribuidos por todo el edificio han permitido controlar y conocer su estado para poder planificar con mayor acierto las distintas intervenciones desarrolladas hasta el momento.

PUNTO DE INFORMACIÓN

En junio de 2019 se inauguró un punto de información del plan junto al monasterio de Santa María la Real en la localidad zamorana de San Martín de Castañeda. El espacio sirve como centro de recepción de visitantes y explica la historia del edificio y las diferentes actuaciones desarrolladas dentro de esta iniciativa, poniendo de relieve la importancia de las nuevas tecnologías en la conservación del patrimonio.

El Plan ha permitido la transformación de la sacristía de la iglesia en una capilla adaptada a las necesidades y al uso de los fieles; el acondicionamiento de un punto de información al visitante o, más recientemente, la renovación de las cubiertas del templo. También se ha instalado un sistema de monitorización constante del edificio para controlar y mejorar su conservación preventiva, garantizando además la eficiencia energética.

El Plan Románico Atlántico también ofrece actividades culturales para promover el conocimiento, la dinamización y la difusión del patrimonio de las zonas en las que se interviene. Así, en agosto de 2019 tuvo lugar, por sexto año consecutivo, un concierto en esta misma iglesia. El recital, titulado Origen Fusión, estuvo a cargo de Vandalia Trío, con una fusión de música clásica y estilos como jazz, latin, funk o flamenco.

LA PUERTA DEL REINO

Dentro del Plan Románico Atlántico se ha trabajado también en el proyecto cultural "Catedral de Ciudad Rodrigo. La puerta del reino", con el objetivo de divulgar el plan y dar a conocer las acciones llevadas a cabo en la seo de Nuestra Señora de Santa María. Jornadas formativas, visitas o actividades culturales fueron algunas de las propuestas del proyecto, que se concretaron en la creación de un punto informativo y de recepción del visitante en la puerta del Perdón de la catedral mirobrigense.

Dentro de las acciones del proyecto cabe destacar también el concierto de Navidad que se realizó el 22 de diciembre de 2017 en la propia catedral. La función estuvo a cargo del grupo Scherzo Música de Cámara y la entrada fue libre y gratuita.

TAMBIÉN EN PORTUGAL

Con el fin de restaurar y poner en valor el patrimonio cultural del norte de Portugal, la compañía inició en noviembre de 2017 la segunda fase del Plan Románico Atlántico en Boticas y Guimarães, con la restauración de las iglesias románicas de Covas del Barroso y Serzedelo.

El Plan Románico Atlántico también ha financiado otros proyectos de restauración como los de la iglesia de San Pedro de la Nave, en la localidad zamorana de El Campillo o la iglesia de Sejas, en Sanabria (Zamora).

PROTECTOR DEL TALLER DE RESTAURACIÓN DEL PRADO

Iberdrola también colabora con el Museo Nacional de El Prado desde 2010, año en que se convirtió en Protector del Taller de Restauración de la pinacoteca. Desde entonces, ha ido ampliando su colaboración con nuevas implicaciones, como el proyecto Lighting the Prado o la concesión de becas anuales de investigación en restauración, sin olvidar nuestro respaldo al programa de conservación y restauración del museo.

PROGRAMA IBERDROLA MUSEO 2017

Por otro lado, Iberdrola presentó los resultados del Programa Iberdrola Museo 2017, una iniciativa basada en las siguientes tres líneas de actuación de los departamentos de Conservación y Restauración, Educación y Acción Cultural del Museo de Bellas Artes de Bilbao:

En primer lugar, se financió el tratamiento anual de una serie de obras de arte de la colección permanente del centro. Por otro lado, se otorgó una beca Iberdrola-Museo para fomentar la formación e investigación en este campo y, por último, se ofrecieron diversas actividades didácticas para dar a conocer la colección a un público con necesidades especiales por discapacidad visual o cognitiva.

A lo largo de 2017 se intervinieron gracias a este programa un total de 37 obras, todas tratadas por el Departamento de Conservación y Restauración del Museo de Bellas Artes bilbaíno. Cabe destacar también que, además del tratamiento material de las piezas, se contribuyó a su estudio histórico y artístico.