cambio climático

El cambio climático es uno de los más importantes desafíos a los que debe hacer frente la humanidad en el siglo XXI. El sector eléctrico juega un papel clave en el logro del propósito fijado por el Acuerdo de París para limitar el incremento de la temperatura del planeta.

TeInteresa
  • La lluvia ácida es una de las consecuencias de la contaminación atmosférica. Los gases procedentes de la quema de combustibles reaccionan con el oxígeno del aire y el vapor de agua, transformándose en ácidos que se depositan sobre la superficie terrestre a través de las precipitaciones. Esta acidificación del suelo y de las aguas superficiales tiene efectos devastadores sobre los ecosistemas y supone un grave peligro para los seres vivos.

  • Nuestra compañía ha sido reconocida por su labor en la lucha contra el cambio climático en los Climate Reality Awards 2018 —categoría 'Empresa'—, la primera edición de estos premios en España. Estos galardones nacen para situar la lucha contra el cambio climático en la primera página de la agenda social y política.

    Iberdrola ha logrado posicionarse como la primera utility en el ámbito nacional y global gracias al detalle y transparencia demostrados para la elaboración y publicación del Informe de sostenibilidad 2017 y en la página web de la compañía. Así queda reconocido en el Estudio sobre el Estado del Reporting de Sostenibilidad del IBEX 35, elaborado por la consultora EcoAct España (septiembre 2018).

  • Gracias al importante grado de alineamiento de nuestra estrategia con los objetivos del histórico Acuerdo de París y a la documentación facilitada por la compañía, Iberdrola es una de las seis empresas seleccionadas por Naciones Unidas para participar en los grupos del Diálogo de Talanoa en Bonn.

    Descubre más artículos interesantes relacionados

    Desde el Acuerdo de París hay un término que resuena en todas las conversaciones relativas al cambio climático: mitigación. El objetivo es reducir las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera, y una de las medidas para conseguirlo es aumentar la presencia de los sumideros de carbono en la Tierra.