Science Based Targets

La iniciativa Science Based Targets

Reducir el impacto medioambiental es una de las principales acciones que las empresas podemos emprender para reducir el calentamiento global, frenar el cambio climático y contribuir a la descarbonización de la economía y la sociedad. La Unión Europea se comprometió en 2021 a alcanzar la neutralidad de carbono para 2050 en todo el territorio y la iniciativa Science Based Targets es clave en este proceso.

SBTi

Los Science Based Targets (SBT), u Objetivos con Base Científica, son un conjunto de metas definidas para establecer una ruta clara para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Para que un objetivo de reducción de emisiones se considere alineado con la ciencia debe estarlo con la escala de reducciones necesarias para mantener el calentamiento global por debajo de 2 ºC con respecto a los niveles preindustriales.

La iniciativa que define y valida estos objetivos basados en la ciencia es la Science Based Targets Initiative Enlace externo, se abre en ventana nueva. , una alianza del Carbon Disclosure Project (CDP), el Pacto Mundial de las Naciones Unidas, el Instituto de Recursos Mundiales (WRI) y el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF).

Esta iniciativa identifica y promueve enfoques innovadores para el establecimiento de objetivos corporativos de reducción de gases de efecto invernadero ambiciosos y significativos.

El compromiso Net Zero de Iberdrola, validado por la iniciativa Science Based Targets

Iberdrola tiene el compromiso de alcanzar cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en toda la cadena de valor en 2039 a partir del año base 2020. Dentro de este objetivo se incluyen hitos de reducción de emisiones a corto y a largo plazo en línea con una trayectoria de 1,5 °C. 

En el corto plazo, la compañía se compromete a reducir las emisiones absolutas de Gases de Efecto Invernadero (GEI) de alcance 1, 2 y 3 en un 65 % para 2030 a partir del año base 2020.

En el largo plazo Iberdrola se ha comprometido a reducir las emisiones de alcance 1, 2 y 3 en un 90 % para 2039 a partir de un año base 2020.

Estos compromisos se desglosan diferentes sub-objetivos cuantificables.

Consultar aquí. flecha

¿Qué son las emisiones de alcance 1, 2 y 3?

El concepto de huella de carbono se refiere a la totalidad de gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera por efecto directo o indirecto, ya sea por un individuo, una organización, un evento o un producto.

Estas emisiones se producen, o bien a través del desarrollo de la actividad de una organización o un evento; o bien teniendo en cuenta los GEI emitidos durante todo el ciclo de vida de un producto, desde su fabricación hasta su final.

¿Cómo se mide la huella de carbono? El resultado final se obtiene multiplicando el dato de consumo por su correspondiente factor de emisión en función del tipo de combustible o gas empleado en la actividad desempeñada.

Las emisiones asociadas a la actividad de una organización se clasifican en emisiones directas y emisiones indirectas, a su vez. Las emisiones directas son las que corresponden a fuentes propiedad de, o que están controladas por la organización. Son las emisiones liberadas en el lugar en el que se lleva a cabo la actividad.

Por otro lado, las emisiones indirectas son consecuencia de las actividades de la organización, pero que ocurren en fuentes que son propiedad de o están controladas por un tercero, como un proveedor. 

Sabiendo todo esto, cuando nos referimos a la huella de carbono de una organización y a las fuentes emisoras que se analizan en su cálculo, tenemos que hablar del Alcance. Existen tres alcances, el 1, el 2 y el 3, y cada uno de ellos define el tipo de emisiones detectadas y, por otro lado, indica el camino que seguir para aplicar las medidas adecuadas. 

  • El Alcance 1 se refiere a las emisiones directas de GEI, es decir, las que surgen a partir de la combustión en calderas, vehículos y otras fuentes propiedad de la entidad en cuestión. También incluye las emisiones fugitivas, es decir, las que proceden de algún tipo de fuga de gas. 
  • El Alcance 2 se refiere a las emisiones indirectas de GEI asociadas a la generación de electricidad, en este caso la adquirida y consumida por una organización. 
  • El Alcance 3 se refiere a otras emisiones indirectas que se producen en la cadena de valor de una empresa, por ejemplo, las que se relacionan con la extracción y producción de materiales adquiridos; las generadas durante el uso de los productos vendidos; con viajes de trabajo a través de medios externos (aviones comerciales, etc.); las relacionadas con el transporte de materias primas, combustibles o productos que se lleven a cabo por terceros, etcétera.

Las emisiones de alcance 1 y 2 se pueden medir con facilidad «dentro» de la empresa, y se pueden controlar tomando medidas de descarbonización. Por otro lado, las emisiones de alcance 3 suponen un mayor reto para su reducción ya que la empresa debe actuar a lo largo de toda su cadena de valor, desde proveedores y productos y servicios utilizados hasta sus clientes y el impacto de los productos y servicios que vende, y traccionar el cambio sin tener el control total de dichas emisiones.

En Iberdrola mantenemos un inventario de Gases de Efecto Invernadero para facilitar el cálculo de la huella de carbono, basado en estándares internacionales como el GHG (Protocol Corporate Accounting and Reporting Standard) y la norma ISO 14064-1:2018. Además, disponemos de una estrategia de descarbonización completa en la que se detallan tanto los objetivos marcados, como las palancas que accionar.