medio ambiente

TeInteresa
  • El grupo Iberdrola actúa como motor para el desarrollo económico y social creando empleo estable y de calidad. En este sentido, se ha comprometido a invertir 75.000 millones de euros hasta 2025, que aumentarán hasta 150.000 millones en 2030, para dinamizar el tejido industrial y el empleo en los países en los que opera.

    En 2019, las principales autovías y corredores de España, así como los espacios de acceso público de las principales ciudades de la geografía española, contarán con una estación de recarga rápida al menos cada 100 km. Así, será posible viajar por todo el país con autonomía.

  • La acción del hombre está provocando un aumento de la temperatura global. Por esa razón, el efecto invernadero ha pasado de ser nuestro gran aliado a ser un riesgo para nuestra supervivencia. La inundación de ciudades costeras, la desertificación de zonas fértiles, el deshielo de masas glaciares y la proliferación de huracanes devastadores son solo algunas de sus principales consecuencias.

    El grupo Iberdrola es el primer productor eólico del mundo y líder en energías renovables a nivel global, gracias a sus inversiones de 120.000 millones de euros en los últimos 20 años, a los que se sumarán otros 75.000 millones de aquí a 2025 que aumentarán hasta 150.000 millones en 2030. Dentro de su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, la compañía pone el foco principal en el ODS 7, energía asequible y no contaminante, y trabaja para llevar la electricidad a todas las personas y optimizar el uso de la energía.

  • Los recursos naturales son aquellos que ofrece el planeta sin necesidad de intervención humana. Son imprescindibles para nuestra subsistencia, pero si se consumen a una velocidad mayor a la de su regeneración natural, como sucede en la actualidad, podrían agotarse. A continuación, repasamos las consecuencias y las posibles soluciones a este problema.

    Ciencia y aventura son, en muchas ocasiones, compañeros de viaje. Begoña Jiménez ha llegado hasta la Antártida persiguiendo el rastro de los Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP). Es una de las científicas de 'Sentinel', un proyecto para medir su acumulación y persistencia en el medio ambiente ya que estas sustancias pueden afectar a los seres vivos.