NoticiaVolver

16/10/2018

Como parte del plan de rotación de activos por valor de 3.000 millones de euros contemplado en sus Perspectivas Estratégicas 2018-2022

Iberdrola vende sus activos de generación convencional en Reino Unido y se convierte en la primera energética 100% renovable de este país

  • Tras esta operación, valorada en 702 millones de libras (801 millones de euros), la producción británica de la empresa estará totalmente libre de emisiones y la compañía continuará aumentando su capacidad eólica, con una cartera de proyectos superior a los 3.000 MW
  • El presidente del grupo, Ignacio Galán, ha reafirmado el compromiso de la compañía con Reino Unido: “Es un mercado clave para nosotros y uno de los pilares presentes y futuros del grupo. Invertiremos en él 5.200 millones de libras hasta 2022, fundamentalmente en incrementar nuestra capacidad renovable, desarrollar más redes y más inteligentes, y en ofrecer soluciones más personalizadas y eficientes a nuestros clientes”
  • Galán, que ha recordado que esta operación forma parte de la “habitual rotación de activos de la empresa”, ha afirmado que “el mundo está cambiando. Las energéticas deben ser parte de la solución al cambio climático y no parte del problema”

Iberdrola, a través de su filial ScottishPower, ha acordado la venta de sus activos de generación tradicional en Reino Unido a la compañía Drax Smart Generation, filial del grupo Drax, por 702 millones de libras (801 millones de euros).

De este modo, la empresa se convierte en la primera energética integrada del país en ser 100% renovable, al desprenderse de 2.566 megavatios (MW) de potencia de generación tradicional, que incluye principalmente las plantas de ciclo combinado de gas, y tras haber clausurado en los últimos años las últimas centrales de carbón que tenía en el país.

Esta operación -sujeta a las aprobaciones habituales de terceros en este tipo de transacciones- supone un nuevo paso en el compromiso del grupo Iberdrola de avanzar hacia una economía descarbonizada, en la que el sector eléctrico debe jugar un papel clave.

El presidente de la compañía, Ignacio Galán, ha querido destacar el compromiso de Iberdrola con Reino Unido: “Es un mercado clave para nosotros y uno de los pilares presentes y futuros del grupo. Invertiremos en él 5.200 millones de libras hasta 2022, fundamentalmente en incrementar nuestra capacidad renovable, desarrollar más redes y más inteligentes y ofrecer soluciones más personalizadas y eficientes a nuestros clientes”.

De este modo, la compañía seguirá incrementando su peso en Reino Unido, donde ya cuenta con una potencia eólica de 2.700 MW instalados o en construcción, además de una cartera de proyectos superior a los 3.000 MW. De esta capacidad, la mayor parte -2.900 MW- corresponde a proyectos eólicos marinos. Estos nuevos desarrollos se sumarían al parque East Anglia One, actualmente en construcción, que contará con una capacidad de 714 MW y será el mayor parque eólico marino del mundo cuando entre en funcionamiento en el año 2020.

Ignacio Galán, que ha recordado que esta operación forma parte de la “habitual rotación de activos de la empresa”, ha añadido que “el mundo está cambiando” y que “las energéticas deben ser parte de la solución al cambio climático y no parte del problema”.

 

Plan de rotación de activos

La desinversión del negocio de generación tradicional en Reino Unido se enmarca dentro del plan de rotación de activos por valor de 3.000 millones de euros que Iberdrola anunció el pasado mes de febrero, con motivo de la presentación de sus Perspectivas Estratégicas 2018-2022.

Esta operación en Reino Unido se suma a la venta del negocio de almacenamiento de gas en Estados Unidos y a la participación minoritaria en Tirme, siendo el importe total de transacciones anunciadas en 2018 superior a los 1.000 millones de euros.

 

Sobre Iberdrola

Iberdrola es un líder energético global, el primer productor eólico y una de las cinco mayores compañías eléctricas por capitalización bursátil del mundo. El grupo está presente en numerosos países y suministra energía a cerca de 100 millones de personas, principalmente en España, Reino Unido (ScottishPower), Estados Unidos (AVANGRID), Brasil (Neoenergia) y México. Con una plantilla de 34.000 personas y unos activos superiores a 110.000 millones de euros, obtuvo una facturación de 31.263 millones de euros y un beneficio neto de 2.804 millones de euros en 2017.

Iberdrola lidera la transición energética hacia un modelo sostenible a través de sus inversiones en energías renovables, redes inteligentes, almacenamiento de energía a gran escala y transformación digital para ofrecer los más avanzados productos y servicios a sus clientes. Gracias a su apuesta por las energías limpias, es una de las compañías con menores emisiones y un referente internacional por su contribución a la lucha contra el cambio climático y a la sostenibilidad del planeta. Iberdrola forma parte de numerosos índices de sostenibilidad internacionales, entre ellos, Dow Jones Sustainability Index y FTSE 4Good, y es considerada una de las eléctricas más sostenibles del mundo.