sostenibilidad medioambiental

Iberdrola es un referente internacional en sostenibilidad medioambiental. Impulsamos los modelos de negocio sostenibles, procurando un desarrollo que satisfaga las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras.

 Apostamos por un modelo de negocio energético sostenible

TeInteresa
  • Los océanos y los bosques son los responsables de que nuestro planeta sea habitable. Sin embargo, el 40% de los océanos del mundo se ven gravemente afectados por nuestra actividad y cada año 13 millones de hectáreas son deforestadas. El respeto por la biodiversidad de todos los ecosistemas es fundamental para nuestra propia supervivencia.

    Hasta ahora, las estrictas condiciones de conservación que requieren sus colecciones habían impedido que los museos pudieran adecuarse a las necesidades del desarrollo sostenible. Sin embargo, en los últimos años, la Academia de las Ciencias de California, el Museo del Mañana de Río de Janeiro o el Museo del Prado de Madrid han demostrado que es posible armonizar el exigente gasto energético de un museo con el respeto al medio ambiente.

  • Hoy en día, más de dos millones de personas no tienen acceso a agua potable y a los servicios básicos de higiene y saneamiento, fundamentales para cualquier aspecto de la vida y del desarrollo sostenible. Para poner fin a esta situación es necesario invertir 114.000 millones de dólares anuales.

    Allá por 1975, en los albores de la digitalización, la oficina del futuro ya se concebía como un entorno sin papeles. Hoy, con dicho fenómeno formando parte de nuestro día a día, existen las herramientas para hacerla realidad. Sus ventajas van más allá de la sostenibilidad, ya que, además, mejora el acceso a los documentos y la productividad de los trabajadores.

  • La acción directa del hombre y el calentamiento global están acelerando la extinción de especies. Por eso, se hace más importante que nunca proteger la biodiversidad del planeta y los ecosistemas naturales. En especial, en los llamados países megadiversos, que albergan más del 70% de la biodiversidad mundial.

    Ayudan a combatir la contaminación, favorecen la biodiversidad en el núcleo de las grandes ciudades y facilitan el control de la temperatura y la humedad. Las zonas verdes en el seno de las metrópolis son, además, un importante elemento de cohesión social. El concepto del parque urbano como espacio abierto para disfrute de los ciudadanos surgió en el siglo XIX, pero su importancia es tal que marca la configuración de las urbes en todo el mundo.