cambio climático

El cambio climático es uno de los más importantes desafíos a los que debe hacer frente la humanidad en el siglo XXI. El sector eléctrico juega un papel clave en el logro del propósito fijado por el Acuerdo de París para limitar el incremento de la temperatura del planeta.

TeInteresa
  • El cambio climático produce un impacto negativo en el medio ambiente, la economía y la salud de las personas, y ya es considerado como uno de los más importantes desafíos a los que debe hacer frente la humanidad en el siglo XXI. Desde el grupo Iberdrola contribuimos activa y decididamente a un futuro sostenible y bajo en carbono para luchar contra este fenómeno global.

    Del 2 al 14 diciembre tendrá lugar la Cumbre Climática de Katowice (COP24) que, bajo la presidencia de Polonia, constituirá un auténtico hito en la agenda global de la acción climática. Analizamos, al detalle, sus avances y posibles resultados.

  • Nuestra compañía ha sido reconocida por su labor en la lucha contra el cambio climático en los Climate Reality Awards 2018 —categoría 'Empresa'—, la primera edición de estos premios en España. Estos galardones nacen para situar la lucha contra el cambio climático en la primera página de la agenda social y política.

    Iberdrola ha logrado posicionarse como la primera utility en el ámbito nacional y global gracias al detalle y transparencia demostrados para la elaboración y publicación del Informe de sostenibilidad 2017 y en la página web de la compañía. Así queda reconocido en el Estudio sobre el Estado del Reporting de Sostenibilidad del IBEX 35, elaborado por la consultora EcoAct España (septiembre 2018).

  • El diario El País ha publicado hoy, 19 de enero de 2018, un artículo de opinión del presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, en el que defiende la necesidad de avanzar hacia un modelo sostenible, seguro y competitivo que sustituya la producción con fuentes contaminantes por energías limpias e intensifique la electrificación de la economía mundial porque "es la única solución capaz de conciliar la satisfacción del fuerte crecimiento de la demanda energética con el cumplimiento de los objetivos climáticos globales".

    El histórico Acuerdo de París, aprobado por 195 naciones durante la COP21 (2015), incluyó el objetivo de reforzar la respuesta mundial a la amenaza del cambio climático y, para ello, mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2 ºC con respecto a los niveles preindustriales y proseguir los esfuerzos para limitar ese aumento de la temperatura a 1,5 ºC.