sostenibilidad medioambiental

Iberdrola es un referente internacional en sostenibilidad medioambiental. Impulsamos los modelos de negocio sostenibles, procurando un desarrollo que satisfaga las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras.

 Apostamos por un modelo de negocio energético sostenible

TeInteresa
  • Del 2 al 14 diciembre tendrá lugar la Cumbre Climática de Katowice (COP24) que, bajo la presidencia de Polonia, constituirá un auténtico hito en la agenda global de la acción climática. Analizamos, al detalle, sus avances y posibles resultados.

    Nuestra compañía ha sido reconocida por su labor en la lucha contra el cambio climático en los Climate Reality Awards 2018 —categoría 'Empresa'—, la primera edición de estos premios en España. Estos galardones nacen para situar la lucha contra el cambio climático en la primera página de la agenda social y política.

  • La proliferación de plásticos y su impacto en el medio ambiente es un problema urgente para el planeta. Iberdrola, en línea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de Naciones Unidas (ONU), presenta la iniciativa Atrapa a Lord Plastik con el objetivo de sensibilizar sobre esta problemática y concienciar sobre su reducción.

    Te presentamos el documental Hacia un planeta verde, en el que diferentes expertos analizan las causas del cambio climático y proponen como solución para mitigarlo la transición energética hacia un modelo descarbonizado.

  • Los bonos verdes son un tipo de deuda emitida por instituciones públicas o privadas que, a diferencia de otros instrumentos de crédito, comprometen el uso de los fondos obtenidos con un fin medioambiental. Así, el dinero obtenido se destina específicamente para la financiación o refinanciación de proyectos verdes, es decir, sostenibles y socialmente responsables en áreas tan diversas como las energías renovables, la eficiencia energética, el transporte limpio o la gestión responsable de los residuos.

    Somos lo que comemos y mantener una dieta sostenible refuerza nuestro compromiso con el medio ambiente. Este tipo de alimentación saludable es rica en verduras, fomenta el consumo de productos locales, genera menos residuos y limita el consumo de carne y pescado para proteger la biodiversidad.