EL EFECTO TRACTOR DE IBERDROLA

Wikinger e East Anglia ONE: las empresas españolas se benefician de los proyectos internacionales de Iberdrola

#economía #empresa

La construcción de los parques eólicos marinos de Wikinger e East Anglia ONE ha contado con la colaboración de numerosas empresas españolas y ha traído consigo la generación de nuevos empleos y un fuerte impulso a la actividad económica en nuestro país.

Embarque de la jacket de la subestación de Wikinger en los astilleros de Navantia en España.Embarque de la jacket de la subestación de Wikinger en los astilleros de Navantia en España.

El parque eólico marino de Wikinger es un proyecto emblemático para Iberdrola y un claro ejemplo de cómo las inversiones llevadas a cabo por la compañía en su expansión internacional han repercutido favorablemente en la actividad económica nacional.

La construcción de esta instalación eólica en aguas germanas ha requerido una inversión cercana a los 1.400 millones de euros y, por su repercusión y trascendencia, es una muestra de la fuerte apuesta de la compañía por las energías renovables, la innovación tecnológica, la internacionalización y la contribución social en todos aquellos territorios en los que el grupo está presente.

EFECTO TRACTOR PARA LAS EMPRESAS ESPAÑOLAS

Iberdrola ejerce un efecto tractor sobre el mercado, impulsando la creación de valor, la generación de empleo, la excelencia y la competitividad entre sus proveedores, a los que considera socios estratégicos comerciales.

La compañía adjudicó a finales de 2014 contratos a Navantia por valor de 160 millones de euros para la implantación del parque eólico en el mar Báltico. Los pedidos realizados por Iberdrola supusieron carga de trabajo para más de 1.000 trabajadores, que fueron los encargados de realizar las 29 estructuras de anclaje —jackets— en el astillero de Navantia en Fene (A Coruña) y de construir en su astillero de Puerto Real (Cádiz) la subestación eléctrica marina del parque eólico alemán, que fue bautizada con el nombre de Andalucía. Estas adjudicaciones a Navantia han supuesto también un impulso a decenas de empresas de las comarcas donde se ubican sus astilleros, como es el caso de la compañía viguesa Industrias Ferri, que ha fabricado 71 grúas para la carga de equipos en el montaje de Wikinger.

Detalle de las empresas españolas involucradas en la construcción de Wikinger.#RRSSDetalle de las empresas españolas involucradas en la construcción de Wikinger.

 VER INFOGRAFÍA: Empresas españolas que han participado en el Proyecto Wikinger [PDF]

Wikinger tiene, sin duda, un marcado acento español: 116 pilotes están fabricados en Avilés (Asturias) por la compañía Windar, que también se ha ocupado de la construcción de 70 torres y 29 piezas de transición. Además, la empresa española Siemens Gamesa ha sido la encargada de la fabricación de las 70 turbinas del parque eólico marino.

El éxito en la construcción de Wikinger y el buen hacer de las empresas españolas en el proceso de expansión internacional de Iberdrola se ve reflejado en otros proyectos también emblemáticos para la compañía. Así, Navantia consiguió en 2016 nuevas adjudicaciones para la construcción del parque eólico marino de East Anglia ONE, un nuevo proyecto de renovables de la compañía en Reino Unido. Concretamente, Iberdrola ha realizado contratos por valor de más de 185 millones de euros en los astilleros de Fene (A Coruña) y Puerto Real (Cádiz) que han generado trabajo para más de 1.000 profesionales durante aproximadamente dos años.

 Más proyectos emblemáticos de la compañía