Noticia Volver

10/02/2023

Consolidamos nuestra potencia instalada como una de la más limpias del mundo al rozar los 40.000 MW ‘verdes’

  • El grupo cuenta con una capacidad libre de emisiones del 80%, lo que contribuye a reducir la dependencia de los combustibles fósiles en el mundo
  • El mayor crecimiento ha sido en fotovoltaica con más de 1.200 MW, seguido de eólica terrestre, que se sitúa por primera vez por encima de los 20.000 MW
     

Iberdrola sigue avanzando en su compromiso por reducir la dependencia de los combustibles fósiles y acelerar el despliegue de energías renovables en todo el mundo. La compañía ha cerrado 2022 con casi 40.000 MW verdes -en concreto 39.963 MW-, lo que supone un incremento del 5,1 % respecto al mismo periodo del año anterior, según ha comunicado hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). De esta forma, se consolida como una de las eléctricas con la capacidad instalada más limpia del mundo, con el 80 % libre de emisiones.

Por tecnologías, la primera energía es la eólica terrestre, que supera por primera vez en su historia los 20.000 MW tras instalar 750 MW en 2022. Entre los proyectos del pasado año destaca el parque eólico terrestre Oitis en Brasil. Este proyecto, compuesto por 12 parques, contará con una capacidad instalada total de 566,5 MW, lo que lo convierte en el mayor proyecto eólico terrestre de la compañía en Latinoamérica y el segundo en el mundo. Además, ha comenzado a operar comercialmente su primer complejo de parques solares en Brasil, Luzia, que tiene una capacidad de 149 megavatios.

También es destacable el desarrollo de la fotovoltaica, que ya alcanza los 4.264 MW, tras la instalación de 1.204 MW. Este fuerte impulso se debe a la incorporación principalmente de la planta fotovoltaica Francisco Pizarro con 553 MW -en Cáceres (Extremadura)-, que suministra energía limpia a 334.400 hogares al año-. A escala internacional, es destacable el desarrollo de la planta fotovoltaica de Lund Hill de 193 MW, el mayor proyecto solar del estado de Washington y el parque eólico Golden Hills, de 200 megavatios (MW), en el condado de Sherman, Oregón.

De toda la cartera renovable de la compañía, España representa casi el 50 %, ya que tiene casi 19.800 MW ‘verdes’ instalados, contribuye a situar el país como una de las potencias más importantes de Europa. Por su parte, Estados Unidos cuenta con 8.702 MW verdes, mayoritariamente eólicos, Brasil alcanza los 4.568 MW y Reino Unido supera los 3.000 MW. El resto de los países agrupan 3.890 MW verdes. 

Más producción de energía limpia

La producción de energía renovable se situó en los 74.525 GWh en 2022, gracias a la nueva capacidad instalada y al positivo comportamiento de la energía eólica terrestre, que compensó la escasez de lluvia. De hecho, la producción eólica terrestre aumentó un 9,3 %, hasta los 45.195 GWh. También es destacable la aportación fotovoltaica que roza los 4.000 GWh en 2022, gracias a la puesta en marcha de nuevas plantas.

La producción renovable de Iberdrola en el periodo ha contribuido a evitar el consumo de unos 13.000 millones de metros cúbicos de gas natural, la cantidad que se hubiera necesitado para generar esa electricidad a través de esta fuente de energía fósil.

Gracias al despliegue renovable del último año, Iberdrola continúa con su compromiso de reducir sus emisiones contaminantes. A cierre de 2022, un 80 % de la capacidad instalada por la compañía es libre de emisiones.

Compromiso con la autonomía energética 

En este compromiso por seguir contribuyendo a la autosuficiencia y la descarbonización en los países en los que está presentes, la compañía aseguró en su Capital Markets Day que alcanzará los 52.000 MW renovables en 2025. Para ello, instalará 12.100 MW verdes nuevos para 2025 -3.100 MW eólica terrestre, 6.300 MW fotovoltaica, 1.800 MW offshore, 700 MW de baterías y 200 MW de hidráulica-. El grupo ya cuenta con un 50 % de la nueva capacidad asegurada y en torno a un 95 % de la producción estará contratada para 2025.

Para 2030 las perspectivas presentadas en el Capital Markets Day anticipan una capacidad de generación ‘verde’ de 80.000 MW, con una cartera total de 100.000 MW. 

Para alcanzar las cifras mencionadas, la compañía se ha comprometido a invertir 17.000 millones de euros entre 2023-2025, en proyectos de alta calidad y con la mejor relación riesgo/retorno. De esta cuantía, un 46% se centrará en la eólica marina de Francia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos. En el resto de las tecnologías, la eólica terrestre acaparará el 25 % de la inversión, la fotovoltaica un 24 %, la hidráulica un 2 % y las baterías un 3 %.