NoticiaVolver

26/02/2019

Iberdrola acelera su crecimiento mundial con unas inversiones de 34.000 millones de euros hasta 2022

Ignacio Galán

Presidente de Iberdrola

Con este plan, damos un fuerte impulso a la irrenunciable transición energética hacia un modelo bajo en carbono. Incrementamos en 2.000 millones de euros nuestro esfuerzo inversor y cerraremos 2022 con un 40% más de capacidad

  • Apuesta por un modelo descarbonizado: un 86% del total se destinará a negocios regulados o con contratos a largo plazo. La compañía invertirá 16.000 millones de euros en Redes y 13.300 millones de euros en Renovables
  • Más de 10.000 nuevos megavatios ejecutados o en construcción a nivel mundial: de las instalaciones que el grupo tiene actualmente en desarrollo, cerca de un 65% -6.606 megavatios- son renovables
  • Más proyectos en eólica marina: refuerza su liderazgo global con una cartera de proyectos superior a los 10.000 megavatios eólicos marinos en Estados Unidos y Europa
  • Liderando la transición energética en España: invertirá 8.000 millones de euros en el periodo, un 40% más respecto al plan anterior, de los que 4.200 millones de euros se destinarán a renovables. El grupo prevé triplicar su potencia eólica y solar en el país con al menos 10.000 nuevos megavatios hasta 2030
  • Crecimiento futuro: el grupo dispondrá de más de 9.000 millones de euros de capital en curso al cierre de 2022, lo que garantiza el crecimiento a largo plazo
  • Los anteriores objetivos máximos de resultados a 2022 son ahora la parte baja del rango: el grupo espera obtener un beneficio neto de entre 3.700 y 3.900 millones de euros en 2022 -hasta un 30% superior al de 2018- y un Ebitda superior a 12.000 millones de euros
  • Incremento del dividendo: continuará aumentando la retribución al accionista en línea con los resultados, con mínimos anuales crecientes que llegarán a un suelo de 0,40 euros brutos por acción en 2022
  • Un balance sólido para nuevas oportunidades: espera cerrar 2022 con un ratio de flujo de caja sobre deuda neta superior al 24%, lo que le permitirá analizar nuevos proyectos de eólica terrestre y marina, transporte y distribución

Iberdrola acelerará su crecimiento mundial con unas inversiones que ascenderán a 34.000 millones de euros durante el periodo 2018-2022. Este impulso, que supone una revisión al alza respecto al planteamiento inicial, es posible gracias al avance en el cumplimiento de sus objetivos y a las nuevas oportunidades surgidas en los diferentes países donde el grupo desarrolla su actividad.

La actualización de las Perspectivas Estratégicas 2018-2022 presentada hoy en Londres se produce además después de que la compañía superase por primera vez los 3.000 millones de euros de beneficio neto anual -3.014 millones de euros en el ejercicio 2018- y en un contexto propicio para crecer orgánicamente en las principales áreas geográficas donde Iberdrola desarrolla su actividad: Europa Continental, con especial protagonismo de España, Reino Unido, Brasil, Estados Unidos y México.

Tal y como ha explicado el presidente del grupo, Ignacio Galán, “con este plan, damos un fuerte impulso a la irrenunciable transición energética hacia un modelo bajo en carbono. Incrementamos en 2.000 millones de euros nuestro esfuerzo inversor y cerraremos 2022 con casi un 40% más de capacidad”.

En concreto, de los 34.000 millones de euros de inversión, un 86% se destinará a actividades reguladas o con contratos a largo plazo, de acuerdo a la estrategia de la compañía de centrarse en negocios con retornos estables y predecibles. Así, un 47% del importe global -16.000 millones de euros- será invertido en Redes y un 39% -13.300 millones de euros- a Renovables. El negocio de Generación y Clientes recibirá un 11% del total -3.800 millones de euros-. Como consecuencia de ello, Iberdrola habrá incrementado su capacidad instalada en un 29% durante la ejecución de sus Perspectivas Estratégicas.

La compañía ya está avanzando actualmente en el desarrollo y construcción de 10.113 nuevos MW, de los que un 65,3% -6.606 MW- corresponde a proyectos renovables. Además, en 2023 mantendrá en curso 5.300 millones de euros en los negocios de Renovables y Generación, principalmente en los desarrollos eólicos marinos de Saint Brieuc (Francia), Vineyard Wind (Estados Unidos) y Baltic Eagle (Alemania) y en el complejo hidroeléctrico del Támega (Portugal).

La práctica totalidad de la inversión en Redes -un 98%- está ya asegurada gracias a la existencia de marcos regulatorios definidos en los distintos países. Como resultado, Iberdrola habrá incrementado en un 34% el valor de sus activos regulados para 2022, hasta situarlo en 38.900 millones de euros.

Teniendo en cuenta los tres negocios -Renovables, Generación y comercial y Redes- y la corporación Iberdrola contará con más de 9.000 millones de euros de capital en curso a finales de 2022, que contribuirán a la generación de resultados más allá de esa fecha.

