NEGOCIACIONES Y POLÍTICAS CLIMÁTICAS

Presencia activa en las cumbres climáticas

El grupo Iberdrola desarrolla una intensa actividad en el marco del debate global y regional en materia de políticas climáticas, participando de forma activa en los principales hitos de la agenda climática global.

CALENTANDO MOTORES PARA LA COP26

Para la COP26, que se celebrará en Glasgow del 1 al 12 de noviembre de 2021, Iberdrola está trabajando intensamente para apoyar con su ejemplo y a través de distintas campañas y actividades un enfoque ambicioso a la hora de renovar los compromisos políticos —las llamadas contribuciones climáticas o NDC por sus siglas en inglés— que adquirieron los países en el marco del Acuerdo de París en 2015.

En este sentido, la filial del grupo en Reino Unido, ScottishPower, ha confirmado su participación como partner principal de la COP de Glasgow, donde tiene su sede corporativa. De cara al éxito de esta cumbre, la Presidencia de la COP26 se ha propuesto trabajar con empresas que destaquen por tener planes de reducción de emisiones creíbles, basados en la ciencia y en línea con los objetivos del Acuerdo de París. ScottishPower está invirtiendo en activos e infraestructuras con bajas emisiones de carbono para lograr una economía descarbonizada para 2050.

 

CELEBRAMOS EL QUINTO ANIVERSARIO DEL ACUERDO DE PARÍS

Tras 20 años de negociaciones, el 12 de diciembre de 2015, en el marco de la COP21, 195 países acordaron en París limitar el incremento de temperatura global por debajo de los 2 ºC para finales de siglo y proseguir con los esfuerzos para que la temperatura del planeta no subiera por encima de los 1,5 ºC. Se comprometieron, para ello, a alcanzar el punto máximo de emisiones de gases de efecto invernadero lo antes posible para, a partir de ahí, empezar a reducirlas hasta la neutralidad climática.

Quince años antes de este hito histórico, Iberdrola ya situó la lucha contra el cambio climático en la base de su estrategia. Así, la compañía lleva dos décadas completamente alineada con los compromisos del Acuerdo de París, apostando por una estrategia basada en la generación de energía limpia y el desarrollo de redes que transporten esta energía al consumidor final.

Desde el grupo, se ha trabajado intensamente en la descarbonización de la energía, mostrando un apoyo explícito al más alto nivel al objetivo de neutralidad de carbono para 2050, convencidos de las oportunidades que supone para la creación de valor y prosperidad. Hemos multiplicado por cuatro nuestra capacidad renovable y reducido en un 75 % la intensidad de emisiones, además de cerrar nuestras plantas de carbón, conseguir financiación mediante productos verdes y sostenibles y participar en foros, alianzas y organizaciones internacionales defensoras de la lucha contra el cambio climático. Todo esto nos ha permitido liderar la transición hacia la neutralidad climática en todos los ámbitos de nuestra actividad.

Esta nueva década es decisiva para cumplir los objetivos del Acuerdo de París. Por eso, el plan de inversiones de 75.000 millones de euros anunciado por Iberdrola para el periodo 2020-2025 —que aumentarán hasta 150.000 millones en 2030—, además de comprometerse con la recuperación de la crisis actual, pone el foco en la necesaria descarbonización de la economía, así como en una mayor electrificación, estando el 90 % del mismo alineado con la taxonomía verde de la Unión Europea. De este modo, nuestra estrategia de inversión en energía limpia y redes nos llevará, en 2030, a ser neutros en carbono en Europa, donde nuestras emisiones ya han alcanzado mínimos históricos en el periodo (28 gr CO2/kWh) y son una décima parte de las de nuestros competidores europeos y americanos, y a reducir nuestras emisiones de CO2 a nivel global hasta los 50 g/kWh. Nuestro objetivo es ser una compañía neutra en carbono a nivel global en 2050.

Coincidiendo con el quinto aniversario del Acuerdo de París, Iberdrola llevó a cabo en diciembre de 2020 un evento virtual global, Leading Climate Action, en el que el presidente del grupo, Ignacio Galán, destacó que la compañía "debe seguir liderando el camino" hacia un futuro con cero emisiones. El encuentro sirvió para abordar los aspectos más relevantes relacionados con la emergencia climática, como el estado de la ciencia del clima, el desarrollo de las negociaciones internacionales, la importancia de las alianzas para impulsar la agenda política y el papel clave de la revolución tecnológica para hacer todo esto posible.

