NoticiaVolver

07/11/2017

Iberdrola incrementa sus inversiones un 31,5%, hasta casi 4.000 millones de euros, durante los nueve primeros meses del año

El beneficio neto asciende a 2.417 millones de euros (+18,4%), gracias al negocio internacional, que compensa los malos resultados en España

  • El 91% del esfuerzo inversor se destina a proyectos de redes, energías renovables y generación con contratos a largo plazo: el grupo cuenta con casi 7.400 MW de nueva capacidad en construcción, de los que más de 2.700 MW está previsto que entren en operación de aquí a finales de 2018
  • La compañía ha llevado a cabo 2.559 nuevas contrataciones en el periodo, con lo que su plantilla supera ya las 34.000 personas, y ha realizado compras por un importe superior a los 6.300 millones de euros a más de 20.000 proveedores
  • Los nueve primeros meses del año han estado caracterizados por el bajo recurso hidroeléctrico en España, con una producción un 57,6% inferior a la de 2016
  • Este impacto negativo se ha visto compensado, en parte, por la buena evolución de los negocios internacionales de redes y renovables
  • AVANGRID, la filial estadounidense, aumenta su beneficio neto en un 14%, hasta los 494 millones de dólares, y su rentabilidad total al accionista (RTA) en el año supera el 38%
  • Neoenergia, la filial brasileña de la que Iberdrola es titular de un 52,45% de su capital, clave para el crecimiento de los resultados

 

 

 

 
 
REMUNERACIÓN AL ACCIONISTA
  • La confianza en la fortaleza estructural del grupo ha permitido, en línea con el compromiso adquirido, que el Consejo de Administración de Iberdrola apruebe un incremento del 3,7% para la retribución unitaria por acción de la segunda edición del sistema 'Iberdrola Dividendo Flexible' de 2017, que se materializará en enero de 2018 y para el que la compañía asume un compromiso de compra de, al menos, 0,14 euros brutos por derecho de asignación gratuita. Como novedad, se incluye la opción de elegir el cobro del dividendo en efectivo

Iberdrola ha acometido inversiones por valor de 3.997,1 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que supone un incremento del 31,5% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

De esta cantidad, un 91% se ha destinado a proyectos de redes, renovables y generación con contratos a largo plazo, de acuerdo con la estrategia del grupo de centrar su actividad y retornos futuros en negocios estables y regulados. 

En este sentido, Iberdrola tiene actualmente en construcción 7.361 megavatios (MW) de capacidad, que se pondrán en marcha hasta 2020. De ellos, alrededor de 2.700 MW estarán operativos ya en 2018. Estas nuevas instalaciones serán, en su mayor parte, parques eólicos marinos y terrestres -1.064 MW y 1.412 MW, respectivamente- y ciclos combinados y cogeneraciones -3.571 MW-.

En paralelo a este proceso de crecimiento, Iberdrola ha contratado a 2.559 profesionales, con lo que su equipo supera ya las 34.000 personas al cierre de septiembre. Asimismo, el grupo ha realizado compras a más de 20.000 proveedores en todo el mundo por un importe superior a los 6.300 millones de euros.

El beneficio neto de la compañía se ha situado en 2.416,6 millones de euros entre enero y septiembre, lo que supone un incremento del 18,4% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Estos buenos resultados son consecuencia del positivo comportamiento de los negocios de redes y generación con contratos a largo plazo, así como de la diversificación internacional de la empresa, siendo clave la aportación de las filiales AVANGRID, en Estados Unidos, y Neoenergia, en Brasil.

El beneficio neto de AVANGRID ha ascendido a 494 millones de dólares, un 14% más, durante los nueve primeros meses del año, y la filial ofrece ya una Rentabilidad Total al Accionista (RTA) superior al 38% en lo transcurrido de 2017.

Por su parte, la reorganización societaria en Brasil -integración de Elektro en Neoenergia- ha supuesto una plusvalía de 521 millones de euros para Iberdrola, resultado de la puesta a valor de mercado de la participación que la compañía tenía anteriormente en Neoenergia y que ahora asciende al 52,45%.

