Acción climática

Iberdrola, líder global en acción climática

Cambio climático

El Grupo Iberdrola lidera el camino hacia una economía descarbonizada y resiliente, a través de un modelo de negocio sostenible y eficiente. La lucha contra el cambio climático ha sido el motor principal de nuestra estrategia de crecimiento rentable.

parque eolico groton
Parque eólico Groton, en Estados Unidos.

Comprometidos con una acción climática ambiciosa y urgente

Desde Iberdrola se inició la transición energética hace 20 años y se ha consolidado como un referente mundial en la acción climática y las energías limpias. 

El Plan de Acción Climática de Iberdrola establece unos objetivos más ambiciosos para lograr en 2030 la neutralidad para las emisiones de carbono equivalente de alcances 1 y 2 y cero emisiones netas de carbono equivalente antes de 2040 para todos los alcances, incluyendo el alcance 3 (expresados en CO2eq). 
 

Principales elementos del Plan de acción climática

Objetivos

  • 2030

    Neutralidad en emisiones alcances 1 y 2

    Directas (generación propia y otras) e indirectas de pérdidas de redes eléctricas y consumos propios

  • <2040

    Cero emisiones netas en todos los alcances, incluyendo el 3

    Alcances 1, 2 y 3 (resto de emisiones indirectas sobre las que el Grupo no posee el control o influencia directa (ej. venta de gas, compra de electricidad para venta a cliente final, generación de electricidad para terceros, proveedores)

Palancas

  • Icono

    100 % Renovables

    Toda la energía 100 % cero emisiones

  • Icono

    100 % Redes Inteligentes

    Redes más robustas y 100 % digitalizadas

  • Icono

    Compras verdes

    Energía 100 % verde

    Proveedores - Proyectos de reducción conjunta de emisiones y uso de productos “verdes”

  • Icono

    Soluciones verdes a clientes

    Oferta de productos y soluciones verdes (electrificación, H2 verde)

Alianzas en tecnologías verdes y descarbonizadas

Valores

  • Icono

    Positivo para la sociedad

    Economía, industria y empleo

    Transición inclusiva

    Acceso universal a energía competitiva

  • Icono

    Positivo para la naturaleza

    Impacto neto positivo en biodiversidad en 2030

    Modelo de economía circular

Herramientas

  • Icono Gobernanza climática
  • Icono Estrategia y gestión de riesgos y oportunidades
  • Icono Innovación tecnológica y de negocio
  • Icono Alianzas y colaboración
  • Icono Financiación verde

Iberdrola ha aprobado objetivos de reducción de emisiones basados en la ciencia a corto y largo plazo con SBTi.

SBTi ha verificado el objetivo basado en la ciencia de cero emisiones netas de Iberdrola para 2039.

Iberdrola ha aprobado objetivos de reducción de emisiones basados en la ciencia a corto y largo plazo con la iniciativa Science Based Target (SBTi).

Ver más flecha

La acción climática, eje prioritario de nuestra estrategia

Los Estatutos Sociales de Iberdrola depositan en el Consejo de Administración la responsabilidad sobre la acción climática, siendo el máximo órgano de gestión del Grupo el encargado de aprobar y actualizar un plan de acción climática que permita cumplir los objetivos medioambientales de la compañía, así como de reportar anualmente la gestión climática.

Además, la Política de acción climática establece el marco de la estrategia y el modelo de negocio de Iberdrola, alineado con el Acuerdo de París y la Agenda 2030. En ella Iberdrola sigue asumiendo una posición de liderazgo (directamente y estableciendo alianzas), promoviendo la sensibilización (impactos, retos y beneficios de su consecución) y contribuyendo a un futuro neutro en carbono y sostenible.

La Política de acción climática establece entre sus líneas de actuación prioritarias la electrificación de la economía. Para ello, el Grupo apoyará iniciativas regulatorias que fomenten, por ejemplo, la movilidad eléctrica y las bombas de calor, el principio de que "quien contamina paga", la eliminación de subsidios a tecnologías o sectores de altas emisiones, el análisis de los riesgos derivados del cambio climático y, en general, el desarrollo de una transición energética real y global.

El contenido de la Política de acción climática, que también ha sido respaldado por los accionistas en la Junta General, está alineado con las recomendaciones del TCFD (Task Force on Climate-related Financial Disclosure) Enlace externo, se abre en ventana nueva., plataforma de referencia en reporting climático, que establece las guías para integrar el cambio climático en los procesos internos de planificación estratégica y de toma de decisiones, así como en el análisis, gestión y reporte de los riesgos a largo plazo.

