I+D+I EN NUESTROS NEGOCIOS

Impulsamos el desarrollo sostenible y las tecnologías emergentes

La apuesta por la innovación es el eje sobre el que se vertebran los tres negocios principales del grupo Iberdrola. Nos situamos a la vanguardia en I+D+i gracias a los más de 200 proyectos puestos en marcha actualmente para impulsar el desarrollo sostenible, las energías renovables y las tecnologías emergentes.

Negocio de generación y comercial.

Los esfuerzos en I+D+i en el área de Generación y Comercial se dirigen a obtener nuevos desarrollos que impulsen la flexibilidad, la eficiencia operativa y la seguridad de las instalaciones, así como la reducción de nuestro impacto medioambiental mediante la implantación de tecnologías disruptivas y la reducción de emisiones.

También se trabaja en el diseño de nuevos productos que garanticen un servicio eficiente, ágil y de calidad y aseguren la mejora de la experiencia del cliente.

Negocio de redes.

Las actividades de innovación en el área de Redes se concentran fundamentalmente en el desarrollo y expansión de las redes inteligentes, una evolución tecnológica del sistema de distribución de energía que combina las instalaciones tradicionales con modernas tecnologías de monitorización, sistemas de información y telecomunicaciones.

Junto con la digitalización de la red de distribución, también destacan los esfuerzos llevados a cabo para ofrecer un amplio abanico de servicios a los clientes, mejorar la calidad del suministro, atender las necesidades en términos de energía eléctrica que va a demandar la sociedad en el futuro y gestionar la distribución de energía de forma óptima.

Negocio de renovables.

Los desarrollos más innovadores en el área de Renovables tienen como principal objetivo mejorar la eficiencia de nuestros activos en operación y de los procesos asociados, favorecer la integración de las energías renovables —mediante diferentes iniciativas ligadas al ámbito del almacenamiento energético— y reducir costes en el diseño y construcción de las instalaciones, poniendo un especial énfasis en los parques eólicos marinos para limitar riesgos y garantizar su competitividad.