acción social

La lucha contra el cáncer a través de carreras solidarias, contra la violencia de género o contra el machismo, las campañas para combatir enfermedades infantiles... Promovemos iniciativas de acción social para apoyar la inserción y mejorar la calidad de vida de las personas beneficiadas.

TeInteresa
  • La primera central eléctrica de Edison daba corriente a unas pocas bombillas. Desde entonces, la red que lleva la electricidad a nuestras casas se ha extendido y hoy asume su mayor reto: liberarse por completo de los combustibles fósiles.

    Vivir sin plásticos es posible. Al menos en Aberporth, una pequeña localidad turística en la costa oeste de Gales. Sus 1.100 habitantes han reducido su consumo hasta convertir su pueblo en la primera comunidad del mundo libre de plástico. Te presentamos su iniciativa...

  • Cada persona genera al día 0,74 kilos de residuos. Y en los próximos años se espera que este dato aumente. El viejo paradigma de producir, usar y tirar está inundando el mundo de basura. Soluciones como la reutilización, el reciclaje y la valorización energética cobran más importancia que nunca. En el lugar donde la basura genera más daños, el Tercer Mundo, los residuos electrónicos se han convertido en un gran negocio.

    Los seres humanos hemos producido 8.300 millones de toneladas métricas de plástico desde 1950. Solo el 9% de los residuos plásticos se recicla y la gran mayoría termina en vertederos y en el medio ambiente, donde se disgrega en micropartículas que contaminan las aguas y el aire, dañan la fauna marina y, en última instancia, son ingeridas por los seres humanos.

  • La educación ambiental para niños debe comenzar en la escuela. El destino del planeta está en sus manos y es importante que desde pequeños aprendan a racionalizar los recursos y a aportar su granito de arena en la lucha contra el cambio climático. En este difícil examen se juegan un mundo mejor, más sostenible y habitable.

    La compra a granel ha resurgido para frenar el despilfarro de alimentos y la invasión de envases de plástico en la naturaleza. Este tipo de comercio, habitual hasta hace unas décadas, permite adquirir comestibles y bienes domésticos al peso y sin embalajes, y se ha convertido en uno de los pilares del movimiento global Residuo Cero.