PROYECTO WESTERN LINK

El cable submarino que transportará energía renovable para cuatro millones de hogares

La interconexión, que está construyendo Iberdrola, tendrá una longitud total de 850 kilómetros y llevará energía de Escocia a Inglaterra y Gales.

Las crecientes necesidades energéticas y la lucha contra el cambio climático hacen imprescindible la mejora de los sistemas de transmisión de electricidad. Uno de los proyectos más ambiciosos en este ámbito es el cable submarino Western Link, que ayudará a transportar energía renovable en el Reino Unido con capacidad para abastecer la demanda de más de cuatro millones de hogares cada año.

Proyecto Western Link: datos principales.Proyecto Western Link: datos principales.

En concreto, la interconexión de alta tensión, que están desarrollando Iberdrola, a través de su filial ScottishPower, y National Grid, el operador del sistema eléctrico británico, tendrá una capacidad de 2.200 megavatios (MW).

La energía se llevará de Escocia a Inglaterra y Gales por el mar de Irlanda, de forma que los parques renovables del norte del país puedan abastecer a las zonas del sur, donde se concentra más población y, por tanto, hay más demanda energética.

En los últimos años, el Reino Unido ha experimentado un fuerte crecimiento de las tecnologías renovables hacia una economía baja en carbono, principalmente en Escocia, donde se está experimentando un boom eólico, lo que ha supuesto un reto para la transmisión energética a lo largo de la isla. Se ha hecho necesario incrementar las líneas de transmisión que llevan esta electricidad limpia al resto del país, dado que los sistemas aéreos actualmente operativos están funcionando en su máxima capacidad.

Buque para la instalación del cable submarino.Buque para la instalación del cable submarino.

El cable enlaza la costa oeste de Escocia y la Bahía de Quay (en la costa norte de Gales) y, al tratarse de una conexión bidireccional, mide un total de 850 kilómetros, una longitud comparable a la distancia que hay entre ciudades tan alejadas como Oviedo y Murcia (España). Western Link es el cable de alta tensión submarino más largo del mundo hasta la fecha.

Un hallazgo de leyenda

De los 850 kilómetros que mide Western Link, 770 kilómetros discurren bajo el agua. Durante los trabajos de expedición del fondo marino para finalizar la ruta del cable de alta tensión, los ingenieros de la filial de Iberdrola se toparon con un impresionante hallazgo: un submarino alemán de la Primera Guerra Mundial.

Según las pesquisas de los expertos, podría tratarse del UB-85, un submarino que, de acuerdo a una leyenda vigente desde hace más de 100 años, fue atacado por un monstruo marino. El viejo cuento sostiene que su comandante, el capitán Krech, relató en un interrogatorio que había sido embestido por "una extraña bestia" que emergió del mar, un monstruo con "ojos grandes, cabeza pequeña y dientes que se podían ver brillar a la luz de la luna". Era tan grande que "todo hombre comenzó a disparar" y se inició una batalla que continuó hasta que el animal se dejó caer en el mar. Pero en la lucha, el submarino quedó dañado y no podía sumergirse.

El análisis de la nave encontrada ahora, que se encuentra en muy buen estado de conservación, podrá responder por fin a los casi 100 años de misterio sobre los motivos del hundimiento del UB-85.