ODS 13: ACCIÓN POR EL CLIMA

Iberdrola se compromete a ser neutra en carbono para 2050

#cambio climático #sostenibilidad medioambiental #ODS

En el marco de su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas, el grupo Iberdrola pone el foco principalmente en el cumplimiento del ODS 13, acción por el clima, contribuyendo activa y decididamente a un futuro sostenible y bajo en carbono para luchar contra el cambio climático. En este sentido, nos hemos fijado el objetivo de reducir las emisiones absolutas de Gases de Efecto Invernadero en 2030 respecto a los niveles de 2017 y ser neutros en carbono para 2050 a nivel global.

NUESTRA CONTRIBUCIÓN AL ODS 13: ACCIÓN POR EL CLIMA

 Las emisiones de CO2 de la compañía ya son dos tercios inferiores a las de nuestros competidores en Europa1.

 Iberdrola se ha comprometido a ser neutra en carbono en 2050 a nivel global.

 Iberdrola ha propuesto el cierre de todas sus centrales de carbón.

 El mayor parque eólico de la historia de Iberdrola es East Anglia ONE, en aguas británicas del Mar del Norte.

 El 78 % de la capacidad instalada del grupo procede de fuentes libres de emisiones, lo que supone un total de 35.975 MW de energía limpia2.

 Iberdrola se suma al primer observatorio de España para promover el uso del vehículo eléctrico y la extensión de la movilidad sostenible.
 

1 Datos extraídos del Informe de Sostenibilidad 2019 [PDF].

2 Datos a cierre del Primer semestre 2020.

 

El grupo Iberdrola contra el cambio climático.#RRSSEl grupo Iberdrola contra el cambio climático.

 VER INFOGRAFÍA: El grupo Iberdrola contra el cambio climático [PDF]

Descubre nuestros hitos contra el cambio climático

EL GRUPO IBERDROLA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO

  • 65,8 millones de toneladas de CO2 evitadas durante los tres últimos años1
  • 78 % de la capacidad propia instalada libre de emisiones2
  • 71 % de la capacidad propia instalada procede de fuentes renovables2
  • 100.000 millones de euros invertidos en renovables desde 20012
  • 32.695 MW de capacidad propia en renovables2
  • 34.000 millones de euros entre 2018 y 2022 (47 % para redes inteligentes y 39 % para energías renovables)2
  • 16 plantas de carbón y petróleo cerradas2
  • 11.400 millones de euros en bonos verdes entre 2014 y 20202
  • 3.000 millones de euros invertidos en East Anglia ONE para mejorar la penetración de las renovables2

1 Datos extraídos del Informe de Sostenibilidad 2019 [PDF].

2 Datos a cierre del Primer semestre 2020.

 

Ocultar información

Cambio climático.

El compromiso climático del grupo Iberdrola

El sector eléctrico juega un papel fundamental para limitar el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 ºC y atajar la emergencia climática.
Energía eólica.

Nos anticipamos 20 años a la transición energética

Iberdrola apuesta por un modelo de negocio que sustituya la producción con fuentes contaminantes por energías limpias.
Huella de carbono.

¿Qué es la huella de carbono?

La huella de carbono representa el volumen total de gases de efecto invernadero que producen las actividades económicas y cotidianas del ser humano.
Hidrógeno verde.

Hidrógeno verde para cuidar el planeta

El hidrógeno extraído a partir de fuentes renovables es la clave para lograr la descarbonización del planeta y cumplir los propósitos climáticos a 2050.

¿QUÉ ES EL OBJETIVO DE DESARROLLO SOSTENIBLE 13: ACCIÓN POR EL CLIMA?

El ODS 13 se centra en la necesidad de adoptar medidas urgentes para acabar con el cambio climático que afecta a todos los países del mundo. Entre estas medidas destacan el fortalecimiento de la resiliencia y la capacidad de adaptación a los riesgos relacionados con el clima, la inclusión de acciones relativas al cambio climático en las políticas y estrategias de los distintos gobiernos y las mejoras en materia de educación y sensibilización.

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE EL ODS 13: ACCIÓN POR EL CLIMA?

Tal y como revela el quinto Informe de evaluación del IPCC, entre 1880 y 2012 la temperatura media de la Tierra se incrementó en 0,85 ºC, entre 2030 y 2052 el aumento será de 1,5 ºC y de 3 a 5 a finales de siglo. Asimismo, el nivel del mar se elevó 19 centímetros entre 1901 y 2010 y el Ártico está perdiendo 1,07 millones de km2 de hielo cada década.

