NoticiaVolver

23/03/2015

LA FUNDACIÓN IBERDROLA APOYA LA RESTAURACIÓN DEL ‘CALVARIO’ DE ROGIER VAN DER WEYDEN


La Fundación Iberdrola ha apoyado la restauración de la obra de Rogier van der Weyden el Calvario, que ha sido realizado en el Taller de Restauración del Museo Nacional del Prado, bajo la dirección técnica conjunta de Patrimonio Nacional y el Museo Nacional del Prado, como miembro Benefactor del programa de restauraciones de esta pinacoteca.

Esta obra, procedente del Monasterio del Escorial y que puede verse a partir de mañana en el Museo del Prado, es una de las más impresionantes y originales del pintor por la grandeza y expresividad de sus figuras. Su estado se ha visto deteriorado por los diferentes emplazamientos y las distintas intervenciones a las que ha sido sometida la obra a lo largo de más de 500 años por lo que su recuperación ha sido tanto a nivel estético como en la conservación del soporte y la capa pictórica. Para devolver a la obra su calidad, garantizar su futura conservación y recuperar la intención del artista, Patrimonio Nacional y el Museo del Prado firmaron un acuerdo de colaboración para llevar a cabo la restauración integral de la pieza.

Los trabajos de documentación técnica (dendrocronología, análisis de pigmentos, reflectografías de infrarrojos, radiografía y ultravioletas) junto a las labores de restauración del soporte y de la superficie pictórica del Calvario han devuelto a la obra su estado original, permitiendo confirmar la autoría de Van der Weyden y concretar su datación en un período comprendido entre 1457, el año más temprano para la utilización de la tabla, y 1464, año de la muerte del pintor.

Tras su restauración se ha podido recuperar la verdadera sensación de tridimensionalidad de las figuras, cuyo volumen estaba tergiversado por una tupida película de repintes grisáceos. La nueva imagen radiográfica y la reflectografía de infrarrojos indican que fue una obra muy pensada, sin grandes cambios de composición, y con un dibujo subyacente extremadamente cuidado.


La Fundación Iberdrola y el Museo del Prado

La Fundación Iberdrola mantiene una estrecha colaboración con el Museo del Prado desde 2010. En su calidad de Benefactor, centra su respaldo en el taller de restauración de la pinacoteca. Con su apoyo, en los últimos cuatro años se han reparado más de 960 obras de arte, algunas tan relevantes como los retratos ecuestres Felipe III, a caballo y Margarita de Austria, a caballo, de Diego Velázquez; El Vino de la Fiesta de San Martín, de Pieter Bruegel el Viejo; San Juan Bautista de Tiziano, y la copia de la Gioconda, entre otras.

El acuerdo de colaboración entre el Museo del Prado y la Fundación Iberdrola establece, además, la concesión de becas de formación e investigación en restauración, cuyo objetivo es completar la preparación de futuros especialistas mediante su participación en el programa de conservación y restauración del Museo.