Avanzamos hacia las cero emisiones netas 

Como pilar estratégico para su consecución se apoya en el plan de inversiones del Grupo, fundamentado en iniciativas de innovación orientadas a la descarbonización del mix energético, a aumentar su resiliencia y a consolidar su liderazgo en energías renovables, redes inteligentes, almacenamiento eficiente el despliegue de soluciones de descarbonización para el cliente.

 

Icono

26,7

millones de toneladas de CO2 evitadas en 2023 (1)

Icono

81 %

de la capacidad propia instalada libre de emisiones

Icono

71,7 %

de la capacidad propia instalada procede de fuentes renovables

Icono

+ 5.400

millones de euros invertidos en energía renovable en 2023

Icono

42.084

MW de capacidad propia en renovables

Icono

1.793

MW en operación de eólica marina, clave del crecimiento del Grupo

Icono

0

centrales térmicas de carbón en el mundo tras su cierre

Icono

+ 13.400

millones de euros de financiación ESG en 2023

 Datos a cierre de 2023.

(1) Información extraída del "Estado de información no financiera. Informe de sostenibilidad 2023".

Además, Iberdrola apuesta por la financiación verde y sostenible —es el mayor grupo emisor de bonos verdes del mundo— y por la innovación en energías limpias. La compañía participa activamente en las cumbres climáticas y en distintas alianzas que abogan por una acción climática ambiciosa y urgente, siendo su próxima cita clave la COP29 de Bakú. Asimismo, trabaja para concienciar a la sociedad acerca del cambio climático y contribuye al desarrollo sostenible. Una labor que ha sido reconocida por numerosos índices internacionales. Además, en línea con este compromiso, nos alineamos con diferentes iniciativas como el Día Mundial de la Energía.

Gestionamos los riesgos y oportunidades del cambio climático

Mejorar la resiliencia climática pasa por evaluar cómo el cambio climático creará nuevos riesgos u oportunidades o alterará los actuales. Construir sistemas resilientes implica, en primer lugar, una transformación tecnológica y hacia una economía descarbonizada, evitando así los peores escenarios y aprovechando las oportunidades que la transición energética brinda. Así, la Política de acción climática del Grupo Iberdrola incluye, entre sus líneas de acción prioritarias, el análisis de los riesgos y oportunidades derivados del cambio climático en el ámbito de la transición energética, así como los riesgos físicos, e integración de la ciencia del clima y los criterios de adaptación y resiliencia, para reducir o evitar los potenciales impactos del cambio climático en la actividad. Iberdrola monitoriza y gestiona los impactos derivados del cambio climático, mediante un proceso permanente de análisis, basado en la ciencia del clima y su aplicación en los procedimientos habituales de la empresa, con un enfoque de planificación, ejecución y control y mejora continua. De este análisis se concluye que, si bien existen riesgos, en términos generales el modelo de negocio de Iberdrola podría ser catalogado como resiliente al cambio climático. Para más información sobre nuestra gestión de riesgos y oportunidades consultar el Estado de información no financiera 2021.

Principales riesgos climáticos

El cambio climático trae consigo diversos riesgos, los cuales, en gran medida, no son riesgos nuevos para Iberdrola . Éstos riesgos, que quedan recogidos en la política general de control y gestión de riesgos, y que por tanto son monitorizados periódicamente, pueden agruparse en:

  • DE TRANSICIÓN, asociados a todos los riesgos que pueden aparecer en el proceso progresivo de descarbonización global , tales como cambios regulatorios, de mercado, tecnológicos, reputacionales, demandas, variaciones de la demanda, etc.
  • FÍSICOS, procedentes de posibles impactos materiales sobre las instalaciones , consecuencia de los efectos de la evolución futura de las variables climáticas, tanto crónicos (aumento de las temperaturas, subida del nivel del mar, variación del régimen de precipitaciones), como extremos (aumento de frecuencia) y en intensidad de los fenómenos meteorológicos extremos, tales como las de calor, huracanes, inundaciones, etc.

Derivados de estos riesgos pueden surgir otros, tales como el deterioro crediticio de contrapartes, proveedores, bancos, otros, fenómenos sociales, crisis humanitarias, impactos en cosechas y pesca, crisis de refugiados, epidemias y mayor competencia por los recursos financieros.