HACIA LA DESCARBONIZACIÓN

La batalla de Iberdrola contra las emisiones de CO2 en cifras

La compañía evitó entre 2013 y 2015 la liberación de 57,4 millones de toneladas de CO2, equivalente a 26 veces las emisiones anuales del tráfico de la ciudad de Madrid.

Emisiones CO2.

El Acuerdo de París suscrito por 195 países puso de manifiesto la creciente preocupación a escala mundial por el calentamiento global. Los firmantes se comprometieron a evitar que la temperatura supere un incremento del 2ºC con respecto a los niveles preindustriales, un objetivo para el que es necesaria también la voluntad de las compañías, especialmente las del sector energético. En este sentido, Iberdrola se ha propuesto reducir su intensidad de emisiones en un 50% para 2030 con respecto a sus niveles de 2007 y ser neutra en carbono en el año 2050.

Evolución de la intensidad de emisiones de CO2.

Ya antes de la alianza en la capital francesa, la compañía de Ignacio Galán intensificó sus esfuerzos de descarbonización. En el periodo 2010-2015 registró un ratio de emisiones específicas un 30% inferior al de las principales empresas europeas, como recoge el informe European Carbon Factor, elaborado por la consultora PwC.

Otras cifras que explican mejor el liderazgo de la empresa española en el compromiso para hacer frente al cambio climático es que en 2015 emitió 300 toneladas de CO2 menos por empleado que sus competidores, mientras que el ratio de emisiones por Ebitda estuvo un 58% por debajo de la media.

Evolución de CO2 en empresas del sector.

Fuente: Facteur carbone européen Comparaison des émissions de CO2 des principaux électriciense uropéens, PwC Francia. Noviembre 2016.

Estos esfuerzos permitieron a Iberdrola evitar entre 2013 y 2015 más 57 millones de toneladas de CO2, lo que equivale a casi tres veces las emisiones anuales derivadas de procesos industriales y uso de productos en España, de acuerdo a los datos del informe Impacto económico, social y ambiental del grupo Iberdrola en el mundo, realizado por PwC.

La cifra de gases de efecto invernadero evitados en esos tres años equivale también a 26 veces el CO2 emitido por el tráfico de la ciudad de Madrid (España) durante un año, de acuerdo a las cifras recogidas por el Ayuntamiento de la capital. Según el último informe del consistorio sobre el Inventario de emisiones de gases de efecto invernadero del municipio de Madrid, correspondiente a 2014, en dicho año el transporte por carretera de la capital emitió 2,24 millones de toneladas de CO2 equivalente.

El año pasado continuó su promesa de reducción de emisiones, tal y como apuntan las informaciones incluidas en la presentación de resultados del Ejercicio 2016: la liberación de gases de efecto invernadero se redujo en un 22%. En base a la tendencia de los últimos ejercicios y a sus proyecciones de reducción de ratio de emisiones, su proceso de descarbonización será mucho más intenso en los próximos años que la media de las compañías europeas del sector.

La última iniciativa de Iberdrola en materia ambiental es que vinculará el bonus estratégico que reparte entre sus consejeros ejecutivos y altos directivos a la consecución de metas de reducción de emisiones: el objetivo será alcanzar una reducción de 5% en la intensidad media de emisiones entre 2017 y 2019, en comparación con la media del periodo comprendido entre 2014 y 2016.