ODS 17: ALIANZAS PARA LOGRAR LOS OBJETIVOS

Contribuimos a la consecución de los ODS a través de nuestra participación en alianzas internacionales y nacionales

#sostenibilidad medioambiental #acción social #sociedad

Como parte de su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, el grupo Iberdrola contribuye de forma directa a alcanzar el ODS 17 a través de su adhesión y participación en diferentes proyectos e iniciativas, tanto a nivel mundial como en los países en los que desarrolla su actividad. Su objetivo es fortalecer los medios para ejecutar las acciones necesarias para lograr los 17 objetivos y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible.

NUESTRA CONTRIBUCIÓN AL ODS 17: ALIANZAS PARA LOGRAR LOS OBJETIVOS

 Iberdrola forma parte del Pacto Mundial de Naciones Unidas —UN Global Compact— desde 2002, una iniciativa cuya misión es generar un movimiento internacional de empresas sostenibles para crear el mundo que queremos. En 2020, el grupo ha sido reconocido una vez más como compañía participante LEAD por su compromiso continuo en favor de este pacto y de los 10 principios de la ONU para una actividad empresarial responsable.

 Nos sumamos a la campaña #apoyamoslosODS, la iniciativa internacional más importante para el cumplimiento de los 17 objetivos recogidos en la Agenda 2030. Promovido por la Red Española del Pacto Mundial, el proyecto fue lanzado en 2020 coincidiendo con el quinto aniversario de los ODS con el fin de favorecer su conocimiento y difusión.

 La compañía es miembro constituyente de la Red Española del Pacto Mundial, creada en 2004 como Asociación Española del Pacto Mundial (ASEPAM).

 El Programa Social 2021 de Iberdrola, dotado con más de un millón de euros, seleccionará unos 30 proyectos alineados con los ODS, impulsando así alianzas multiactor.

 Forma parte de la Plataforma G2020, cuyo propósito es elevar el conocimiento de los ciudadanos para la regeneración democrática y de valores de la vida política y social.

 Es socio estratégico de la Red Española de Desarrollo Sostenible de la ONU (SDSN) y colabora con su iniciativa juvenil SDSN Youth.

 Colabora con la Oficina Española de Cambio Climático y con el Grupo Español de Crecimiento Verde.

 Participa activamente en las negociaciones y políticas climáticas, a través de su presencia en las principales cumbres climáticas. Las citas más recientes han sido la Cumbre del Clima de Madrid (COP25), la Cumbre de Acción Climática de Nueva York y las actividades de la Alianza de Marrakech para la Acción Climática Global.

 Desarrolla la campaña de voluntariado corporativo Los ODS y yo.

 Está adherida a la Alianza Shire, la primera alianza público-privada para llevar electricidad a campos de refugiados.

 Iberdrola es la principal impulsora del programa Universo Mujer del Consejo Superior de Deportes (CSD). A través de esta alianza, la compañía apoya a 16 federaciones deportivas como vía para crear referentes femeninos en la sociedad, promover el empoderamiento de las mujeres y fomentar hábitos saludables desde edades tempranas.

 El 85 % de los proveedores del grupo cuentan con la certificación ambiental ISO 14001.

Conoce nuestra participación en la agenda climática global

¿QUÉ ES EL OBJETIVO DE DESARROLLO SOSTENIBLE 17: ALIANZAS PARA LOGRAR LOS OBJETIVOS?

El ODS 17 pretende fortalecer la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible, partiendo de la idea de que los ODS solo se pueden conseguir mediante asociaciones mundiales sólidas y cooperación. Las uniones y alianzas entre los diferentes actores —como gobiernos, sector privado y sociedad civil— permiten movilizar e intercambiar conocimientos, capacidad técnica, tecnología y recursos.

¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE EL ODS 17: ALIANZAS PARA LOGRAR LOS OBJETIVOS?

