ENERGY BUSINESS MODEL CHALLENGE

Energy Business Model Challenge: cómo diseñar un modelo de negocio para las empresas energéticas del futuro

Más de 100 estudiantes participaron en la tercera edición del Energy Business Model Challenge, que tuvo lugar los días 8 y 9 de febrero en Monterrey (México). Patrocinado por el grupo Iberdrola y organizado por la Incubadora de Empresas del Tecnológico de Monterrey, este evento pretende impulsar y desarrollar modelos de negocio innovadores para los retos del sector energético.

El Energy Business Model Challenge es un programa que pretende implicar a los alumnos del Tecnológico de Monterrey en el desarrollo de modelos de negocio para la energía del futuro. El evento permite a los estudiantes entrar en contacto con empresas del sector y recibir formación y asesoría de tutores especializados en la materia. Además, les facilita las herramientas y recursos necesarios para que pongan en marcha sus start-ups.

En esta tercera edición, celebrada los días 8 y 9 de febrero en las nuevas instalaciones de la Incubadora de Empresas del Tecnológico del campus de Monterrey (México), más de 100 estudiantes y 70 mentores participaron en unos 30 proyectos y cinco talleres destinados a desarrollar las capacidades emprendedoras de los jóvenes.

IDEAS INNOVADORAS PARA LOS RETOS DEL SECTOR ENERGÉTICO

El objetivo era que los estudiantes se situaran en el papel de emprendedores y presentaran proyectos innovadores que dieran solución a los retos del sector. Para ello, se les planteó el reto de desarrollar en 32 horas un modelo de negocio viable para la energía del futuro, que presentaron después ante un panel de expertos de Iberdrola y del Tecnológico de Monterrey.

Este año, la idea ganadora fue la del equipo COA, que proponía generar biocombustible con residuos del mezcal y el tequila mediante la utilización de microalgas en las propias plantas de destilado. Como premio, los alumnos recibirán unos 4.600 euros (100.000 pesos mexicanos) en servicios de la Incubadora de Empresas y viajarán a Boston (Massachusetts, EE. UU.) con expertos de Iberdrola.

El segundo puesto fue para el equipo que desarrolló una empresa de biocombustible elaborado con basura orgánica y, el tercero, para el que presentó una app de transporte híbrido más eficiente.

Casi 400 jóvenes han participado ya en esta iniciativa a lo largo de sus tres ediciones. En la primera, el proyecto ganador fue EcoGen, sobre eficiencia energética y reducción de emisiones en granjas avícolas. En la segunda, por su parte, la propuesta seleccionada fue Fruture, una iniciativa que pretendía desarrollar granjas agrícolas urbanas de cultivo sostenible basadas en un modelo de negocio de economía colaborativa, a través de una red digital global formada por los usuarios, los agricultores y los consumidores, permitiendo así eliminar intermediarios, abaratar costes y fomentar la producción sostenible.