TRANSICIÓN ENERGÉTICA

Lideramos la transición energética a través de la descarbonización de la economía

#sostenibilidad medioambiental #sociedad #cambio climático

El grupo Iberdrola apuesta por un modelo de negocio sostenible, seguro y competitivo que sustituya la producción con fuentes contaminantes por energías limpias e intensifique la necesaria descarbonización y electrificación de la economía mundial.

La lucha contra el cambio climático es uno de los más importantes desafíos a los que debe enfrentarse la humanidad en el siglo XXI y la implicación en el proceso de cambio hacia una economía descarbonizada, basada en energías renovables, es tarea de todos.

El grupo Iberdrola se ha comprometido a abanderar la transición energética, con inversiones de más de 32.000 millones de euros hasta 2022, dirigidas a la electrificación de la economía, la innovación y los avances tecnológicos y una mayor conectividad del consumidor. Con estas inversiones, la compañía prevé incrementar su potencia renovable un 24% respecto a 2017, hasta los 36.200 megavatios (MW), y aumentar su capacidad de almacenamiento, que pasará de los 80 gigavatios hora (GWh) actuales a 100 GWh al final del periodo.

El objetivo mínimo del 32% de energía renovable, establecido por el Parlamento Europeo y el Consejo sobre la Directiva de Renovables para 2030, es alcanzable, pero tan solo será posible en un escenario de alta descarbonización y electrificación de la economía.

Principales beneficios de la descarbonización y electrificación de la economía.#RRSSPrincipales beneficios de la descarbonización y electrificación de la economía.

En este avance hacia un futuro sostenible, el grupo ha asumido sus propios compromisos de descarbonización: la compañía se ha marcado como objetivo reducir su intensidad de emisiones en un 50% hasta 2030, con respecto a los niveles de 2007, y ser neutra en carbono en 2050. Actualmente, Iberdrola cuenta con un nivel de emisiones un 32% inferior a la media de las utilities europeas.

Iberdrola lidera la transición energética hacia un modelo sostenible a través de sus inversiones en energías renovables, redes inteligentes, almacenamiento de energía a gran escala y transformación digital para ofrecer los más avanzados productos y servicios a sus clientes.

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola

El sector eléctrico está contribuyendo ya a la descarbonización de la economía gracias a tecnologías como las renovables y las redes inteligentes

LÍDERES EN ENERGÍAS RENOVABLES

La apuesta por un medio ambiente libre de emisiones tiene como protagonista un mayor desarrollo de las renovables. Su despliegue masivo permitirá reducir las emisiones, pero esa no será su única ventaja: generará y sostendrá empleo de calidad y aumentará la competitividad de la industria.

Iberdrola es un líder energético internacional y el primer productor eólico. A cierre de los Nueve meses 2018, el grupo contabilizaba más de 48.900 MW (megavatios) de capacidad instalada, de los que un 67% está libre de emisiones. Del total de la capacidad, el 60% se corresponde con energías renovables.

Entre 2018 y 2022, el área de Renovables desarrollará un crecimiento sostenible basado, principalmente, en las inversiones en eólica terrestre, marina y en fotovoltaica, y en los países más relevantes para el grupo: Estados Unidos, Reino Unido, España, Portugal, Brasil y México. Durante dicho periodo se espera instalar 7,1 GW, gracias a la aportación de diferentes instalaciones —actualmente en construcción— y mantener uno de los niveles de emisión más bajos del sector.

 Energías renovables, la clave en la lucha contra el cambio climático

REFERENTES EN REDES INTELIGENTES

La transición energética está requiriendo de importantes inversiones en la modernización, digitalización y automatización de las redes para asegurar una transición eficiente, segura y fiable. Habrá que desarrollar nuevos equipos de redes, de software, aplicaciones informáticas y sistemas de comunicación avanzados. La necesidad de esas soluciones tecnológicas produce inversión en I+D, innovación y conocimiento. También en la creación de tejido industrial que, además, podrá exportarse, generando a su vez más valor.

El grupo Iberdrola es hoy día un referente mundial de eficiencia en redes y contadores inteligentes al desplegar una de las redes inteligentes más avanzadas del mundo en España, Estados Unidos, Brasil y Reino Unido.

Las redes de distribución en el grupo Iberdrola.#RRSSLas redes de distribución en el grupo Iberdrola.

 Contadores inteligentes instalados por Iberdrola [PDF]

LÍDERES EN ALMACENAMIENTO DE ENERGÍA A GRAN ESCALA

La compañía es líder en almacenamiento de energía con una potencia de 4.400 MW instalados mediante tecnología de bombeo, el método de almacenamiento energético más eficiente a día de hoy, al no generar ningún tipo de emisión contaminante a la atmósfera y presentar un rendimiento muy superior a las mejores baterías del mercado. Para 2022, por su parte, prevé aumentar su capacidad de almacenamiento en un 25% hasta alcanzar los 100 GWh, el equivalente a 100 millones de baterías de 1 kWh.

Asimismo, ha puesto en marcha dos proyectos para la instalación de un sistema de almacenamiento de baterías de ion de litio en Caravaca de la Cruz (Murcia, España) y Oregón (EE. UU.). Ambos estarán operativos en 2019.

A LA VANGUARDIA EN TRANSFORMACIÓN DIGITAL

En este necesario proceso de transición energética, Iberdrola también apuesta por la digitalización, destinando 4.800 millones de euros hasta 2022 para el desarrollo de 75 proyectos innovadores cada año, basados en analítica de datos e Inteligencia Artificial.

Esta estrategia permite poner al cliente en el centro de todas las actividades: las redes son cada vez más inteligentes y permiten adaptarse a las nuevas necesidades y hábitos de consumo, promoviendo una mayor eficiencia y conectividad de los clientes. La digitalización de la red, o lo que es lo mismo, disponer de una infraestructura que transporta electricidad y datos, facilita la integración de la energía renovable distribuida, una gestión de la red cada vez más activa y la futura integración de los vehículos eléctricos, donde Iberdrola jugará un papel decisivo en su despliegue en España gracias a la puesta en marcha del Plan 'Smart Mobility'.

Resulta evidente que la transición hacia un futuro sostenible va a exigir lo mejor de todos y cada uno de los implicados, y el grupo Iberdrola seguirá la senda iniciada hace ahora 20 años, una estrategia totalmente alineada con la acción por el clima (ODS 13).
 

 La transición energética, una oportunidad de negocio

 Contra el cambio climático

 Inversión en renovables