NoticiaVolver

14/09/2019

Es el selectivo de referencia para los inversores interesados en compañías comprometidas con el desarrollo sostenible

Iberdrola, única ‘utility’ europea incluida en las 20 ediciones del índice Dow Jones de Sostenibilidad

  • El grupo repite tanto a nivel mundial (DJSI World) como europeo (DJSI Europe), indicadores que se han revalorizado un 95,7% y un 134,14% desde 2001, respectivamente
  • La inclusión de la compañía pone de manifiesto, un año más, su fuerte compromiso con los más altos estándares medioambientales, sociales y de gobierno corporativo

Iberdrola ha sido incluida de nuevo en el índice Dow Jones de Sostenibilidad (DJSI, por sus siglas en inglés), lo que la convierte en la única utility europea que ha estado presente en el selectivo durante sus 20 ediciones. Así lo refleja la actualización anual publicada por S&P Dow Jones Indices y RobecoSAM, responsables de su elaboración.

Iberdrola ha sido incluida, además, tanto en el índice mundial -DJSI World- como en el europeo -DJSI Europe-. De este modo, se pone de manifiesto el firme compromiso del grupo con los más altos estándares medioambientales, sociales y de gobierno corporativo, puesto que, de un universo inicial de unas 10.000 empresas, solo es seleccionado finalmente un 10% de las cotizadas con mejores puntuaciones de sostenibilidad. 

La evolución de estos índices demuestra, además, cómo se ha ido incrementando el interés de los inversores en las compañías más sostenibles en los últimos años: desde 2001, el DJSI World se ha revalorizado un 95,71% y el DJSI Europe lo ha hecho un 134,14%. La acción de Iberdrola, por su parte, ha incrementado su valor en un 146,05%[1].

Esta evolución refleja el éxito de un modelo basado en un desarrollo sostenible, que ha llevado a Iberdrola a ser líder mundial en generación renovable, con más de 30.300 megavatios (MW) instalados al cierre del primer semestre, y una referencia en sostenibilidad y lucha contra el cambio climático.



Iberdrola, comprometida con los ODS

Iberdrola tiene plenamente incorporados a su estrategia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, aprobados en septiembre de 2015.

En línea con su actividad, Iberdrola enfoca su esfuerzo en el suministro de energía asequible y no contaminante (objetivo 7) y en la acción por el clima (objetivo 13). Además, el grupo contribuye directamente a asegurar agua limpia y saneamiento (objetivo 6), ha aumentado su inversión en actividades de I+D+i hasta los 270 millones de euros en 2018 (objetivo 9), promueve el respeto hacia la vida de los ecosistemas terrestres (objetivo 15) y trabaja por establecer alianzas para lograr los objetivos (objetivo 17).

En línea con este compromiso, Iberdrola seguirá reforzando su liderazgo en energías limpias y luchando contra el cambio climático, con inversiones anuales de 8.000 millones de euros hasta 2022, de los que un 90% se destinará a renovables y redes.

Como líder en financiación sostenible, Iberdrola cerró con éxito el pasado mes de marzo la firma de un nuevo crédito sindicado multidivisa por importe de 1.500 millones de euros y ligado a criterios de sostenibilidad, dentro de la actual estrategia de financiación del grupo. En concreto, se trata de la primera operación de financiación vinculada ODS 7 de la Agenda 2030.

Este crédito cuenta con condiciones muy ventajosas ligadas al cumplimiento de dos indicadores de sostenibilidad validados por la agencia independiente Vigeo Eiris.

El primero de ellos tiene carácter social y está relacionado con el ODS 7.1, que busca garantizar el acceso universal a servicios energéticos asequibles, fiables y modernos. De este modo, el crédito se convierte en el primero de la compañía vinculado a criterios de universalización de acceso a la energía. Esta operación está alineada, por tanto, con el programa Electricidad para todos, con el que Iberdrola se ha fijado como objetivo para 2030 llevar el suministro eléctrico a 16 millones de personas que hoy carecen de él en países emergentes o en vías de desarrollo.

El segundo indicador es de carácter ambiental y está ligado a la instalación de nueva potencia renovable, en línea con el punto 7.2 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas: aumentar considerablemente la proporción de energía renovable en el conjunto de fuentes energéticas.



[1] Datos al cierre del 10 de septiembre de 2019.

Acceso a información legal