En el área de Renovables, la compañía contará con 9.900 nuevos megavatios (MW) al cierre de 2022 con respecto al cierre de 2017. Además, Iberdrola alcanzará los 90 gigavatios hora (GWh) de capacidad de almacenamiento en 2022, lo que supone un incremento de 20 GWh respecto a los niveles actuales. El almacenamiento mediante centrales hidroeléctricas de bombeo es clave para posibilitar una mayor penetración de las energías limpias en el sistema eléctrico.

En lo referente al reparto por divisas, la compañía mantendrá un perfil muy diversificado: un 36% de las inversiones se realizará en dólares, un 29% en euros, un 17% en libras esterlinas y un 18% en reales brasileños.

 

Nuevas oportunidades: liderando la transición energética

En un entorno de demanda energética creciente, la transición energética requiere el desarrollo de un modelo energético limpio, fiable e inteligente, para lo que necesariamente debe impulsarse la electrificación de la economía. Gracias a la innovación y el progreso tecnológico, esta transición se podrá hacer con menores costes e irá acompañada de un empoderamiento del cliente cada vez mayor.

En este contexto, se abren nuevas oportunidades para Iberdrola. La compañía podrá desarrollar nuevos proyectos renovables en todos los países en los que está presente, además de poner en marcha nuevos activos de transporte y distribución en Estados Unidos, Brasil y Reino Unido.

En España, donde ha sido presentado recientemente el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030, Iberdrola reforzará su liderazgo renovable y liderará la transición energética del país. Iberdrola tendrá en operación 3.000 nuevos megavatios eólicos y solares para 2022 -un 51,9% más con respecto al cierre de 2018- y al menos 10.000 nuevos megavatios para 2030, con lo que la capacidad eólica y solar de Iberdrola en España se habrá casi triplicado. Actualmente, la empresa ya cuenta con más de 700 MW en construcción, 2.500 MW en desarrollo y una cartera superior a los 7.000 MW.

La cifra total de inversiones en España alcanzará en el periodo los 8.000 millones de euros, un 40% superiores a las previstas inicialmente en el plan. En concreto, los nuevos desarrollos renovables supondrán duplicar las inversiones de la compañía en este negocio en España, hasta alcanzar los 4.200 millones de euros en los años de ejecución de las Perspectivas. Para ello, será necesario consolidar un marco normativo a largo plazo, que aporte certidumbre y estabilidad a las inversiones.

También se han generado nuevas oportunidades para Iberdrola en el negocio eólico marino. La compañía cuenta con una cartera total de proyectos de más de 10.000 MW. Estos nuevos desarrollos se ubicarían en Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y Francia. Actualmente, la compañía ya tiene proyectos adjudicados que se unirían a la capacidad eólica marina ya instalada para alcanzar más de 2.000 MW en 2022 y cerca de 1.000 MW adicionales en los años siguientes.

 

Mejores resultados y dividendo, manteniendo la solidez financiera

Las nuevas inversiones previstas para el periodo 2018-2022 permiten a Iberdrola acelerar su crecimiento y mejorar sus previsiones de resultados para el final del periodo. Así, la compañía esperar cerrar 2022 con un beneficio neto de entre 3.700 y 3.900 millones de euros -lo que supone un incremento de hasta el 30% respecto a 2018- y un beneficio bruto de explotación (Ebitda) superior a los 12.000 millones de euros. De este modo, los objetivos máximos de crecimiento a 2022 iniciales se convierten ahora en la parte baja de los rangos objetivos actualizados.

Estos resultados permitirán a la compañía cumplir su compromiso de incrementar la retribución a sus accionistas en línea con la evolución de los resultados. Iberdrola fijará mínimos anuales crecientes que llegarán a un suelo de 0,40 euros brutos por acción en 2022.

La ejecución de las Perspectivas Estratégicas actualizadas hoy en Londres contempla, además, la mejora continua de los niveles de eficiencia y el impulso al plan de rotación de activos no estratégicos, cuyo valor ascenderá a 3.500 millones de euros en el periodo. Como consecuencia de todo ello, la empresa mantendrá su solidez financiera: el ratio entre flujo de caja operativo y deuda neta superará el 24% en 2022.

 

Sobre Iberdrola

Iberdrola es un líder energético global, el primer productor eólico y una de las mayores compañías eléctricas por capitalización bursátil del mundo. El grupo está presente en numerosos países y suministra energía a cerca de 100 millones de personas, principalmente en España, Reino Unido (ScottishPower), Estados Unidos (AVANGRID), Brasil (Neoenergia) y México. Con una plantilla de unas 34.000 personas y unos activos superiores a 113.000 millones de euros, obtuvo una facturación de 35.075,9 millones de euros y un beneficio neto de 3.014 millones de euros en 2018.

Iberdrola lidera la transición energética hacia un modelo sostenible a través de sus inversiones en energías renovables, redes inteligentes, almacenamiento de energía a gran escala y transformación digital para ofrecer los más avanzados productos y servicios a sus clientes. Gracias a su apuesta por las energías limpias, es una de las compañías con menores emisiones y un referente internacional por su contribución a la lucha contra el cambio climático y a la sostenibilidad.

Acceso a información legal