sostenibilidad medioambiental

Iberdrola es un referente internacional en sostenibilidad medioambiental. Impulsamos los modelos de negocio sostenibles, procurando un desarrollo que satisfaga las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras.

 Apostamos por un modelo de negocio energético sostenible

TeInteresa
  • Esta verificación externa e independiente acredita que el grupo Iberdrola ha calculado e identificado todos los impactos ambientales derivados de sus actividades, tanto en España como en el resto de los países en los que está presente, con el objetivo de mejorarlos y reducirlos.

    Ciencia y aventura son, en muchas ocasiones, compañeros de viaje. Begoña Jiménez ha llegado hasta la Antártida persiguiendo el rastro de los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP). Es una de las científicas de 'Sentinel', un proyecto para medir su acumulación y persistencia en el medio ambiente ya que estas sustancias pueden afectar a los seres vivos.

  • La novena edición del Festival Internacional de Cine Ambiental se ha celebrado entre el 30 de agosto y el 5 de septiembre en Buenos Aires (Argentina). El Green Film Fest surgió con el objetivo fundamental de concienciar en temas medioambientales a través del séptimo arte. En San Francisco (EE. UU.) también tiene su espacio propio: regresa por octavo año consecutivo entre el 6 y el 13 de septiembre.

    Iberdrola intensifica en 2017 su apoyo a las tecnologías limpias y la producción de energía libre de emisiones contaminantes. En los tres primeros meses del año, la compañía ha invertido cerca de 460 millones de euros en su negocio de renovables, consolidando su compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente.

  • La compañía evitó entre 2013 y 2015 la liberación de 57,4 millones de toneladas de CO2, equivalente a 26 veces las emisiones anuales del tráfico de la ciudad de Madrid.

    Hoy en día, más de dos millones de personas no tienen acceso a agua potable y a los servicios básicos de higiene y saneamiento, fundamentales para cualquier aspecto de la vida y del desarrollo sostenible. Para poner fin a esta situación es necesario invertir 114.000 millones de dólares anuales.