NoticiaVolver

23/07/2018

Gran inversión en el sector energético portugués: el BEI financia las tres nuevas presas y centrales hidroeléctricas de Iberdrola en los ríos Támega y Torno

  • El BEI financiará con 650 millones de euros este proyecto, que supondrá una inversión total de unos 1.500 millones de euros
  • Las presas permitirán incrementar la generación de electricidad a partir de energías renovables y aumentarán la seguridad del suministro eléctrico en el mercado ibérico
  • Durante toda la fase de construcción se generarán hasta 13.500 empleos, manteniéndose varios centenares en la fase de operación

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) financia una de las iniciativas más importantes de la historia del sector energético de Portugal. El banco de la Unión Europea concederá un préstamo de 650 millones de euros a Iberdrola para respaldar un importante proyecto hidroeléctrico que aumentará la capacidad de almacenamiento de energía en la UE, prestará servicios a los operadores de la red ibérica y, además, incrementará la cuota de energías renovables en el mix energético portugués. A su vez, se reducirá la dependencia del mercado ibérico de la energía fósil, así como las emisiones de CO2.

A través de este acuerdo con Iberdrola, el BEI contribuye a la construcción de tres nuevas grandes presas y centrales hidroeléctricas, incluida una planta con sistema de bombeo, que se ubicarán en el norte de Portugal, en los ríos Támega y Torno. Con una inversión aproximada de 1.500 millones de euros, las nuevas infraestructuras de Iberdrola tendrán una potencia total de 1.158 megavatios (MW) y entrarán en funcionamiento en 2023. Para avanzar en la ejecución de este proyecto, la entidad y la compañía energética han suscrito hoy un préstamo de 500 millones de euros, el primer tramo del fondo total de 650 millones de euros aprobado para financiarlo.

Los mercados eléctricos de España y Portugal se beneficiarán de estas nuevas infraestructuras, ya que, al aumentar la capacidad de generación y almacenamiento, las nuevas centrales proporcionarán una mayor flexibilidad y seguridad de suministro energético al mercado ibérico de la electricidad.

Las presas (Alto Tâmega, Daivões y Gouvães) están situadas en la cuenca del río Duero y se espera que suministren una media de 1.760 gigavatios hora (GWh) anuales al mercado ibérico. Ubicado en una región de cohesión europea, el proyecto de Iberdrola fomentará la actividad económica y el empleo, ya que durante toda la fase de construcción será necesaria la contratación de hasta 13.500 personas, incluyendo los empleos directos e indirectos. Asimismo, en la fase de operación se generarán varios centenares de puestos de trabajo.    

El proyecto forma parte del Programa Nacional Portugués de Presas de Alto Potencial Hidroeléctrico (PNBEPH, por sus siglas en portugués) y la promotora, Iberdrola, ha resultado adjudicataria de la concesión para el diseño, construcción y explotación de las centrales mediante concurso público.

En un encuentro celebrado hoy en Madrid, al que han asistido la vicepresidenta del BEI, Emma Navarro, y el presidente y consejero delegado de Iberdrola, Ignacio Galán, Navarro ha destacado: “El impacto positivo de este proyecto para fomentar el desarrollo de energías limpias y su contribución al crecimiento económico y a la creación de empleo en Portugal. Este acuerdo representa un nuevo paso en la implementación de las políticas energéticas de la UE y de los objetivos de acción climática. Esta financiación del BEI apoyará el aumento de las energías renovables en el mix energético portugués y contribuirá a un suministro de energía seguro y sostenible. El BEI, que mantiene su disposición para financiar proyectos sólidos que cumplan nuestros criterios y den respuesta a las políticas europeas, está especialmente comprometido con la financiación de proyectos renovables en la Unión”.

Por su parte, Ignacio Galán ha señalado: “Este acuerdo de financiación supone dar un paso más en nuestra colaboración con el BEI y marca un nuevo hito en uno de los mayores proyectos energéticos de la historia de Portugal. En el desarrollo del Tâmega se combinan tres de las grandes apuestas de Iberdrola: el incremento de potencia de generación limpia, el desarrollo de nueva capacidad de bombeo -única tecnología que hoy en día nos permite almacenar grandes cantidades de energía de forma eficiente-, y, en tercer lugar, la financiación sostenible. El 23% de nuestra financiación tiene ya formato verde, lo que pone de manifiesto nuestro compromiso con un desarrollo sostenible.”

El BEI, en su calidad de mayor proveedor multilateral de financiación para la lucha contra el cambio climático a escala mundial y mayor emisor global de bonos verdes, dedica al menos el 25% de sus inversiones a la mitigación y adaptación al cambio climático, apoyando un crecimiento bajo en carbono y con capacidad de resiliencia climática. En 2017, el Banco Europeo de Inversiones superó por octavo año consecutivo su objetivo de acción relativo al clima, aportando 19.400 millones de euros a la lucha contra el cambio climático.

 

El banco de la UE en Portugal

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) es una institución que ofrece créditos a largo plazo en la Unión Europea y es propiedad de sus Estados miembros. Facilita financiación a largo plazo para inversiones sólidas con el fin de contribuir a los objetivos políticos de la UE.

En 2018, el BEI celebra 60 años mejorando las condiciones de vida en Europa y más allá de sus fronteras. Con más de 11 900 proyectos de inversión sostenible en alrededor de 162 países, el BEI está haciendo realidad sus buenas intenciones. Visualice en este enlace nuestro vídeo conmemorativo del 60º aniversario del BEI en Portugal.

 

Sobre Iberdrola

Iberdrola es un líder energético global, el primer productor eólico y una de las cinco mayores compañías eléctricas por capitalización bursátil del mundo. El grupo está presente en numerosos países y suministra energía a cerca de 100 millones de personas, principalmente en España, Reino Unido (ScottishPower), Estados Unidos (AVANGRID), Brasil (Neoenergia) y México. Con una plantilla de 34.000 personas y unos activos superiores a 110.000 millones de euros, obtuvo una facturación de 31.263 millones de euros y un beneficio neto de 2.804 millones de euros en 2017. La compañía fue además el primer emisor privado de bonos verdes a nivel mundial en 2016 y 2017.

Iberdrola lidera la transición energética hacia un modelo sostenible a través de sus inversiones en energías renovables, redes inteligentes, almacenamiento de energía a gran escala y transformación digital para ofrecer los más avanzados productos y servicios a sus clientes. Gracias a su apuesta por las energías limpias, es una de las compañías con menores emisiones y un referente internacional por su contribución a la lucha contra el cambio climático y a la sostenibilidad del planeta. Iberdrola forma parte de numerosos índices de sostenibilidad internacionales, entre ellos, Dow Jones Sustainability Index y FTSE 4Good, y es considerada una de las eléctricas más sostenibles del mundo.