Por otro lado, la concentración de gases de efecto invernadero (GEI) en la atmósfera ha ido creciendo de forma progresiva desde la Revolución Industrial, hasta alcanzar en la actualidad la preocupante cifra de más de 400 partes por millón (ppm), según datos de 2019 de la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Esta institución advierte, además, de que se trata de una tendencia en aumento. La última vez que se dio en la Tierra una concentración comparable de CO2 fue hace entre 3 y 5 millones de años, cuando aún no existía el ser humano.

Todos estos datos apuntan a que los patrones climáticos de la Tierra están cambiando, y la actividad humana es, en gran parte, la principal responsable. El cambio climático produce un impacto negativo en el medio ambiente, la economía, el bienestar de las personas y las comunidades y, si no actuamos con urgencia, las consecuencias serán devastadoras para la vida y el desarrollo de nuestro planeta. De hecho, los fenómenos meteorológicos extremos y el aumento del nivel del mar ya están afectando a las personas que viven en los países en desarrollo, las más vulnerables. Actuando ahora podremos promover el crecimiento económico, erradicar la pobreza extrema y mejorar la salud y el bienestar de las personas.

Revertir las cifras mencionadas anteriormente solo es alcanzable actuando a nivel mundial, desde todos los ámbitos y con firmeza. Es por este motivo que adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático se ha convertido en el ODS 13 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, aprobados en septiembre de 2015 como parte de la Agenda 2030.

Iberdrola con los ods

Claves para entender el cambio climático

¿A quiénes afecta?1

Los desastres naturales causan 60.000 defunciones anuales, de las que más de la mitad son niños.

Cada año perecen 3,7 millones de personas por la contaminación atmosférica.

Actualmente, el 30 % de la población mundial esta expuesta a morir por olas de calor y en 2100 se podrá llegar el 74 %. Se prevé que entre 2030 y 2050 morirán 250.000 personas como consecuencia del cambio climático.

¿Cómo se reparte en el mundo?2

Los 10 países más afectados por el cambio climático se concentran en la región Asia/Pacífico (70 %) y, en menor medida, en el Caribe (30 %).

35

30

25

20

15

10

5

0

Haití

Puerto Rico

Myanmar

Filipinas

Pakistán

Vietnam

Bangladesh

Tailandia

Dominica

Nepal

Causas principales

El aumento de la temperatura media de la Tierra y de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) debido a la actividad humana: la deforestación, la construcción de fábricas, la quema de combustibles fósiles y las actividades agrícolas y ganaderas que usan fertilizantes y otros productos químicos.

¿Cómo podemos acabar con ella?

Las empresas deben mejorar su eficiencia energética y aumentar la inversión para desarrollar productos y servicios con bajo nivel de emisión de carbono. Los ciudadanos tienen que usar vehículos no contaminantes; apostar por las energías renovables y el sector eléctrico; y promover políticas respetuosas con el medio ambiente y una economía baja en carbono.

 

 VER INFOGRAFÍA: Claves para entender el cambio climático [PDF]

Asimismo, para fortalecer la respuesta internacional a esta amenaza global, la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) celebra anualmente una Conferencia de las Partes, a la que asisten alrededor de 200 países y que supone la mayor iniciativa mundial para reducir la emisión de los GEI y frenar el calentamiento global. Desde la firma del histórico Acuerdo de París (COP21), que entró en vigor en noviembre de 2016, los países trabajan para limitar el aumento de la temperatura de nuestro planeta a menos de 2 ºC.
 

Alineados con los objetivos de la COP25

METAS DEL ODS 13: ACCIÓN POR EL CLIMA

Dentro del ODS 13, las metas concretas de aquí a 2030 son las siguientes:

  • Fortalecer la resiliencia y la capacidad de adaptación a los riesgos relacionados con el clima y los desastres naturales en todos los países.
  • Incorporar medidas relativas al cambio climático en las políticas, estrategias y planes nacionales.
  • Mejorar la educación, la sensibilización y la capacidad humana e institucional sobre el cambio climático, la reducción de sus efectos y la alerta temprana.
  • Promover mecanismos para aumentar la capacidad de planificación y gestión eficaces en relación con el cambio climático en los países menos adelantados.

En este sentido, las comunidades deben trabajar para avanzar hacia una economía baja en carbono, en la que las energías renovables y el sector eléctrico jueguen un papel clave. La descarbonización de la economía es vital para frenar el cambio climático, y esta solo se alcanzará mediante una clara apuesta por la electrificación y las energías limpias.