Para lograr el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, es fundamental que se creen alianzas entre todos los actores: los gobiernos, la sociedad civil, los científicos, el mundo académico y el sector privado. La Agenda 2030 insta a todos los países, tanto desarrollados como en vías de desarrollo, a adoptar medidas que garanticen que nadie se quede atrás.

Al ser un deber de todos, cada país tendrá que elaborar exámenes con regularidad para hablar de los progresos realizados, con el apoyo de todos los grupos de interés (empresas, sociedad civil, etc.). Es también deber de todos alentar a los gobiernos a asociarse con las empresas de cara a la aplicación de los ODS e involucrarse en iniciativas que trabajen por su consecución.

Según la ONU, en su Informe sobre los progresos en el cumplimiento de los ODS de 2020, el apoyo por parte de los diferentes actores a la consecución de los ODS ha sido constante pero frágil, con importantes desafíos. Los recursos financieros continúan siendo escasos y las tensiones comerciales entre los distintos países han ido en aumento. Además, la pandemia mundial de la COVID-19 trae consigo la disminución de inversión extranjera directa y la bajada de remesas. Uno de los pocos puntos positivos se observa a nivel tecnológico: hoy en día, cada vez más personas tienen acceso directo a Internet para trabajar, comprar y conectarse con otros. Sin embargo, la brecha digital aún es enorme.

 

Los principales donantes aseguran que, a pesar de que el coronavirus trastocará la economía, se esforzarán por proteger los presupuestos de cooperación oficial al desarrollo. Dicha ayuda ascendió a 147.400 millones de dólares en 2019, casi la misma cantidad que en 2018, aunque con una mayor proporción para los países más desfavorecidos: la ayuda bilateral neta a África y a los países menos avanzados aumentó un 1,3 % (37.000 millones de dólares) y un 2,6 % (33.000 millones de dólares), respectivamente, a partir de 2018. Por su parte, la ayuda total para enfermedades infecciosas ascendió a 6.000 millones en 2018.

Gran parte de esta ayuda a los países menos desarrollados tiene forma de remesas. No obstante, después de alcanzar su punto máximo en 2019 (554.000 millones de dólares), se espera que estas remesas bajen un 20 % debido a la pandemia de COVID-19. También se prevé que el comercio mundial caiga entre un 13 y un 32 % en 2020, mientras los países menos avanzados tratan de aumentar su participación en las exportaciones.

Revertir esta realidad se ha convertido en un objetivo primordial en el ámbito internacional. Por este motivo, es vital proteger y continuar con las alianzas para no dejar a nadie atrás. Solo la unión de todos los actores hará posible la consecución de los objetivos fijados, y de ahí que resulte tan importante el ODS 17 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, aprobados en septiembre de 2015 como parte de la Agenda 2030.

METAS DEL ODS 17: ALIANZAS PARA LOGRAR LOS OBJETIVOS

Dentro del ODS 17, las metas concretas marcadas para el año 2030 son:

  • A nivel financiero: movilizar recursos mediante la prestación de apoyo internacional a países en desarrollo para que puedan recaudar mejor sus ingresos fiscales. Además, ayudarlos a lograr la sostenibilidad de la deuda a largo plazo. También movilizar recursos para los países que más lo necesiten y promocionar inversiones en ellos.
  • A nivel tecnológico: mejorar la cooperación entre países en materia de ciencia, tecnología e innovación y el acceso a estas. Se busca promover el desarrollo de tecnologías ecológicamente racionales y su transferencia y difusión a los países en desarrollo.
  • A nivel de creación de capacidad: aumentar el apoyo internacional para actividades de creación de capacidad eficaces y específicas en los países en desarrollo.
  • En cuestiones sistémicas: búsqueda de la coherencia normativa e institucional (aumento de la estabilidad macroeconómica mundial y mejora de la coherencia en políticas de desarrollo sostenible); mejorar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible y fomento de la promoción de alianzas eficaces en la esfera pública, público-privada y de la sociedad civil; y aprovechar las iniciativas que existen para la elaboración de indicadores que midan los progresos en materia de desarrollo sostenible.