GESTIÓN MEDIOAMBIENTAL

Damos respuesta a los retos y oportunidades ambientales

Nuestro modelo se basa en la universalidad del servicio, la seguridad y la competitividad, la reducción de emisiones de CO2 y la eficiencia energética.

Gestión medioambiental: principios de actuaxión: respeto al medio ambiente, un único sistema de gestión ambiental para todo el Grupo, colaboración con los grupos de interés.

Un modelo energético sostenible debe dar satisfacción a diversos objetivos:

  • Objetivo económico, que se puede resumir en la necesidad de suministros energéticos estables, seguros y competitivos (seguridad y garantía de abastecimiento).
  • Objetivo social, que se resume en el acceso de todas las personas a este servicio esencial en condiciones económicas asumibles (competitividad y universalidad del servicio).
  • Objetivo ambiental, que se traduce en menores emisiones y mayor eficiencia en la producción y uso de la energía, además del cumplimiento de otra normativa ambiental.

El reto en la producción de energía es disponer de un parque productivo equilibrado, capaz de responder eficazmente en escenarios de aumento de precio de los combustibles, variabilidad de recursos renovables disponibles, internalización del coste del CO2 y cumplimiento de otra normativa ambiental de carácter local.

En un contexto caracterizado por una creciente demanda social a favor de la preservación del medio ambiente, unas exigencias regulatorias cada vez más severas, y un escrutinio constante de la gestión por parte de analistas, evaluadores y diferentes agentes de la sociedad civil, Iberdrola debe dar respuesta a los retos y oportunidades ambientales que se le presentan.

La información que se recoge en este apartado refleja el posicionamiento, los indicadores que permiten el seguimiento de ese posicionamiento y las acciones más destacadas, respecto a cada uno de los aspectos ambientales que afectan a las actividades principales de Iberdrola.

ENFOQUE DE GESTIÓN AMBIENTAL

  • Principios de actuación

    La estrategia y gestión ambiental de la compañía se ha visto reconocida en diferentes índices ambientales de ámbito internacional. Entre los más prestigiosos cabe destacar el Índice Dow Jones de Sostenibilidad, donde Iberdrola ha sido seleccionada en todas las ediciones desde su constitución, o FTSE4Good. Para avanzar en esta dirección, se establecen estos principios básicos:

    • El compromiso del Consejo de Administración de Iberdrola para hacer realidad las políticas ambientales aprobadas, convierten el respeto al medio ambiente en un elemento de naturaleza estratégica. Este compromiso se materializa estableciendo un marco de actuación en el que se generan, impulsan, definen y desarrollan proyectos de mejora e innovación. Estos avances implican necesariamente a los diferentes negocios de la empresa y su materialización se constata año a año en la mejora de los indicadores globales de desempeño ambiental.
    • El diagnóstico permanente reside en un único Sistema de Gestión Ambiental para todo el grupo, sustentado en sistemas integrales de certificados bajo diferentes normativas (ISO14001, EMAS, ISO14064) contribuye a reducir el riesgo ambiental. Y esta mitigación siempre ha de llevarse a cabo cumpliendo tanto la legislación vigente como los diferentes compromisos internacionales suscritos, así como la normativa interna de la empresa. El cumplimiento de las exigencias de estas certificaciones no sería posible sin una sistemática y mejora continua en la gestión ambiental, lo cual garantiza la coherencia del Sistema General de Objetivos Ambientales dentro de la estrategia de la compañía.
    • La colaboración con los Grupos de interés principales (Administración Pública, empresas del sector y proveedores), tanto en la definición e implantación de los de proyectos de innovación, como en el desarrollo de iniciativas de tracción al resto de empresas proveedoras. En este sentido se puede destacar la participación directa de Iberdrola en el Programa de Ecoeficiencia en la empresa vasca y en el Basque Ecodesign Center recientemente constituido, con el objeto de desarrollar proyectos para todo el grupo en el ámbito de la movilidad verde, el ecodiseño, hacer más sostenible la cadena de suministro, el desarrollo de nuevas metodologías para la evaluación económica de los impactos ambientales y la eficiencia energética.
  • Sistema de gestión ambiental

    Para dar respuesta a la expansión internacional y diversidad de actividades desarrolladas con impacto ambiental de la compañía, en 2008 se aprobó el Sistema de Gestión Ambiental del grupo Iberdrola, con el objetivo de crear un marco común en materia ambiental, que posibilita la coordinación de los diferentes planes y medidas, respetando la autonomía y particularidades a nivel regional.

    Desde entonces, y siguiendo el compromiso de mejora continua y con el objetivo de materializar la misión, visión y valores de nuestro sistema corporativo, este sistema común se ha desarrollado incorporando acciones de innovación en la gestión medioambiental que permitan la alineación la dimensión ambiental dentro del modelo de sostenibilidad del grupo, integrando los Objetivos de Desarrollo Sostenible y articulando los mecanismos para medir y evaluar el desempeño ambiental del grupo desde la perspectiva del ciclo de vida. Esto a su vez permite a Iberdrola integrar en su gestión la economía circular y el capital natural.

    El Sistema de Gestión Ambiental del grupo Iberdrola se compone de los siguientes elementos:

    Sistema de Gestión Ambiental.

    Sistema de Gestión Ambiental.

    De esta manera, el Sistema de Gestión Ambiental del grupo Iberdrola traslada las políticas ambientales corporativas a las directrices ambientales. Estas directrices ambientales son desplegadas por las organizaciones de Iberdrola en objetivos y metas ambientales, incluyendo la asignación de responsabilidades, recursos y plazos de ejecución.

    Las directrices ambientales alineadas con los ODS y que definen las líneas estratégicas de Iberdrola son:

    • Proteger el entorno y detener la pérdida de biodiversidad.
    • Combatir el cambio climático y sus efectos.
    • Garantizar modalidades de producción y consumo sostenible.
    • Revitalizar las alianzas con los Grupos de interés para el desarrollo sostenible.