GESTIÓN SOSTENIBLE DEL AGUA

El agua: nuestro recurso más preciado

Nos enfrentamos a una crisis hídrica real que solo se puede combatir a través del consumo sostenible, el fomento de las energías limpias, la optimización de los procesos productivos y el uso de agua reciclada.

Por una gestión sostenible del agua.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) alertaba hace un par de años de que la Tierra tendría un déficit de agua del 40% en 2030 si no cambiaba el rumbo actual de consumo. Y es que, a pesar de los avances en el uso responsable y el saneamiento de este recurso natural, el crecimiento demográfico supone un gran reto en el que sociedad, gobiernos y empresas tienen que colaborar si se quieren obtener resultados positivos.

El consumo humano y comercial, las actividades agrícolas e industriales, la producción energética y de alimentos de uso cotidiano... todos estos factores requieren grandes cantidades de agua y esta se ve amenazada por la contaminación y el cambio climático. Es imprescindible tomar conciencia de la necesidad de gestionar de forma eficiente los recursos hídricos, garantizando su calidad y evitando su degradación para no comprometer ni poner en riesgo su disponibilidad futura.

¿Has oído hablar de la huella hídrica?#RRSS¿Has oído hablar de la huella hídrica?
 

 VER INFOGRAFÍA: ¿Has oído hablar de la huella hídrica? [PDF]

La protección y el consumo sostenible del agua es uno de los pilares de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas (ODS), con el fin de que todos los rincones del planeta tengan acceso a agua limpia, libre de contaminación y gestionada de manera responsable.

En línea con los ODS, Iberdrola controla exhaustivamente el uso y los consumos específicos de este recurso y, durante 2016, la intensidad del agua consumida por ventas fue un 61% menor al del resto de las utilities. El objetivo de la energética es mantener esa intensidad un 50% por debajo de la media europea del sector en los próximos cinco años. Pero la protección de este recurso implica también un gran respeto a la biodiversidad.

 Iberdrola y el uso del agua