CÓMO RECICLAR Y CÓMO GENERAR MENOS RESIDUOS

Un mercado de trueque que lucha contra el plástico

#sostenibilidad medioambiental #acción social #sociedad

La Ciudad de México genera más de 13.000 toneladas de residuos sólidos cada día, con el problema añadido de que, de ellas, se recicla tan solo el 1,28%. Esa fue una de las razones por las que la Secretaría de Medio Ambiente del Estado de México (SEDEMA) puso en marcha en 2012 una iniciativa llamada Mercado del Trueque, que permite a los ciudadanos intercambiar residuos como plástico, PET, latas de aluminio, papel, cartón, vidrio o desechos electrónicos por alimentos frescos cultivados localmente.

El segundo domingo de cada mes, en puntos que van rotando en la Ciudad de México, desde primera hora de la mañana y hasta las 14 horas o se agoten los productos frescos. El funcionamiento del Mercado de Trueque es engañosamente simple: los asistentes llevan consigo residuos reciclables, que son identificados y pesados, para cambiar a su vez por puntos verdes. Estos puntos después se canjean por alimentos de productores locales como hortalizas, moles y adobos o dulces cristalizados y amarantos.

Sin embargo, el Mercado de Trueque es mucho más que un mero intercambio. Por un lado, tiene un marcado carácter educativo, y cada edición incluye actividades que buscan concienciar a los asistentes y muestran diferentes iniciativas de protección medioambiental. Y explican, también, cómo la basura puede tener una segunda vida. Los residuos obtenidos —como plásticos, cartón, latas, envases...— pasan por un proceso de reciclado y se reutilizan, de manera que se reduce el uso de materias primas y se evita así la contaminación que implicaría su extracción y posterior proceso de fabricación de nuevos productos.

Por otro, el Mercado de Trueque contribuye al mantenimiento de comunidades agrícolas de la Ciudad de México, como las alcaldías de Xochimilco, Milpa Alta, Tláhuac, Magdalena Contreras y Tlalpan, entre otras. Consumir productos locales evita traslados de mercancías, lo que reduce tanto el uso de combustibles fósiles como la utilización de sistemas de refrigeración que son nocivos para el medio ambiente. Además, la iniciativa fomenta el comercio justo basado en técnicas tradicionales, y ayuda a mantener productivas las chinampas, técnica que, desde el siglo XVI, usa balsas cubiertas con tierra vegetal para cultivar vegetales y flores, y gana así terreno a las lagunas en la zona de México-Tenochtitlán.

"En un comienzo, el principal reto fue la falta de una cultura adecuada en el tema de la separación de los residuos sólidos", explica Al Yibb Marthin Vázquez Castro, coordinador de Logística del Mercado de Trueque. "Las personas que asisten han mejorado su cultura y costumbres en relación con este tema y lo más importante es que compartieron toda la información adquirida. Hoy, el principal reto es atacar el problema y crear una cultura de consumo responsable".

Funcionamiento del Mercado de Trueque.#RRSSFuncionamiento del Mercado de Trueque.

 VER INFOGRAFÍA: Funcionamiento del Mercado de Trueque [PDF]

Lucha contra el plástico. ¡Atrapa a Lord Plastik! Únete.

MERCADO DEL TRUEQUE, UN PROGRAMA CONSOLIDADO

El Mercado de Trueque inició su andadura en 2012, y ya en su primera edición fue un éxito con más de 20.000 asistentes y 173.456 toneladas de residuos reciclados. Desde entonces, no ha hecho más que crecer, tanto en sedes como en actividades asociadas y en alcance. La Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México publica datos concretos de cada edición, tanto de los beneficios logrados en términos fácilmente comprensibles para el ciudadano, como de las cantidades exactas de cada residuo —plástico, polietileno de alta densidad (HDPE), tereftalato de polietileno (PET) y otros—, siguiendo así con ese carácter educativo que marca la iniciativa.

Mercado de Trueque, datos al cierre de 2018.#RRSSMercado de Trueque, datos al cierre de 2018.

"En cada edición se tiene una participación promedio de 4.000 personas y un acopio de 12 toneladas de residuos sólidos que se envían a reciclaje y no terminan en basureros municipales o clandestinos, o, peor aún, en las calles", explica el coordinador de Logística del programa. Sin embargo, para Marthin Vázquez Castro, la meta del Mercado de Trueque va mucho más allá: "Que cada vez más participantes nos visiten, pero que la cantidad de residuos que llevan cada participante sea menor, que cada persona genere cada vez menos residuos. Este cambio en conjunto nos daría como resultado una casa más limpia, una colonia más limpia, una ciudad más limpia, un estado más limpio, un México más limpio".

"Educadores de los Centros de Cultura Ambiental de Acuexcomatl, Ecoguardas y Yautlica son el pilar operativo del Mercado, contando con el apoyo de voluntarios y miembros de cada una de las sedes visitadas, además de contar también con el apoyo de personal de otras áreas dentro de la misma Secretaría de Medio Ambiente de la Ciudad de México. Todo esto nos lleva a un total aproximado de 170 personas necesarias para operar el Mercado de Trueque en cada edición", explica el coordinador de logística de este mercado del trueque sostenible. Las próximas fechas: el 13 de octubre en el Monumento a la Revolución, el 10 de noviembre en el Bosque Tlalpan, y el 8 de diciembre en el Bosque de San Juan de Aragón.

El éxito del Mercado de Trueque prosigue en la Ciudad de México el segundo domingo de cada mes, y se ha convertido en un modelo a seguir para otras regiones del país. Desde principios de 2019 en Xalapa, en el estado de Veracruz, desarrollan Trueque Verde, que, además de permitir a los ciudadanos intercambiar sus plásticos, latas y otros por alimentos y semillas locales, también incluye una de las materias primas sostenibles propias de la zona, el tepezil (piedra pómez), y abono orgánico.

El reto, en el caso de la Ciudad de México, es complejo por la configuración de la capital mexicana, pero los primeros pasos están dados. La naturaleza educativa y participativa del Mercado de Trueque y la apuesta de las autoridades por iniciativas sostenibles son las armas en primera línea de la lucha del reciclaje en una urbe que no deja de crecer, pero los resultados son alentadores y sirven de espejo a otras áreas del país. "Debido al éxito que tiene el Mercado del Trueque, ahora nuestro principal objetivo es el consumo responsable, siguiendo la línea de prescindir de los plásticos de un solo uso: ya no solo es necesario reciclar, sino dejar de generar residuos sólidos", afirma el responsable de logística de la iniciativa. El trueque es, en México, paladín del medio ambiente.