NoticiaVolver

27/11/2019

La compañía suma más de 1.800 MW fotovoltaicos en construcción y tramitación en la región, centro de su estrategia renovable en España

Iberdrola realiza compras a proveedores por 227 millones de euros para Núñez de Balboa

  • Treinta empresas han colaborado en su construcción, el suministro de módulos fotovoltaicos, la estructura fija, los inversores, los trafos y la ingeniería y obra civil de la subestación y líneas eléctricas
  • Su ejecución ha priorizado la contratación de trabajadores locales -hasta un 70% de los 1.200 registrados en momentos pico- para la obra civil, las pruebas de hincado, topografía, transporte y trabajos forestales

La construcción del proyecto fotovoltaico Núñez de Balboa, que Iberdrola desarrolla en Extremadura, se ha convertido en un elemento dinamizador del tejido industrial y del empleo local, con compras a una treintena de proveedores por valor de 227 millones de euros.

Asimismo, las exigencias contractuales en su construcción han contribuido a reforzar el carácter local del proyecto, priorizando la contratación de trabajadores extremeños.

Las empresas proveedoras de productos y servicios que están colaborado en su ejecución, han participado en su construcción, el suministro de módulos fotovoltaicos, la estructura fija, los inversores, los trafos y la ingeniería y obra civil de la subestación y líneas eléctricas.

En Núñez de Balboa se ha priorizado la contratación de trabajadores extremeños -hasta un 70% de los 1.200 registrados en momentos pico- de un total de 25 empresas que han participado en la ejecución de la obra civil, la fabricación de hormigón, las pruebas de hincado, labores de topografía y oficina técnica, el transporte y trabajos forestales.

El proyecto Núñez de Balboa es la planta fotovoltaica más grande en Europa en construcción (500 MW) y está previsto el inicio de su operación en el primer trimestre de 2020. En la actualidad, la totalidad de la estructura está hincada en el terreno y se encuentran montados más del 90% de los 1.430.000 paneles fotovoltaicos que la integran.

La iniciativa ha sido promovida con la colaboración de Ecoenergías del Guadiana, en la modalidad de codesarrollo conjunto, con pleno respeto medioambiental y de ordenación del territorio.

La planta generará energía limpia suficiente para abastecer las necesidades de 250.000 personas, cifra superior a la población de las ciudades de Cáceres y Badajoz, y evitará la emisión a la atmósfera de 215.000 toneladas de CO2 al año, reforzando el compromiso de Iberdrola con la protección del entorno y la mitigación del calentamiento global.


Más de 1.800 MW renovables en construcción y tramitación

En Extremadura, Iberdrola construye la planta Núñez de Balboa y mantiene en tramitación, las fotovoltaicas de Francisco Pizarro (590 MW), ubicado en Torrecillas de la Tiesa; Ceclavín (328 MW), en Alcántara; y Arenales (150 MW), en Cáceres, además de Campo Arañuelo I, II y III (150 MW), en la comarca de Almaraz; y dos plantas en Cedillo (100 MW).

La compañía eleva así a más de 1.800 los MW fotovoltaicos en construcción o tramitación en la región, convirtiendo a Extremadura en el centro de su estrategia renovable en España.

Iberdrola prevé que Campo Arañuelo (Arañuelo I, II y III de 150 MW) será el próximo proyecto fotovoltaico que inicie su construcción, que incluye, además, un sistema de almacenamiento de energía, mediante el uso de una innovadora batería.  


Plan de relanzamiento de energías limpias en España 

El plan de inversión de Iberdrola en energías renovables en España prevé la instalación de 3.000 MW nuevos hasta 2022. Hasta 2030, las previsiones de la compañía apuntan a la instalación de 10.000 nuevos MW. Estas actuaciones permitirán la creación de empleo para 20.000 personas.

En España, Iberdrola es líder en energía renovables, con una capacidad instalada de 15.828 MW; un volumen que en el mundo se eleva a más de 30.300 MW y convierte a su parque de generación en uno de los más limpios del sector energético.

La apuesta de Iberdrola por un modelo económico descarbonizado le ha llevado a comprometer inversiones de 34.000 millones de euros en el mundo hasta 2022, en energías renovables, redes de distribución eléctrica robustas e inteligentes y tecnologías de almacenamiento, después de haber destinado 100.000 millones desde 2001.

Acceso a información legal