Alineados con los objetivos europeos

El apoyo de Iberdrola en este ámbito es especialmente importante en el contexto de la Unión Europea, donde se ha desarrollado un intenso debate político que ha culminado con la aprobación formal del objetivo de neutralidad a 2050 [PDF] y el lanzamiento del Pacto Verde Europeo en diciembre de 2019. Esto sitúa a la Unión Europa como la mayor área económica comprometida con la neutralidad climática y con un modelo de crecimiento sostenible.

Europa libre de emisiones.#RRSSVisión de Iberdrola sobre la consecución del objetivo de emisiones netas nulas para 2050.

También con motivo del quinto aniversario del Acuerdo de París, la European Round Table for Industry (ERT), que reúne a los principales líderes industriales europeos —entre ellos, el presidente del grupo Iberdrola—, lanzó una publicación titulada Aprovechar al máximo el liderazgo de Europa en materia climática. En ella, 57 dirigentes empresariales de algunas de las mayores compañías industriales y tecnológicas del Viejo Continente declaran su apoyo a una Europa climáticamente neutra en 2050 y al objetivo de reducción neta de las emisiones de gases de efecto invernadero del 55 % para 2030, respaldado por una sólida política industrial.

Asimismo, cabe destacar la adhesión de Iberdrola, junto a otras 11 empresas europeas, a la European CEO Alliance, una iniciativa que apoya los objetivos del Acuerdo de París para 2050, el Pacto Verde de la UE y una mayor ambición para los objetivos climáticos de la Unión.

Evolución del sector eléctrico desde el Acuerdo de París

Desde la firma del Acuerdo de París en 2015, han sido muchos los avances logrados en esta dirección: planes de los gobiernos para la descarbonización, involucración de los principales líderes mundiales en la defensa de un enfoque más ambicioso, el apoyo de la comunidad empresarial y de la sociedad civil... El momento político y social de estos cinco años ha estado acompañado de una fuerte revolución tecnológica de las soluciones climáticas en todos los ámbitos de la economía, pero sobre todo en el sector eléctrico.

El coste de la energía solar fotovoltaica y de la eólica marina se ha reducido más del 65 % y el de la eólica terrestre en un 33 %. Esto ha permitido alcanzar casi 700 GW de potencia instalada de renovables a nivel mundial. Por otro lado, las baterías son ya un 55 % más baratas que hace cinco años, haciendo posible el despegue del vehículo eléctrico (se han multiplicado por cuatro los vendidos a día de hoy).
 

 Un lustro desde el Acuerdo de París: motivos para el optimismo [PDF]

OTRAS ACTIVIDADES DE LA AGENDA CLIMÁTICA

La crisis sanitaria y económica derivada de la COVID-19 ha provocado que todas las actividades de la agenda climática se enfoquen en la fusión que se ha producido entre el discurso climático y el económico, con el objetivo de conseguir que la recuperación económica conduzca a una economía robusta, sostenible y resistente.

A pesar de las circunstancias excepcionales originadas por esta crisis, la actividad de la agenda climática global sigue siendo intensa dada la necesidad de seguir movilizando a la comunidad internacional hacia el cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París. Así, sigue desarrollándose una amplia gama de eventos internacionales, campañas e hitos políticos, algunos de carácter virtual, en los que continúa estando presente Iberdrola con una participación a todos los niveles. En este marco, la secretaría de la CMNUCC —con el apoyo de la Presidencia de la COP26 y las figuras de los Climate Champions— celebró una serie de actividades del 1 al 10 de junio de 2020, abiertas al conjunto de la sociedad, que sirvieron como plataforma de intercambio de información sobre el estado de las acciones de países y organizaciones, así como para renovar alianzas en torno a la neutralidad climática a 2050.

En este último punto se enmarcó la campaña Race to Zero, impulsada con una serie de eventos y reuniones llevados a cabo del 9 al 19 de noviembre, en los que se actualizaron y reforzaron compromisos asumidos por empresas, gobiernos y resto de agentes no gubernamentales en la Asamblea General de Naciones Unidas de 2019 y en la COP25 en Madrid. Durante estos Race to Zero Dialogues una multitud de agentes de diversos orígenes —empresas, ONG, gobiernos, instituciones, etc.— aportaron su visión para avanzar hacia una economía con emisiones netas nulas desde distintas perspectivas sectoriales: finanzas, energía, industria, etc.

