sociedad

Contribuimos en el progreso de la sociedad a través de ayudas, iniciativas y programas solidarios que fomentan la igualdad, la formación y el desarrollo de las comunidades.

TeInteresa
  • Las mascarillas, claves para reducir los contagios durante la pandemia de COVID-19, se han convertido en un complemento más en nuestro día a día. Pero, ¿qué efectos tiene el exponencial aumento en la utilización de una prenda de carácter desechable como esta? El medio ambiente podría ser uno de los grandes perjudicados si no desechamos las mascarillas de forma adecuada.

    El virus SARS-CoV-2 y la enfermedad que provoca, la COVID-19, se ha convertido en uno de los grandes enemigos de la humanidad en la actualidad. Para combatirlo, la bioseguridad, que se encarga de evitar el riesgo para la salud y el medio ambiente proveniente de la exposición a agentes biológicos causantes de enfermedades, se vuelve de vital importancia.

  • La biodiversidad del planeta está amenazada y el principal culpable es aquel que, paradójicamente, más depende de ella: el ser humano. Frenar la pérdida de biodiversidad, entendida como la disminución o desaparición de la variedad de seres vivos que habitan el planeta, es uno de los grandes retos de la humanidad. A continuación, repasamos causas, consecuencias y posibles soluciones.

    Como parte de su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, el grupo Iberdrola contribuye de forma directa a alcanzar el ODS 17 a través de su adhesión y participación en diferentes proyectos e iniciativas, tanto a nivel mundial como en los países en los que desarrolla su actividad. Su objetivo es fortalecer los medios para ejecutar las acciones necesarias para lograr los 17 objetivos y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible.

  • Dentro de su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, el grupo Iberdrola apuesta por la educación de calidad, inclusiva y equitativa. Alcanzar este objetivo requiere la promoción de oportunidades de aprendizaje para todo el mundo y durante toda la vida.

    Nueva York se convertirá en el epicentro de la agenda climática durante el mes de septiembre. La ciudad estadounidense acogerá dos citas imprescindibles para medir el compromiso del mundo frente al calentamiento global. Por un lado, la Cumbre sobre la Acción Climática organizada por la ONU (23 septiembre), y por otro, la Semana del Clima (23-29 septiembre). En el horizonte, la próxima conferencia de la ONU en Chile sobre cambio climático (COP25).