sostenibilidad medioambiental

Iberdrola es un referente internacional en sostenibilidad medioambiental. Impulsamos los modelos de negocio sostenibles, procurando un desarrollo que satisfaga las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras.

 Apostamos por un modelo de negocio energético sostenible

TeInteresa
  • Las ciudades sostenibles, conectadas y optimizadas gracias al empleo de la tecnología no son solo un fenómeno mundial imparable, también suponen la única solución para contener y reducir las alarmantes repercusiones ambientales y socioeconómicas que la urbanización provocará en nuestro planeta. Te descubrimos las ciudades más inteligentes del mundo.

    La arena es, después del agua, el recurso natural más demandado. Es un componente imprescindible para la fabricación de aparatos electrónicos, o de vidrio, y también se utiliza masivamente en la construcción. El rápido crecimiento de la población y el desarrollo masivo de las ciudades han convertido a este material en un bien escaso y, en torno a su comercialización, ha surgido un negocio muy lucrativo. El robo de arena es una amenaza real para el medio ambiente.

  • Vivir sin plásticos es posible. Al menos en Aberporth, una pequeña localidad turística en la costa oeste de Gales. Sus 1.100 habitantes han reducido su consumo hasta convertir su pueblo en la primera comunidad del mundo libre de plástico. Te presentamos su iniciativa...

    Más del 97% del agua que hay en el planeta Tierra es salada. Dos tercios del agua dulce están retenidos en glaciares y capas de hielo polar y, del tercio restante, la mayoría se encuentra en el suelo o en acuíferos subterráneos. Conclusión: queda muy poca agua disponible para los seres vivos.

  • ¿Pensando en las vacaciones? Cada vez más gente se inclina por el turismo eco-friendly: respetuoso con la biodiversidad, el medio ambiente y comprometido con el desarrollo de las poblaciones autóctonas.

    Asequibles, sostenibles y saludables. Las ventas de bicicletas eléctricas se disparan en todo el mundo y más de 700 grandes ciudades cuentan con sistemas de bicicletas eléctricas compartidas.