Uso del agua

Optimizamos la gestión del agua y velamos por su uso según las mejores prácticas

Acción climática Agua Naturaleza

La gestión eficiente de los recursos hídricos se ha convertido en esencial para la salud del planeta. El Grupo Iberdrola se esfuerza en hacer un uso racional y sostenible del agua y afrontar los riesgos relacionados con su escasez.

El Grupo Iberdrola controla exhaustivamente el uso y los consumos específicos del agua.
El Grupo Iberdrola controla exhaustivamente el uso y los consumos específicos del agua.

Gestión del agua

En Iberdrola, la gestión del agua prioriza la eficiencia a través del control de su uso en nuestras operaciones. Esto nos permite identificar áreas de mejora y optimizar el consumo, reduciendo así el desperdicio y promoviendo un uso más sostenible de este recurso. Estas medidas no solo ayudan a conservar el agua, sino que también contribuyen a la sostenibilidad ambiental y a la eficiencia operativa.

En Iberdrola, también nos enfocamos en acciones para mejorar la calidad del agua residual. Nuestros procesos de tratamiento avanzado aseguran que el agua devuelta al medio ambiente cumpla con los parámetros de calidad requeridos por la normativa aplicable (incluso superándolos), minimizando el impacto ambiental y promoviendo un ciclo del agua más limpio y saludable.

Nos esforzamos continuamente por mejorar nuestras prácticas a través del establecimiento de objetivos en la gestión del agua. Estos objetivos nos guían hacia una mejora constante en la eficiencia del uso del agua. Además, disponemos de instalaciones que utilizan agua reciclada en sus operaciones. El agua reciclada es una parte crucial, permitiendo un uso más eficiente y sostenible del recurso.

Impactos y dependencias del agua

La gestión de riesgos hídricos se centra en la identificación, evaluación y mitigación de los posibles impactos y dependencias, asegurando la protección de este recurso y entendiendo cómo nuestras operaciones pueden verse afectadas por la disponibilidad y calidad del agua. Este análisis nos permite desarrollar estrategias efectivas para reducir nuestra dependencia y asegurar la continuidad operativa. Un exhaustivo seguimiento regulatorio, dentro de nuestro sistema de gestión ambiental certificado, permite identificar los cambios en la regulación que puedan afectar la gestión del agua. Además, realizamos estudios para entender cómo nuestras operaciones afectan a las comunidades y ecosistemas circundantes.

Nuestros principales impactos derivados de nuestra actividad son:

  • Detracción del recurso hídrico. Principalmente motivado por la actividad de generación térmica
  • Cambios en la calidad del agua. Se reflejan en cambios en la temperatura del agua vertida y posibles cambios en la composición química. 

Realizamos una evaluación constante de la calidad y la cantidad de agua en diferentes áreas de operación para garantizar que siempre se mantienen los indicadores de calidad dentro de los límites regulados.

La principal dependencia se centra en servicio ecosistémico de regulación del ciclo hidrológico del agua, por su impacto en nuestras actividades de generación térmica y generación hidráulica y el servicio de regulación climática del agua, por su impacto en nuestras infraestructuras debido a tormentas, inundaciones, etc. 

En nuestro informe de biodiversidad se puede ampliar la información relativa a la identificación y gestión de riesgos y las correspondientes acciones de mitigación. 

Entre las acciones más representativas encaminadas a un uso más sostenible del agua, destacan las siguientes:

Icono

95,54 %

del agua captada en instalaciones de generación térmica y de cogeneración retornada al medio

Icono

3,98 hm³

de agua captada ahorrados gracias a la reutilización en los ciclos cerrados o semiabiertos

Icono

3,306 hm³

de agua de origen residual reciclados en los procesos de refrigeración

 Datos Ejercicio 2023.

 

Uso de agua en generación de energía

El principal uso de agua se lleva a cabo durante el proceso de refrigeración en la generación térmica de electricidad. Nuestra estrategia de mejora en el uso eficiente del agua se basa en:

  • Sustituir las tecnologías menos eficientes por renovables y ciclos combinados.

  • Control de la captación y el vertido [PDF] Enlace externo, se abre en ventana nueva.:
    • Limitar el volumen de captación y consumo de agua en todas las tecnologías.

    • Evitar la captación de agua en áreas con estrés hídrico.

    • Aseguramiento de la calidad del agua en el vertido.

    • Reutilizar y reciclar agua en las instalaciones.

  • Mejorar continuamente los procesos de las instalaciones para un menor consumo e impacto.

  • Establecer y controlar los niveles de límite superficial y los caudales ecológicos en los embalses de generación hidroeléctrica.

  • Realizar campañas de concienciación para conseguir un uso más eficiente y responsable del agua sanitaria en las oficinas y edificios de control por parte de los empleados.

La evolución del uso del agua del Grupo se presenta a continuación:

Evolución del uso del agua del Grupo Iberdrola

(hm³)

Nota: se define el uso del agua como el agua extraída menos el agua descargada al medio natural.

 

 

Intensidad del uso del agua

(m³/GWh)

 

La apuesta de Iberdrola por la sustitución de las tecnologías menos eficientes por otras limpias y sostenibles, como las renovables y los ciclos combinados secos, ha supuesto la disminución de la intensidad de uso de agua de la compañía.

Proyectos y acciones preventivas

El respeto hacia este recurso también implica la preservación de la biodiversidad, por lo que es tan importante controlar la captación de agua para evitar impactos materiales en los ecosistemas hídricos ni disminuir el riesgo de derrame y, por tanto, evitar la contaminación.

Iberdrola toma medidas de seguridad y contención para mitigar el impacto: anualmente se realizan actuaciones preventivas para evitar y reducir el impacto de posibles derrames, como la construcción de depósitos para la recogida de aceite en caso de vertido masivo en las subestaciones y centros de transformación, o la impermeabilización de cubetos.