medio ambiente

TeInteresa
  • El mundo necesita invertir 90 billones de dólares en infraestructuras sostenibles de aquí a 2030, según estimaciones de The New Climate Economy. Estas inversiones son imprescindibles tanto para renovar los viejos equipamientos de los países desarrollados y alinearlos a la lucha contra el cambio climático, como para apuntalar un crecimiento económico verde en los mercados emergentes y los países en vías de desarrollo.

    La descarbonización del planeta es uno de los objetivos que se han marcado países de todo el mundo de cara a 2050. Para lograrlo, la descarbonización de un elemento como el hidrógeno —responsable en la actualidad de más del 2 % de las emisiones totales de CO2 en el mundo—, que da lugar al hidrógeno verde, se revela como una de las claves. A continuación, descubre cómo se obtiene y cuál será su impacto en las próximas décadas.

  • La pandemia de COVID-19 ha dejado millones de contagios y cientos de miles de fallecidos, además de mantener confinada a la mayoría de la población mundial, pero también ha reducido considerablemente las emisiones diarias de CO2 —un 17 %, según un informe publicado por la revista Nature Climate Change—. La duda que surge ahora es si una vez superada la crisis se mantendrán los compromisos en la lucha contra el cambio climático, y todo parece indicar que sí.

    En un momento en el que el mundo se enfrenta a una crisis sanitaria sin precedentes, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) advierte de la importancia de poner en valor el papel protector de la biodiversidad ante el riesgo de enfermedades infecciosas, como la COVID-19, y de no olvidarnos de la crisis climática que se está produciendo en el planeta.

  • Las especies exóticas invasoras son especies introducidas de forma natural, accidental o intencionada en un medio que no es el suyo y que, después de cierto tiempo, consiguen adaptarse al él y colonizarlo. Estas especies son la segunda causa de pérdida de biodiversidad en el mundo, según el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). A continuación, repasamos algunas de las más dañinas.

    re.turn, en la brasileña ciudad de Porto Alegre, destaca por su marcado carácter social: el proyecto busca inspirar a las personas, ayudar a los colectivos más vulnerables y, especialmente, cuidar el mar. Sus fundadores —surfistas— buscan devolver a los océanos todo lo que estos les han dado, y desarrollan iniciativas sostenibles con materiales reciclados.