El primer ministro irlandés inaugura las oficinas de Iberdrola y DP Energy en Cork

Noticia Volver

11/01/2022

El primer ministro irlandés inaugura las oficinas de Iberdrola y DP Energy en Cork

  • Los tres proyectos eólico-marinos desarrollados conjuntamente por ambas empresas, con una capacidad total de 3 GW, optarán a la próxima subasta y generarán suficiente electricidad verde para abastecer a 2,6 millones de hogares irlandeses

Iberdrola y DP Energy han estrenado oficialmente las nuevas oficinas de la empresa conjunta de energía eólica marina, en la que Iberdrola tiene una participación mayoritaria. Las nuevas instalaciones, situadas en el número 1 de Horgan's Quay, en Waterfront Square, en el corazón de la ciudad portuaria de Cork, han sido inauguradas por el primer ministro de Irlanda Micheál Martin.

Iberdrola está desarrollando tres proyectos eólicos marinos en la costa irlandesa, de los cuales dos serán con tecnología flotante (con los nombres de Inis Ealga y Clarus, respectivamente) y el tercero, llamado Shelmalere, con tecnología tradicional, es decir con cimentaciones fijas ancladas al fondo marino. 

Una vez en funcionamiento, los tres parques offshore generarán suficiente energía verde para alimentar el equivalente a 2,6 millones de hogares irlandeses. La puesta en marcha de estos proyectos, prevista entre 2028 y 2030, contribuirá de forma significativa a cumplir el plan de acción climática del Gobierno de Irlanda que establece como objetivo contar con 5 GW de capacidad eólica marina instalada en 2030 de forma que el 80% de la generación de electricidad provenga de fuentes renovables. 

Durante el acto, el primer ministro irlandés Micheál Martin ha destacado que se trata de un hito muy importante para la empresa conjunta y la región de Cork. “Las energías renovables desempeñarán un papel importante en el futuro de la isla, ya que buscamos prosperar y crecer de una manera verdaderamente sostenible. Deseo ver pronto el progreso de DP Energy e Iberdrola, tanto en el país como y en el extranjero, mientras buscamos trabajar juntos por un futuro verde para toda la nación”, añadió Martin. 

Por su parte, Charlie Jordan, director de eólica marina de Iberdrola para Reino Unido e Irlanda, ha destacado que “las particulares condiciones geográficas y de recurso eólico de Irlanda le permitirán situarse entre los países más pujantes del sector offshore europeo en los próximos años y beneficiarse de un importante flujo de inversión a la vez que se crean miles de puestos de trabajo altamente cualificados”.  
 

Iberdrola consolida su presencia en Irlanda

La compañía refuerza así su presencia en el mercado irlandés, donde opera desde hace dos décadas, desarrollando proyectos eólicos y de almacenamiento de gran capacidad, y ha desplegado su área de venta de energía.

En Irlanda, Iberdrola prevé una inversión de hasta 100 millones de euros en nuevos proyectos renovables y de almacenamiento de aquí a 2025. Entre sus actuaciones en desarrollo destacan la repotenciación e hibridación con baterías de los parques eólicos Barnesmore, en el condado de Donegal (Irlanda), Rigged Hill, Corkey, Elliots Hill y Callagheen en Irlanda del Norte. Asimismo, construye la mayor instalación de baterías del país, en Gorman (50 MW), que estará operativa este año.

Iberdrola lleva dos décadas liderando la transición energética, actuando como agente tractor clave en la transformación del tejido industrial y la recuperación verde de la economía y el empleo. Para ello, la compañía ha lanzado un plan de inversión histórico de 150.000 millones de euros en la próxima década -75.000 millones de euros para 2025-, con los que triplicar la capacidad renovable y duplicar los activos de redes y aprovechar las oportunidades de la revolución energética que afrontan las principales economías del mundo.

Con una producción libre de emisiones del 80% a cierre de los nueve meses 2021, el grupo Iberdrola se ha comprometido a ser neutro en carbono en 2030 en Europa, donde sus emisiones ya son solo de alrededor de 50 g/kWh a cierre de los nueve primeros meses 2021, así como a reducir su intensidad de emisiones de CO2 a nivel global hasta los 50g/kWh —serían de 70g/kWh a finales de 2025—, hasta ser neutro en carbono a nivel global en 2050.

Acceso a información legal