NoticiaVolver

05/11/2018

“Estamos preparados para invertir 500 millones en Italia, pero para ello necesitamos un marco regulador estable y predecible”

Ignacio Galán ha concedido una entrevista al diario italiano Corriere della Sera en la que destaca la gran apuesta del grupo Iberdrola por Italia. Dicha apuesta se vertebra, fundamentalmente, sobre tres objetivos principales: un millón de clientes en tres años, una inversión de 500 millones de euros y una cuota de mercado del 4-5%.

La entrevista se ha enfocado en el firme compromiso de la compañía con las energías renovables y, en especial, a su apuesta por la eólica. “Desde 2001 hemos invertido más de 100.000 millones de euros en energías renovables, redes inteligentes y almacenamiento eficiente”, explica Galán con motivo de la inauguración de Wikinger, el mayor parque eólico marino del Báltico y el primero de Iberdrola en Alemania.

Desde 2001 hemos invertido más de 100.000 millones de euros en energías renovables, redes inteligentes y almacenamiento eficiente

En estos 17 años como presidente y consejero delegado de Iberdrola, Ignacio Galán la liderado una profunda transformación en la compañía, convirtiéndola en una de las cinco empresas energéticas más importantes del mundo y en la tercera empresa española por capitalización.

Para el presidente de Iberdrola resulta innegable que “el mundo ha subestimado sistemáticamente el potencial de las energías renovables. En los últimos cinco años, los precios de las diferentes tecnologías han bajado mucho más de lo previsto: más del 80% en el caso de la energía solar fotovoltaica, casi el 60% en la energía eólica terrestre y el 40% en la energía eólica marina”.

Finalmente, Galán afirma que “la transición energética es una oportunidad excelente para que Europa se reindustrialice en un contexto de igualdad de condiciones. La industria europea debe asumir un papel proactivo para aprovechar estas oportunidades. Si no lo hacemos nosotros, lo harán otros, y para ello es importante mantenernos unidos”. La clave es “más Europa”, una mayor integración para que todos los países de la U.E. avancen en la misma dirección y se comprometan a implantar el Paquete de Energías Limpias.