I+D+i

La innovación es una de las principales herramientas para garantizar la sostenibilidad, eficiencia y competitividad de cualquier compañía. En nuestro caso, el continuo compromiso con la innovación nos ha llevado a ser la utility española más innovadora y la tercera de Europa, según la clasificación de la Comisión Europea.

TeInteresa
  • Las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) ofrecen numerosas ventajas: mayor acceso a la información, reducción de costes en el sector laboral, mayor conectividad entre las personas, etc. Pero la digitalización no se está dando por igual en todo el mundo y es que, también en esto, existe un desequilibrio y recibe el nombre de brecha digital.

    La descarbonización del planeta es uno de los objetivos que se han marcado países de todo el mundo de cara a 2050. Para lograrlo, la descarbonización de un elemento como el hidrógeno —responsable en la actualidad de más del 2 % de las emisiones totales de CO2 en el mundo—, que da lugar al hidrógeno verde, se revela como una de las claves. A continuación, descubre cómo se obtiene y cuál será su impacto en las próximas décadas.

  • La reducción de las emisiones y el avance hacia la descarbonización de la energía son dos objetivos fundamentales para salvaguardar el planeta. Para conseguirlo, la combinación de las energías renovables más competitivas, como la eólica, la fotovoltaica o la hidráulica, en instalaciones híbridas —que pueden complementarse o no con sistemas de almacenamiento— se revelan como una herramienta eficaz para suministrar energía limpia y eficiente.

    En un mundo sometido a una constante transformación a lomos de la revolución digital, la innovación se ha vuelto imprescindible. Esto no solo es cierto para el mundo de los negocios, sino también para las ciudades. Te contamos cuáles son las más innovadoras y competitivas del mundo y cuáles son los criterios que las han aupado a lo mas alto.

  • Durante la crisis del coronavirus, algunos países se aliaron con el poder predictivo del big data para controlar la expansión global de la pandemia. Este es solo un ejemplo de cómo los avances tecnológicos, agrupados bajo la denominación de eSalud —eHealth en inglés— cuando se aplican en el sector sanitario, pueden ayudarnos a cuidar y salvar millones de vidas en todo el mundo.

    Fármacos que se liberan en el torrente sanguíneo a la primera señal de infección, edificios que reaccionan a las circunstancias climáticas o pantallas de móviles que se reparan solas... Estas son solo algunas de las posibles aplicaciones de los llamados smart materials —materiales inteligentes—, la última revolución en el campo de la ciencia de los materiales.