sostenibilidad medioambiental

Iberdrola es un referente internacional en sostenibilidad medioambiental. Impulsamos los modelos de negocio sostenibles, procurando un desarrollo que satisfaga las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras.

 Apostamos por un modelo de negocio energético sostenible

TeInteresa
  • El grupo Iberdrola promueve la ecoeficiencia reduciendo los impactos medioambientales en todas sus actividades, instalaciones, productos y servicios. Apostamos por la movilidad sostenible, la eficiencia en edificios y la puesta en valor del patrimonio cultural a través de proyectos de iluminación sostenibles.

    La pasada Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25) se celebró en Madrid, bajo la presidencia de Chile, del 2 al 13 de diciembre y se centró en los escenarios climáticos y energéticos que contribuyen a limitar el incremento de la temperatura global por debajo de los 1,5 ºC. Esto equivale a alcanzar un mundo con nulas emisiones netas de CO2 en torno a la mitad de siglo, un objetivo con el que el grupo Iberdrola —uno de los patrocinadores oficiales de la cumbre— se encuentra plenamente alineado.

  • Para producir un litro de leche, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se usan 1.000 litros de agua. ¿Quién no consume un tetra brik al día? El dato lo conocemos gracias a la huella hídrica (HH), un concepto que mide el consumo de agua de un bien o servicio y cuyo objetivo es concienciar sobre su uso racional, sobre todo ahora que, a causa del cambio climático y del aumento de la población, escasea.

    En Iberdrola apostamos por las fuentes locales de energía y las compras a suministradores locales. Además, el grupo es pionero en la gestión sostenible de eventos y promueve la implantación del vehículo eléctrico a través de su Plan de Movilidad Sostenible.

  • Las mascarillas, claves para reducir los contagios durante la pandemia de COVID-19, se han convertido en un complemento más en nuestro día a día. Pero, ¿qué efectos tiene el exponencial aumento en la utilización de una prenda de carácter desechable como esta? El medio ambiente podría ser uno de los grandes perjudicados si no desechamos las mascarillas de forma adecuada.

    La biodiversidad del planeta está amenazada y el principal culpable es aquel que, paradójicamente, más depende de ella: el ser humano. Frenar la pérdida de biodiversidad, entendida como la disminución o desaparición de la variedad de seres vivos que habitan el planeta, es uno de los grandes retos de la humanidad. A continuación, repasamos causas, consecuencias y posibles soluciones.