sostenibilidad medioambiental

Iberdrola es un referente internacional en sostenibilidad medioambiental. Impulsamos los modelos de negocio sostenibles, procurando un desarrollo que satisfaga las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras.

 Apostamos por un modelo de negocio energético sostenible

TeInteresa
  • El Foro Económico Mundial presentó en el Foro de Davos 2021 su iniciativa para mejorar el estado del mundo tras el devastador impacto de la COVID-19. Su nombre: Gran Reinicio (Great Reset, en inglés). Para ello, apelan a una gestión simultánea a nivel global de las consecuencias de la pandemia por parte de todas las partes interesadas. A continuación, descubrimos las claves de la propuesta.

    Las energías eólica y solar están impulsando las energías renovables en Europa. Como prueba un dato histórico: en 2020 las renovables se convirtieron en la principal fuente de electricidad del continente, superando por primera vez a los combustibles fósiles. Así lo afirma un informe elaborado por Ember y Agora Energiewende. Esto significa que la electricidad de Europa es hoy un 29 % más limpia que en 2015, lo que encamina a la región hacia la reducción del 55 % de los gases de efecto invernadero en 2030 y hacia la neutralidad climática en 2050.

  • La energía eólica, que transforma en electricidad la fuerza de un recurso inagotable como el viento, es una apuesta sostenible y de valor para el futuro. El aprovechamiento del viento requiere de la instalación de parques eólicos, ya sea en tierra o en alta mar, con decenas de aerogeneradores. Estos gigantes se han convertido en parte del paisaje en los últimos años, pero ¿sabemos cómo funcionan?

    La lucha contra el cambio climático necesita algo más que buenas palabras. Los procesos de adaptación y mitigación, fundamentales para frenar el deterioro del planeta en las próximas décadas, requieren de financiación y este flujo puede venir tanto de entidades privadas como públicas. La ONU, a través de la CMNUCC, se encarga de supervisar estas transferencias de los países desarrollados a los países en desarrollo.

  • ¿Se puede crear un edificio respetuoso con el medio ambiente desde su plasmación en plano? La respuesta es sí, gracias a la conocida como arquitectura bioclimática. Este tipo de diseño tiene en cuenta las condiciones climáticas del entorno —sol, viento, lluvia, etc.— para disminuir los impactos ambientales. Otro de sus puntos clave es la eficiencia energética, fundamental en la lucha contra el cambio climático.

    En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2015 se alcanzó un compromiso (Acuerdo de París): avanzar hacia la neutralidad de carbono en la segunda mitad del siglo XXI para mitigar los efectos del cambio climático. A continuación, repasaremos qué medidas se están implementando para alcanzar un equilibrio clave para las próximas generaciones.