NoticiaVolver

06/05/2009

Se trata de la primera planta de estas características que lleva a cabo la filial del Grupo Iberdrola para terceros en el extranjero

El Rey Juan Carlos I inaugura la central de Riga (Letonia) construida por IBERDROLA INGENIERIA

  • El monarca español ha estado acompañado por el Presidente de la República de Letonia, Valdis Zatlers, y el Presidente de IBERDROLA, Ignacio Galán
  • Galán ha señalado que este nuevo ciclo combinado, “que se sitúa a la vanguardia tecnológica, cubrirá el 20% de todas las necesidades energéticas del país, contribuyendo a su independencia energética”

El Rey Juan Carlos I ha inaugurado esta mañana la central de ciclo combinado construida por IBERDROLA Ingeniería en Riga, la capital de Letonia. El monarca español ha estado acompañado por el Presidente de la República de este país, Valdis Zatlers, y el Presidente de Iberdrola, Ignacio Galán. 

A la inauguración también han asistido el Ministro de Economía letón, Artis Kampars; el Presidente de Latvenergo -empresa propietaria de la central-, Karlis Mikelsons, y el Presidente de IBERDROLA Ingeniería y Construcción, Ramón de Miguel.

Tras descubrir una placa conmemorativa del evento, Juan Carlos I, acompañado de las diversas autoridades letonas y directivos de IBERDROLA y de la filial de ingeniería, ha visitado la nueva planta de generación eléctrica, la más moderna construida hasta la fecha en los países bálticos.

En el transcurso del acto de inauguración, Ignacio Galán ha explicado que esta nueva central de ciclo combinado, puesta en marcha por IBERDROLA Ingeniería y Construcción y “que se sitúa a la vanguardia tecnológica, cubrirá el 20% de todas las necesidades energéticas de Letonia, contribuyendo a su independencia energética”.

Asimismo, el Presidente de IBERDROLA ha subrayado que esta filial “se ha consolidado como una de las líderes del mundo en el ámbito energético y se ha convertido en la base tecnológica del Grupo. Con 2.500 empleados y presencia en 25 países, es uno de nuestros principales vectores de crecimiento y expansión internacional, contribuyendo a que Iberdrola figure entre las cinco mayores eléctricas del mundo, sea el líder eólico mundial y una marca de referencia en el ámbito de la sostenibilidad”.

El ciclo combinado de Riga tiene una potencia instalada de 420 megavatios (MW). Se trata de la primera planta de estas características que construye la filial del Grupo IBERDROLA para terceros en el extranjero, por lo que supone un hito muy relevante en la estrategia de internacionalización de la Compañía.

Una vez superado satisfactoriamente el periodo de pruebas de la planta, IBERDROLA Ingeniería ha entregado la misma a la empresa estatal Latvenergo. El contrato de adjudicación, rubricado hace dos años, incluía no sólo la construcción sino también la supervisión de la operación y mantenimiento de esta central, por un importe total entorno a los 300 millones €, en un contrato que se convirtió en el más importante de estas características logrado por una empresa española en Europa del Este hasta esa fecha.

De este modo, tras la entrada en funcionamiento del ciclo combinado de Riga, IBERDROLA Generación se ha hecho cargo de la supervisión de la operación y de su mantenimiento durante un periodo de 12 años. Se trata de la primera vez que este área de negocio obtiene un contrato de estas características. 


Luz, calefacción y agua caliente

IBERDROLA Ingeniería ha construido este moderno ciclo combinado en los terrenos de una planta térmica (TEC-2) ya existente, puesta en marcha entre 1973 y 1979, gracias a lo cual ha aprovechado parte de las infraestructuras.

La eficiencia eléctrica de la central es superior al 57% y la eficiencia total (electricidad + calor) está por encima del 85%. Cabe destacar que, utilizando el calor residual, la planta suministra calefacción y agua caliente a la zona sur de la ciudad de Riga, que cuenta con más de 700.000 habitantes.

La configuración de la nueva central es 1+1 (una turbina de gas + una turbina de vapor), aportando IBERDROLA Ingeniería las soluciones ya probadas en la construcción de otras centrales de ciclo combinado, tanto en España como en México y Brasil, para el Grupo.

La adjudicación y posterior culminación de este contrato es una nueva muestra de la capacidad tecnológica y logística de la Empresa. La filial de IBERDROLA se ha convertido en la base tecnológica del Grupo, un elemento diferenciador que lo ha situado a la vanguardia de la innovación en el sector energético internacional.

Creada en 1995 con el objetivo de agrupar y potenciar todas las actividades de ingeniería y construcción de IBERDROLA, esta filial ha vivido una fuerte transformación: ha multiplicado su plantilla por 12 -hasta los 2.400 empleados, el 83% titulados superiores o medios y el 30% mujeres-, la producción en los últimos cinco años se ha incrementado en 4,5 veces, su cartera de proyectos se ha cuadruplicado y su Ebitda es hoy 3,2 veces el de sus inicios.

La Compañía cuenta en la actualidad con proyectos en 25 países, lo que la ha convertido en un motor de desarrollo, al abrir nuevos mercados, y pone de manifiesto que el proceso de internacionalización impulsado desde IBERDROLA forma parte esencial de su estrategia. De hecho, del total de su cartera de proyectos, que al cierre de 2008 superaba los 2.300 millones de euros, el 90% se localiza en el exterior.

Además, la Empresa ha dejado de ser una sociedad que presta servicios únicamente a IBERDROLA y a sus diversas filiales, consiguiendo que, a día de hoy, aproximadamente el 80% de todas sus ventas se realice a otras empresas ajenas al Grupo.

Acceso a información legal