Iberdrola también participó de forma activa en el ciclo de conferencias y reuniones climáticas conocida como "Diálogos por el Clima 2020" (23 al 4 de diciembre de 2020). Organizada por la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), este ciclo de reuniones y eventos sirvió para dinamizar el proceso formal de negociaciones y la acción de la sociedad civil.

Como otros eventos recientes destacan: la Cumbre Climática del Secretario General de Naciones Unidas en Nueva York y las actividades de la Alianza de Marrakech para la Acción Climática Global.

 

Además, We Mean Business, principal coalición internacional en defensa de la acción climática desde un enfoque empresarial, ha presentado un informe bajo el título Climate Leadership Now [PDF], donde Iberdrola ha tenido una especial visibilidad como resultado de su participación en campañas, declaraciones, alianzas y actividades que reflejan el comportamiento responsable en políticas climáticas.

MOVING FOR CLIMATE NOW

Iberdrola participa activamente en las diferentes cumbres climáticas a través de la ruta ciclista Moving for Climate NOW y la entrega de su Manifiesto contra el cambio climático con los principales ejes de actuación en la lucha contra el calentamiento global.

Durante sus cinco ediciones, la iniciativa ha contado con más de 180 participantes procedentes de más de 70 entidades y ha recorrido más de 4.200 kilómetros y 37 ciudades, con el objetivo de sensibilizar acerca de la importancia de luchar contra el cambio climático de manera urgente.

Coincidiendo con el quinto aniversario del Acuerdo de París, el 3 de diciembre Iberdrola participó en los Diálogos sobre el Clima 2020 mediante un encuentro virtual en el que el presidente del grupo, Ignacio Galán, hizo entrega del Manifiesto a la secretaria ejecutiva de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), Patricia Espinosa. El evento contó con la participación de los High Level Climate Champions, Gonzalo Muñoz y Nigel Topping, y pudo seguirse en directo a través de Youtube.

Galán destacó que "no es suficiente con establecer metas a largo plazo", sino que "necesitamos actuar ahora y hacerlo juntos a través de alianzas público-privadas". El Manifiesto incide en cinco palancas para el cambio: hojas de ruta a medio y largo plazo, alineación de los planes de recuperación con objetivos climáticos, aceleración de la descarbonización en todos los sectores económicos, soluciones basadas en la naturaleza y creación de alianzas.

IMPORTANCIA DE LAS COP EN LA LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

En las diferentes Conferencias de las Partes —conocidas como COP— han ido incluyéndose nuevos elementos en la arquitectura internacional de las negociaciones sobre el cambio climático. Estos permiten afrontar retos concretos en la financiación de la mitigación y adaptación al cambio climático.

En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (Río de Janeiro, 1992) quedó claro el consenso internacional para abordar la problemática del cambio climático. En este entorno se creó la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). La firmaron 166 países, pero actualmente ya son 197 los que la han ratificado.

Desde 1992 se han ido alcanzando diferentes hitos en las distintas negociaciones. Finalmente, el 12 de diciembre de 2015 se aprobó el texto del Acuerdo de París, un pacto legal con los elementos necesarios para la construcción de una estrategia mundial de lucha contra el cambio climático a partir de 2020.

CONOCE NUESTRA PARTICIPACIÓN EN LAS ÚLTIMAS COP

COP25.

Limitar el incremento de la temperatura global

La Conferencia se centró en los escenarios climáticos y energéticos que contribuyen a limitar el incremento de la temperatura mundial por debajo de los 1,5 °C.
COP24.

Bases para activar el Acuerdo de París

Fue clave para diseñar los instrumentos que permitiesen abordar de forma efectiva y eficiente el cumplimiento de los objetivos climáticos.
COP23.

Alianzas globales para reforzar la acción climática

Tras la firma del Acuerdo de París, esta cumbre supuso el pistoletazo de salida para su implementación y para la aprobación del marco de colaboración con agentes no estatales.
COP22.

Calendario para los principios del Acuerdo de París

El calendario contemplaba que las reglas que regirían el Acuerdo deberían concluirse en 2018, dos años antes de su puesta en marcha. La redacción de estas reglas fue crucial en la conferencia.
COP21.

Iberdrola, enfocada en la reducción de emisiones

El encuentro fue crucial y desembocó en un nuevo acuerdo internacional sobre el clima, aplicable a todos los países, para mantener el calentamiento global por debajo de los 2 °C.