sostenibilidad medioambiental

Iberdrola es un referente internacional en sostenibilidad medioambiental. Impulsamos los modelos de negocio sostenibles, procurando un desarrollo que satisfaga las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras.

 Apostamos por un modelo de negocio energético sostenible

TeInteresa
  • ¿Seguro que sabes cómo cuidar el medio ambiente? Muchos creemos que llevamos una vida respetuosa con la naturaleza, pero nuestros hábitos de consumo nos delatan. Muchas pequeñas costumbres que parecen sostenibles, en realidad contaminan. Te mostramos los cinco despistes más perjudiciales para la salud de nuestro planeta.

    Más del 97% del agua que hay en el planeta Tierra es salada. Dos tercios del agua dulce están retenidos en glaciares y capas de hielo polar y, del tercio restante, la mayoría se encuentra en el suelo o en acuíferos subterráneos. Conclusión: queda muy poca agua disponible para los seres vivos.

  • Los productos ecológicos, también conocidos como biológicos u orgánicos, se cultivan con un sistema de producción que combina las mejores prácticas ambientales con la preservación de los recursos naturales. Te desvelamos todas sus claves.

    Los seres humanos hemos producido 8.300 millones de toneladas métricas de plástico desde 1950. Solo el 9% de los residuos plásticos se recicla y la gran mayoría termina en vertederos y en el medio ambiente, donde se disgrega en micropartículas que contaminan las aguas y el aire, dañan la fauna marina y, en última instancia, son ingeridas por los seres humanos.

  • Cada persona genera al día 0,74 kilos de residuos. Y en los próximos años se espera que este dato aumente. El viejo paradigma de producir, usar y tirar está inundando el mundo de basura. Soluciones como la reutilización, el reciclaje y la valorización energética cobran más importancia que nunca. En el lugar donde la basura genera más daños, el Tercer Mundo, los residuos electrónicos se han convertido en un gran negocio.

    Los océanos y los bosques son los responsables de que nuestro planeta sea habitable. Sin embargo, el 40% de los océanos del mundo se ven gravemente afectados por nuestra actividad y cada año 13 millones de hectáreas son deforestadas. El respeto por la biodiversidad de todos los ecosistemas es fundamental para nuestra propia supervivencia.