sostenibilidad medioambiental

Iberdrola es un referente internacional en sostenibilidad medioambiental. Impulsamos los modelos de negocio sostenibles, procurando un desarrollo que satisfaga las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras.

 Apostamos por un modelo de negocio energético sostenible

TeInteresa
  • Las ecoaldeas son pequeñas comunidades autosuficientes que viven por y para el medio natural. Existen unas 10.000 en todo el mundo, se desarrollan sobre todo en áreas rurales y sus habitantes construyen sociedades basadas en la cooperación, el autoconsumo, las energías renovables y los materiales ecológicos. Conoce cómo funcionan...

    En nuestros mares, que según Greenpeace reciben 200 kilos de basura por segundo, existen islas de plástico flotante que cuadruplican el tamaño de California. Esta realidad, tan peligrosa para la salud del planeta, ha inspirado cuatro iniciativas repletas de ingenio para limpiar los océanos. Conócelas, ¡te sorprenderán!

  • Las abejas y otros animales realizan una labor silenciosa pero fundamental para nuestra supervivencia. La gran mayoría de los cultivos alimentarios del mundo dependen de la polinización natural que desempeñan estas especies, amenazadas ahora por la agricultura intensiva, los plaguicidas, la contaminación y el cambio climático.

    El grupo Iberdrola ha acuñado el término dividendo social para expresar su objetivo de creación de valor sostenible para sus Grupos de interés mediante el desarrollo de todas sus actividades. Te acercamos nuestros logros más significativos al cierre del Ejercicio 2018.

  • Nuestra compañía ha sido reconocida por su labor en la lucha contra el cambio climático en los Climate Reality Awards 2018 —categoría 'Empresa'—, la primera edición de estos premios en España. Estos galardones nacen para situar la lucha contra el cambio climático en la primera página de la agenda social y política.

    El histórico Acuerdo de París, aprobado por 195 naciones durante la COP21 (2015), incluyó el objetivo de reforzar la respuesta mundial a la amenaza del cambio climático y, para ello, mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2 ºC con respecto a los niveles preindustriales y proseguir los esfuerzos para limitar ese aumento de la temperatura a 1,5 ºC.