NoticiaVolver

25/08/2017

Con esta operación se crea un líder eléctrico en Brasil y Latinoamérica

Neoenergia incorpora Elektro Holding tras la aprobación de las Juntas de Accionistas de ambas compañías

  • Se ha completado así una operación histórica para el Grupo Iberdrola, tras recibir también el visto bueno del CADE (Conselho Administrativo de Defesa Econômica), Aneel (Agência Nacional de Energia Elétrica) y el Bndes (Banco Nacional de Desenvolvimento Econômico e Social), en un plazo muy inferior al habitual en este tipo de transacciones
  • La nueva compañía está participada por Iberdrola[1], Caixa de Previdência dos Funcionários do Banco de Brasil (Previ) y BB Banco de Investimentos (Banco de Brasil), que cuentan con el 52,45%, 38,21% y 9,35% del capital, respectivamente

    Aspectos relevantes
     
  • El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha reiterado “el compromiso de Iberdrola con Brasil, la primera economía de Latinoamérica”, un país en donde la empresa lleva operando desde hace ya 20 años y en el que ha invertido más de 52.500 millones de reales
  • La nueva empresa dará servicio a un territorio con una población superior a los 34 millones de personas y contará con 13,4 millones de puntos de suministro
  • El área de concesión de la compañía ocupará una superficie de 836.000 kilómetros cuadrados y su red de distribución se extenderá a lo largo de 585.000 kilómetros
  • Cuenta con una base de activos regulados de, aproximadamente, 14.000 millones de reales (3.657 millones de euros)
  • La cifra agregada de ingresos de las empresas integradas durante el ejercicio 2016 ronda los 30.000 millones de reales (7.935 millones de euros), con un Ebitda de alrededor de 3.600 millones de reales (934 millones de euros)

El Grupo Iberdrola ha completado una de las operaciones corporativas más importantes de su historia con la incorporación en Brasil de todos los negocios de la empresa Elektro Holding en Neoenergia, que ya ha recibido el visto bueno de las Juntas Generales de ambas compañías.

Previamente ya se habían obtenido, en un plazo muy inferior al habitual en este tipo de transacciones, las tres aprobaciones necesarias de las autoridades brasileñas: del CADE (Conselho Administrativo de Defesa Econômica), Aneel (Agência Nacional de Energia Elétrica) y el Bndes (Banco Nacional de Desenvolvimento Econômico e Social).

Cabe recordar que los accionistas de Neoenergia habían alcanzado, a primeros del pasado mes de junio, un acuerdo por el que la compañía incorporaría la actividad y los negocios de Elektro, filial brasileña de Iberdrola[2].

Tras la culminación de esta operación, el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha reiterado “el compromiso de Iberdrola con Brasil, la primera economía de Latinoamérica”, un país en donde la empresa lleva operando desde hace ya 20 años. Además, ha destacado que “la compañía confía plenamente en el futuro de Brasil” y que “buena prueba de ello” son sus planes de crecimiento a medio y largo plazo allí.

“En todos estos años Iberdrola ha invertido más de 52.500 millones de reales (13.600 millones de euros)”, ha subrayado Galán, a lo que ha añadido: “En estos momentos estamos ejecutando obras e inversiones en los sectores de redes, generación regulada y energías renovables, y continuaremos invirtiendo en Brasil. Tan solo el año pasado Iberdrola adjudicó contratos de suministro de bienes y servicios por valor de 5.000 millones de reales (1.270 millones de euros) a más de 8.000 proveedores brasileños”.

La sociedad resultante -que aglutina los activos de distribución, transporte, generación y comercialización de electricidad de Neoenergia y Elektro- cuenta con el siguiente reparto accionarial: un 52,45% está controlado por Iberdrola; un 38,21% corresponde a Previ y un 9,35% a Banco de Brasil. El acuerdo alcanzado entre los socios incluye el compromiso de Iberdrola de sacar a bolsa la compañía.

 

Estructura de la operación

La transacción se realiza bajo la fórmula conocida como incorporação: Neoenergia ejecutará una ampliación de capital que será suscrita en su totalidad por Iberdrola. El aumento de la participación de la compañía con sede en Bilbao en dicha sociedad tendrá como contraprestación los activos de Elektro.

Los propietarios de Neoenergia han suscrito un nuevo pacto de accionistas que fija, entre otros, los siguientes aspectos: la aprobación de determinadas materias reservadas por mayorías reforzadas; la existencia de limitaciones para transmisión de acciones de la sociedad; el derecho de Iberdrola de nombrar a la mayoría de los miembros del Consejo de Administración de la empresa resultante y la obligación, por parte de la compañía española, de canalizar todas sus inversiones en Brasil a través de esta nueva sociedad.

 

Primera compañía eléctrica de Brasil

Esta operación da lugar a la mayor compañía eléctrica de Brasil y a un líder en Latinoamérica por número de clientes, con 13,4 millones, a los que en 2016 se distribuyó 54.000 GWh. Prestará servicio en un territorio con una población superior a los 34 millones de personas, frente a los 18 millones de población del área de influencia de Iberdrola en España.

Su área de concesión -13 estados- comprende 836.000 kilómetros cuadrados, frente a los 190.000 kilómetros cuadrados de Iberdrola en España, mientras que su red de distribución se extiende a lo largo de 585.000 kilómetros -268.000 kilómetros en el caso de España-.

La empresa resultante, fundamentalmente regulada, también está presente en el negocio de generación eólica -su filial Força Eólica do Brasil se dedica al desarrollo y operación de parques eólicos en el país- e hidráulica, con una capacidad atribuible de 2.080 megavatios (MW) operativos y 1.460 MW en desarrollo, así como en el negocio de generación termoeléctrica, con 530 MW operativos.

La nueva Neoenergia cuenta con una base de activos regulados de, aproximadamente, 14.000 millones de reales (3.657 millones de euros).

Si se agregan las cifras correspondientes al ejercicio 2016 de Elektro y Neoenergia, la compañía habría generado unos ingresos de alrededor de 30.000 millones de reales (7.935 millones de euros). El beneficio bruto de explotación (Ebitda) habría sido de, aproximadamente, unos 3.600 millones de reales (934 millones de euros).

Acceso a información legal