Como consecuencia, la filial brasileña tiene un impacto positivo neto de 508 millones de euros en el beneficio del grupo para estos nueve primeros meses del año.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se ha situado en 5.440 millones de euros, un 5,1% menos que en los nueve primeros meses de 2016. Este resultado se ha visto afectado por el bajo rendimiento hidroeléctrico en España, con una producción un 57,6% inferior a la del mismo periodo del año anterior, y por los menores márgenes y demanda en el negocio liberalizado de Reino Unido.

No obstante, ha destacado el buen comportamiento del área de redes, que ha incrementado su Ebitda un 5,4%, y de la generación contratada en México, donde esta magnitud ha aumentado un 26,7%. Renovables, por su parte, se ha mantenido estable.

Las ventas de Iberdrola entre enero y septiembre se han situado en 22.284,7 millones de euros, un 3,5% más, con un aumento del margen bruto del 0,2%, hasta los 9.760,4 millones de euros. El flujo de caja operativo ha ascendido a 4.625,6 millones de euros, un 1,9% menos. La partida de tributos, por su parte, ha alcanzado los 1.460,9 millones de euros, un 12,4% más.

 

Resultados por negocios

El buen comportamiento de las áreas de redes, generación contratada y renovables ha compensado en parte el peor comportamiento en España, por la caída de la producción hidroeléctrica, y del área liberalizada en Reino Unido.

Por negocios, el Ebitda del área de redes se ha incrementado un 5,4%, hasta los 3.092,1 millones de euros, impulsado por el buen desempeño operativo en Estados Unidos y Brasil, que mejoran un 15,5% y un 72,4%, respectivamente. Hay que tener en cuenta, además, la consolidación de Neoenergia. Más del 60% del Ebitda de redes procede ya de fuera de España.

Generación y clientes ha registrado un Ebitda de 1.241 millones de euros hasta septiembre, un 28,4% menos. Este resultado se ha visto afectado por la baja producción hidroeléctrica en España -un 57,6% inferior- y la peor evolución en Reino Unido, que ha reducido tanto su producción (-28,6%), debido en gran parte al cierre de la planta de carbón de Longannet, como la demanda y los márgenes minoristas.

Renovables se ha mantenido estable, con un Ebitda de 1.142,8 millones de euros, en línea con el de los nueve primeros meses de 2016. El negocio en España también se ha visto afectado por el escaso recurso eólico, si bien ha mejorado en otros países: Reino Unido ha aumentado un 34,7% su Ebitda, y Brasil y México, un 3%. Estados Unidos, además, se ha convertido en el país que mayor resultado aporta al negocio de renovables del grupo, con un 36% del total.

 

Incremento de la remuneración al accionista: + 3,7%

Como consecuencia de la confianza en la fortaleza estructural del grupo, y en línea con el compromiso adquirido, el Consejo de Administración de Iberdrola ha aprobado la ejecución de una nueva edición del programa Iberdrola Dividendo Flexible, para lo que sería el dividendo a cuenta de los resultados de 2017 y que se abonará en enero de 2018.

Esta nueva edición introduce una novedad: la posibilidad de recibir el dividendo en efectivo. Esta opción se suma a las que vienen siendo habituales para los accionistas de Iberdrola: recibir nuevas acciones liberadas del grupo de forma gratuita, vender sus derechos de asignación en el mercado o bien venderlos a la compañía a un precio fijo garantizado, en virtud del compromiso de compra que asuma la empresa.

Los accionistas que opten por obtener su remuneración en efectivo recibirán, al menos, 0,14 euros brutos por acción, lo que supone un incremento del 3,7% respecto al importe comprometido para la edición del programa Iberdrola Dividendo Flexible de enero de 2017.

La opción de vender los derechos a Iberdrola se espera que sea sustituida en su totalidad por el cobro del dividendo en efectivo en julio de 2018, en el marco del que sería el pago complementario del dividendo con cargo a los resultados de 2017. Esta propuesta deberá ser sometida a la aprobación de la próxima Junta General de Accionistas.

 

Expectativas sobre los resultados de 2017

Los primeros nueve meses del año se han visto afectados, como refleja el Ebitda del grupo, por un peor comportamiento operativo a consecuencia de la menor producción, fundamentalmente a causa de las condiciones hidroeléctricas en España.

Sin embargo, los negocios principales de la compañía continúan mostrando un buen desempeño, como pone de manifiesto el resultado de las áreas de redes, generación contratada y renovables. Por este motivo, se espera mantener para 2017 una senda creciente del beneficio neto.

Acceso a información legal