NoticiaVolver

01/08/2009

Ricobayo: una de las obras de ingeniería más impresionantes de toda Europa

IBERDROLA INFORMA

La presa de Ricobayo o Salto de Ricobayo constituye una de las obras de ingeniería más impresionantes de toda Europa. Está ubicada en el curso bajo del río Esla, a menos de un kilómetro del municipio del que recibe su nombre, Ricobayo de Alba, que en la actualidad pertenece a Muelas del Pan, en la provincia de Zamora.

Se encuentra en la zona conocida como Arribes del Duero, en un profundo cañón que el río Duero ha labrado sobre la penillanura zamorano-salmantina, con desniveles que en algunas secciones superan los 400 metros.

Las obras del Salto de Ricobayo, destinado a regular el caudal del río Esla y suministrar electricidad al norte de España, comenzaron en mayo de 1929. La central se puso en funcionamiento en enero de 1935, con una potencia instalada de 100 megavatios que en 1947 aumentó hasta los 133 MW. En 1999 se puso en servicio Ricobayo II, con una potencia instalada de 158 MW.

La central forma parte del sistema hidroeléctrico conocido como Saltos del Duero, al que pertenecen también las presas de Aldeadávila, Almendra, Castro, Saucelle y Villalcampo. También forman parte de este proyecto hidroeléctrico las presas portuguesas de Bemposta, Miranda y Picote.

La mayor peculiaridad de la presa de Ricobayo es la regresión de su aliviadero de superficie: entre los años 1933 y 1939 llegó a retroceder 350 metros, provocando una cazuela u olla de 100 metros de anchura por otros tantos de profundidad, tras excavar aproximadamente más de un millón cien mil metros cúbicos de rocas.

La complejidad que planteó este aliviadero hizo necesaria la construcción de un Laboratorio de Hidráulica en el Poblado del Salto de Ricobayo, en el que estudiar y resolver, en modelos a escala reducidos, los problemas derivados de las grandes evacuaciones de agua mediante dichos aliviaderos.

Asimismo, la Compañía posee junto al río Esla El Archivo Histórico, que es un centro de análisis y estudio donde se custodia todo tipo de documentación. El fondo está compuesto por documentos pertenecientes a 246 compañías que han ido componiendo IBERDROLA: cuatro matrices (Hidroeléctrica Ibérica, Hidroeléctrica Española, Saltos del Duero e Iberduero), 54 filiales, 173 absorbidas, 15 participadas y cuatro que tenían alguna relación especial con las empresas matrices.