NoticiaVolver

27/02/2020

En el marco del compromiso de la compañía con la puesta en valor del patrimonio histórico-artístico de los territorios en los que está presente

Iberdrola renueva la iluminación ornamental exterior de la Basílica talaverana de Nuestra Señora del Prado

  • El acto ha contado con la presencia del presidente del grupo, Ignacio Galán; el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; y la alcaldesa de Talavera de la Reina, Tita García
  • Con esta actuación, que forma parte del Programa de Iluminaciones de Iberdrola, se mejora la imagen nocturna del santuario poniendo en valor su arquitectura y los elementos artísticos de sus fachadas

Iberdrola, a través de su Programa de Iluminaciones, ha renovado y modernizado la iluminación ornamental exterior de la Basílica de Nuestra Señora del Prado, en Talavera de la Reina. El acto de presentación de dicha actuación ha contado con la presencia del presidente del grupo, Ignacio Galán; el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; y la alcaldesa de Talavera de la Reina, Tita García.

Durante su intervención, Ignacio Galán ha destacado que “Castilla-La Mancha constituye una verdadera joya histórica para el conjunto de España” y ha señalado la importancia de la Basílica en el patrimonio artístico y cultural de Talavera y de la comunidad. “Inauguramos hoy la iluminación de un edificio que es emblema y orgullo de todos los talaveranos. Sin duda, estamos ante uno de los símbolos de Castilla-La Mancha: por su famosa colección de azulejos, por su grandiosa cúpula y por sus admirables jardines que son, además, Bien de Interés Cultural desde 1993”.

Además, ha puesto en valor la acción social del Programa de Iluminaciones de Iberdrola, “que lleva décadas salvaguardando y potenciando el valioso patrimonio artístico de nuestro país”.

En esta actuación se han utilizado luminarias con la tecnología led más avanzada y repartidas en 45 focos, capaces de alumbrar una superficie de más de 2.000 m2. Con su nueva iluminación, la Basílica alcanza una eficiencia energética del 60%, evitando así la emisión de 1,6 toneladas de CO2 a la atmósfera al año.

Gracias a la labor de sus expertos, Iberdrola ha logrado poner en valor y realzar la silueta nocturna del templo, potenciando el conjunto arquitectónico de una construcción en la que se combinan los estilos renacentista y barroco y que fue designada Bien de Interés Cultural en 1993 en la categoría de Monumento.

La renovación del alumbrado de la Basílica de Nuestra Señora del Prado es una muestra más del compromiso de la compañía con Castilla-La Mancha y de su propósito permanente de promover la cultura y la protección y conservación del patrimonio histórico-artístico de la región.


Iberdrola, comprometida con su dividendo social

Como parte de su dividendo social, Iberdrola materializa su compromiso con la cultura a través de una importante labor de mecenazgo, del apoyo a nuevas formas de expresión artística y de la colaboración en la restauración del legado cultural. Dentro de esta última área, se encuentra su programa de iluminaciones de edificios singulares, una de sus iniciativas más destacadas en la conservación del patrimonio histórico-artístico.

Este proyecto se suma a otros que la compañía ha llevado a cabo en Castilla-La Mancha en los últimos años, entre los que destacan las iluminaciones del Monasterio de Uclés, la antigua Mezquita del Cristo de la Luz, la sinagoga Santa María la Blanca, la Torre de la Iglesia de Santo Tomé, la iglesia de San Antonio Abad o el proyecto de iluminación de la Ribera del río Tajo a su paso por Toledo.

Acceso a información legal