sociedad

Contribuimos en el progreso de la sociedad a través de ayudas, iniciativas y programas solidarios que fomentan la igualdad, la formación y el desarrollo de las comunidades.

TeInteresa
  • Nueva York se convertirá en el epicentro de la agenda climática durante el mes de septiembre. La ciudad estadounidense acogerá dos citas imprescindibles para medir el compromiso del mundo frente al calentamiento global. Por un lado, la Cumbre sobre la Acción Climática organizada por la ONU (23 septiembre), y por otro, la Semana del Clima (23-29 septiembre). En el horizonte, la próxima conferencia de la ONU en Chile sobre cambio climático (COP25).

    Un elemento a destacar en la denominada "nueva normalidad" es la fusión del discurso climático y el económico, enfocándose todas las actividades de la agenda climática en estos dos aspectos que deben ir intrínsecamente unidos para conseguir que la recuperación conduzca a una economía robusta, saludable y sostenible. A continuación, repasamos los principales eventos sobre el clima hasta el final de 2020.

  • Llega una nueva ola de innovación que cambiará no solo lo que hacemos, sino lo que somos. El futuro lo definirán las personas capaces de adoptar nuevas formas de trabajar, compartir y colaborar.

    Después de tres décadas consecutivas de avances económicos, educativos y sanitarios, el mundo dará un paso atrás en 2020 a causa de la pandemia de COVID-19. Así lo ha anunciado el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), que confecciona desde 1990 el llamado Índice de Desarrollo Humano (IDH).

  • En la Europa de 2060, uno de cada tres habitantes será mayor de 65 años. Una tendencia similar —aumento de la esperanza de vida e inversión de la pirámide demográfica— seguirá el resto de países desarrollados del planeta. Las formas de consumo, por tanto, se modificarán y los mayores se convertirán en el motor de la llamada silver economy.

    El planeta nos recuerda continuamente, con sequías cada vez más extremas, que sin agua no hay vida. Este recurso es imprescindible no solo para la supervivencia de los seres vivos que lo habitamos, sino también para el desarrollo socioeconómico, la producción de energía o la adaptación al cambio climático. Sin embargo, en la actualidad, nos enfrentamos a un enorme reto: la contaminación de ríos, mares, océanos, canales, lagos y embalses.