NoticiaVolver

13/05/2020

La empresa sigue agitando el sector energético, con una tercera operación en Europa que sucede a la toma del 100 % del parque eólico marino francés Saint-Brieuc y a la adquisición de la sociedad gala Aalto Power

Iberdrola compra dos proyectos eólicos terrestres en Escocia a 3R Energy y Mitchell Energy, que implicarán una inversión de casi 190 millones de euros

  • Gracias a esta adquisición, el grupo podrá desarrollar su tercer complejo eólico terrestre más grande en Reino Unido, con una capacidad instalada de 220 MW y una inversión cercana a los 250 millones de euros
  • Iberdrola, que realizará unas inversiones récord de 10.000 millones de euros este año para impulsar la recuperación verde, protagoniza su tercera operación corporativa en el mercado renovable europeo, en tan solo dos meses, desde el arranque de la crisis sanitaria
  • Ignacio Galán: “Es esencial que la recuperación esté en consonancia con los objetivos climáticos. Como demuestra el anuncio hecho hoy, empresas como la nuestra siguen comprometidas con inversiones en energía limpia que fomentan el empleo de calidad e impulsan la transición energética”
  • ScottishPower refuerza de este modo su posición como la primera compañía integrada de energía del Reino Unido 100 % renovable

Iberdrola ha cerrado la compra de dos proyectos eólicos terrestres en Escocia, que suman 165 megavatios (MW) de capacidad y cuyo desarrollo implicará una inversión de alrededor de 190 millones de euros, a algunos accionistas individuales locales de 3R Energy y a la empresa Mitchell Energy.

Los dos desarrollos renovables adquiridos por lberdrola se ubican en el condado de South Lanarkshire, a unos 35 kilómetros al sur de Glasgow.

Por un lado, se ha hecho con un proyecto que contempla la construcción de un parque eólico de 100 MW: 20 turbinas de 5 megavatios (5 MW) de capacidad unitaria y una altura máxima de 200 metros.

Por otro lado, la compañía podrá repotenciar el primer parque eólico no experimental desarrollado en Escocia, hace ya 25 años: Hagshaw Hill. Tras dicho proceso, la instalación, que a día de hoy dispone de 42 MW de potencia instalada, pasará a contar con 65 MW.

Gracias a esta transacción, la filial de Iberdrola en Reino Unido, ScottishPower, podrá desarrollar su tercer complejo eólico más grande del país, con 220 MW de capacidad, dado que, a los 165 MW ahora adquiridos, sumará los 55 MW de otro parque aledaño que ya estaba promoviendo y que ahora se reactiva. Este enclave, cuyo desarrollo requerirá una inversión global de unos 250 millones de euros, será capaz de suministrar energía verde a casi 135.000 hogares.

La compañía liderada por Ignacio Galán, que realizará unas inversiones récord de 10.000 millones este año para impulsar la recuperación verde, protagoniza así su tercera operación corporativa desde el arranque de la crisis sanitaria.

Al hilo de esta compra, Galán ha señalado que, “a medida que remontamos la crisis del coronavirus, la inversión en infraestructuras limpias, que crea empleos y cuyos plazos de entrega son reducidos, ofrece beneficios económicos y ambientales inmediatos, lo cual permitirá apoyar la recuperación del Reino Unido en estos momentos críticos”.

Asimismo, el presidente de Iberdrola ha comentado que, “a nivel mundial, es esencial que la recuperación esté en consonancia con los objetivos climáticos. Como demuestra el anuncio hecho hoy, empresas como la nuestra siguen comprometidas con inversiones en energía limpia que fomentan el empleo de calidad e impulsan la transición energética".

Este nuevo complejo de eólica terrestre de Iberdrola en Reino Unido solo tendrá por delante a los que la compañía ya tiene operativos en Whitelee (539 MW) y Kilgallioch (239 MW).

Mediante esta operación, ScottishPower sigue reforzando su posición como la primera compañía integrada de energía del Reino Unido 100 % renovable y el grupo continúa contribuyendo a los ambiciosos objetivos de descarbonización del Reino Unido.


Tercera transacción corporativa renovable en dos meses

El grupo Iberdrola protagoniza de este modo una tercera compra en el sector de las energías renovables europeo en dos meses y la segunda en apenas una semana.

Por un lado, el pasado miércoles notificó a la CNMV la adquisición de la compañía francesa Aalto Power por algo más de 100 millones de euros. Fundada en 2005 y con sede en Marsella, Aalto Power aporta a Iberdrola 118 MW eólicos terrestres operativos en Francia y una cartera de proyectos eólicos terrestres en dicho país que suma otros 636 MW, que están en distintas fases de desarrollo.

La integración de Aalto Power, propiedad hasta hace unos días de Aiolos y Caisse des Dépôts et Consignations, refuerza los planes de crecimiento de la compañía en el área de generación renovable gala, gracias a los proyectos que tiene la empresa y a su equipo de profesionales.

Por otro lado, Iberdrola se hizo, el pasado 9 de marzo, con el 100 % del capital del parque eólico marino francés Saint-Brieuc, que implicará una inversión aproximada de 2.500 millones de euros.

Los 496 MW de potencia de este complejo, que comenzará a construirse en 2021, entrarán en operación en 2023, generando la energía limpia suficiente como para satisfacer el consumo de electricidad de unas 835.000 personas.

Situado en Bretaña, a unos 16 kilómetros de la costa, el parque de Saint-Brieuc contará con 62 turbinas de Siemens Gamesa, de 8 MW de potencia unitaria, que se extenderán sobre una superficie de 75 kilómetros cuadrados. Los aerogeneradores tendrán una altura total de 207 metros.

Acceso a información legal